Seleccionar página

San Valentín, fecha para hablar de la gestión del romance en la oficina.

por | 13 Feb, 2020

agsdi-book

El año pasado, el periódico El Universal afirmó que el 57% de los trabajadores a nivel mundial habían tenido algún romance con algún compañero del trabajo.

El romance en el trabajo debe ser una preocupación para RH

Una encuesta recientemente presentada por la SHRM afirma que de las personas que han sostenido un romance el trabajo:

  • Con un compañero 76% 76%
  • Con un superior 27% 27%
  • Con un subordinado 21% 21%

La tarea debe ser disminuir los negativos en el lugar de trabajo:

  1. Acusaciones de favoritismo cuando la relación va bien o acusaciones de acoso y represalias si las cosas se descomponen o los sentimientos no son recíprocos.
  2. El mayor riesgo de reclamos de acoso sexual, reclamos de ambiente laboral hostil, reclamos por conflicto de intereses.

¿Qué debe hacer RH?

E

No prohibir los romances entre compañeros

Resulta algo cansado, así como es el primer paso para quebrar la confianza de RH con los colaboradores.

E

Censar las relaciones evidentes

Hay que tener conocimiento cuando existe una relación, sobre todo por si existe algún tipo de problema, confortamiento, y/o violencia.

E

Reflexionar sobre la cultura del centro de trabajo

Hacer partícipes a toda la fuerza de trabajo, empezando por los líderes.

E

Ajustar el enfoque de su política

Que sea actual, realista y equilibrado de manera que proteja a los empleados y los deje libres de tener un romance responsable.

E

Implementar una política que prohíba el acoso sexual y la discriminación

Más allá de la reacción lo más importante es la implementación de manera justa y equitativa.

Retos para RH ante los romances en el lugar de trabajo

 

Tener las políticas correctas en su lugar no evitará que ocurran romances en la oficina, pero los empleados podrían ser reacios a entablar tales relaciones si hacerlo pone en riesgo sus trabajos.

Algunas políticas sí prohíben expresamente las relaciones entre gerentes y subordinados, ya que tales romances pueden conducir a una dinámica de poder poco saludable, incluso si la relación es consensuada.

Las empresas están, y deberían estar, preocupadas por los reclamos de acoso. En caso de que la relación afecte es posible que deba reubicar a una de las partes para que ya no trabajen juntas.

Deja tu comentario

Newsletter

RRHH Home Talks

Pin It on Pinterest

Comparte

En tus redes sociales