Legislación el teletrabajo se define como:

  • “un arreglo de trabajo flexible bajo el cual un empleado desempeña sus deberes y responsabilidades y otras actividades, desde un lugar de trabajo aprobado diferente al de la oficina” (Public Law 111-292-Dec.9, 2010).
  • Establece un tiempo límite a las agencias de gobierno para hacer una lista de trabajadores elegibles para el teletrabajo y para la respectiva notificación. Señalan algunos casos en los que el trabajador no puede teletrabajar como cuestiones de indisciplina por ausencia, ética (revisar pornografía, por ejemplo), entre otros.

Cuestiones de contratos y términos individuales en cuestiones de teletrabajo y si esta modalidad, es voluntaria, es acordada entre el patrón y el trabajador, si es obligatoria o si se daría solo por cuestiones de una contingencia o emergencia.

En cuanto a la capacitación y monitoreo se establece que la Agencia encargada de Teletrabajo debe asegurarse de que exista un programa de teletrabajo, y que todos los gerentes deben realizarlo.

  • Señala que los teletrabajadores y no teletrabajadores deben tener el mismo trato en cuanto: desarrollo y superación en el empleo, entrenamiento, revisiones, promociones, retención, entre otros; requerimientos laborales u otros actos que involucren decisiones administrativas discrecionales.

Respecto de políticas y apoyo se indica que existirá una Oficina de Administración de Personal a la que debe recurrirse para guía y consultas respecto de políticas de teletrabajo.

  • Asimismo, la cabeza del ejecutivo en cuestiones de teletrabajo es la Oficina de Teletrabajo que establecerá el jefe de dicha oficina y a su vez, el jefe de capital humano.

Señalan deberes y obligaciones.

  • Es decir, la legislación en comento es aplicable para el gobierno federal de los Estados Unidos, lo que indica un avance en cuanto al teletrabajo en sector público.
  • Por otro lado, cabe destacar que, durante la pandemia Covid-19 y con el propósito de “aplanar la curva” se instó al sector privado a fomentar o instaurar el teletrabajo en la medida de lo posible.
  • En ese sentido, algunos profesionales del derecho han mencionado los elementos que deben considerase en esta modalidad laboral.
  • En ese sentido, es importante considerar algunos elementos como los reembolsos de gastos y equipo por teletrabajar. Por ejemplo, estados como Illinois, New Hampshire, Massachusetts, Pensilvania, Washington, DC y otros tienen leyes de reembolso de gastos (Debevoise y Plimpton, 2020).

Argentina De acuerdo con el gobierno argentino el teletrabajo es:

Modalidad laboral en la cual el trabajador desempeña su actividad sin la necesidad de presentarse físicamente en la empresa o lugar de trabajo específico.

Esta modalidad trae beneficios tanto al empleador como al trabajador, y a la sociedad a largo plazo, cuidando el medio ambiente.

  • Se realiza mediante la utilización de las tecnologías de la información y comunicación (TIC), y puede ser efectuado en el domicilio del trabajador o en otros lugares o establecimientos ajenos al domicilio del empleador” (Gobierno Argentina, s/f).

Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de Argentina (Ministerio de Trabajo) recomiendan:

  • “Firmar un acuerdo entre las partes, empleador y trabajador, mediante un contrato individual en el que se expresen” distintos elementos como la voluntad del trabajador de realizar remotamente sus tareas, el tiempo y horario que dedicará a sus labores, las cuestiones de equipos y compensación de gastos, formas de monitoreo del trabajo, plazos para solicitar modificar esa forma de trabajar, y derecho a la desconexión en cuestiones de descanso, permisos y vacaciones.
  • Ministerio de Trabajo señala las ventajas del teletrabajo como la reducción de emisión de gases de efecto invernadero, reducción de consumo energético y de combustibles fósiles, disminución de irradiación de calor al ambiente, mejor ordenamiento vehicular, mejora de rendimiento tiempo/hombre, menos consumo de productos, disminución de plásticos, papel, entre otros (Gobierno Argentina, s/f, b).
  •  Ahora bien, de acuerdo con la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL, 2017), aplicada “en doce centros urbanos a empresas privadas formales a partir de 5 y 10 trabajadores pertenecientes a todas las ramas de actividad, exceptuando el sector de actividades primarias (agropecuario y minas y canteras)”3 hay un total de 267,826 teletrabajadores, en comparación con 3 millones 432 mil 791 trabajadores; por tanto, de 100%, solo un 7.8% teletrabajan. Las 267 mil 826 personas que teletrabajaban lo hacían en 1946 empresas “que representan solamente el 3% del total de empresas de los aglomerados incluidos en la muestra”.
  • Estos datos son de 2017, por lo que lo anterior indica que el teletrabajo es incipiente en Argentina (Ministerio de Producción y Trabajo, Argentina, 2019). Cabe señalar que la propia EIL, recuperada por el libro sobre “Teletrabajo Decente en Argentina” (Ministerio de Producción y Trabajo, Argentina, 2019) demostró que hay más teletrabajadores hombres que mujeres, es decir, de 100% de teletrabajadores, 70.4% eran hombres y 29.6% mujeres.
  • Además de la población de teletrabajo, 97.4% se ubicaba en un rango de edad de 26 a 35 años, y en otros grupos de edad se dividía el resto del porcentaje (0.3% de 18 a 25 años, 1.8% de 36 a 45 años, 0.4% de 46 a 55 años, 0.1% más de 55 años).
  • Cabe explicar que, en el rango de teletrabajo, también se incluyeron a aquellos que trabajaron fuera de la oficina al menos uno o medio día a la semana. Las ventajas del teletrabajo han sido: el bienestar del trabajador, es decir, la conciliación de vida familiar y laboral, mayor tiempo libre, mayor productividad, mejora en proceso de prestación de servicio, ahorro de espacio físico, ahorro de dinero para la empresa, mayor integración de personas con discapacidad, cuidado del medio ambiente, ahorro energético (Ministerio de Producción y Trabajo, Argentina, 2019).
  • 3 Considerándose teletrabajadores a “la persona en la empresa que en los últimos 12 meses haya trabajado en lugar ajeno al domi- El teletrabajo, un estudio comparado Cuaderno de investigación No. 70 20 Por último, es importante mencionar que la Secretaría de Gobierno de Trabajo y Empleo ha aportado algunas acciones para el desarrollo del teletrabajo en Argentina como:
  • “Promover normativa ad hoc para esta modalidad, capacitar a mandos medios en posibles actividades a desarrollar mediante teletrabajo, capacitar al teletrabajador en aspectos básicos del teletrabajo, certificar las condiciones y medioambiente de trabajo de los teletrabajadores, certificar competencias laborales de los teletrabajadores, entre otros” (Ministerio de Producción y Trabajo, Argentina, 2019). 2.4.1.
  • Marco jurídico de teletrabajo Argentina De acuerdo con el propio Ministerio de Trabajo, actualmente no se cuenta con instrumento jurídico específico para el teletrabajo. Sino que se tienen leyes que pueden aplicar a dicha modalidad laboral como Ley de Contrato de Trabajo (LCT Ley 20.744 del año 1976) y la Ley No. 25.800 que ratifica el Convenio No. 177 sobre trabajo a domicilio de la OIT y que “promueve la igualdad de condición de este tipo de trabajadores con respecto a los presenciales” (Gobierno Argentina, s/f, c).
  • Ahora bien, la Ley del Contrato de Trabajo se aplica a las relaciones de trabajo o a los contratos de trabajo. Por tanto, aplica también para los teletrabajadores. Además de dicha legislación, también aplicarían leyes y estatutos profesionales, conveniencias colectivas o laudos con fuerza de tales, por voluntad de partes, por usos y costumbres.
  • La mencionada Ley establece el concepto de trabajo, empresa, empresario, establecimiento, cuestiones sobre condiciones de trabajo, principio de norma más favorable para el trabajador, conservación del contrato, los principios de interpretación, la irrenunciabilidad, usos y costumbres, convenciones colectivas, prohibición de discriminación, tiempo de servicio, contrato de trabajo en general, sujetos del contrato de trabajo, requisitos esenciales y formales del contrato, objeto y formación del contrato, derechos y deberes de las partes, modalidades del contrato de trabajo, de la remuneración, de vacaciones y licencias, de días feriados, de trabajos de mujeres, de trabajo de menores, de duración del trabajo y descanso semanal, de suspensión de efectos del contrato de trabajo, de la extinción del contrato, de la prescripción y caducidad, entre otros.
  • Por su parte, la Ley 25.800 establece lo relacionado a trabajo a domicilio y se refiere a la adopción del Convenio sobre el Trabajo a Domicilio de la OIT, en donde se señalan conceptos de trabajo a domicilio y características, política nacional al respecto, cuestiones de igualdad de trato entre trabajadores (independientemente de la modalidad en la que se encuentren), cuestiones de ratificación del Convenio por parte de países miembros, entre otros.
  • Además, existe la Resolución 21/2020 de Superintendencia de Riesgos del Trabajo, en donde se “establece que los empleadores que habiliten a sus trabajadores a realizar su prestación laboral desde su domicilio particular en el marco de la emergencia sanitaria dispuesta por el Decreto No. 260 de fecha 12 de marzo de 2020 deberán denunciar a la aseguradora de riesgos de trabajo (ART) a la que estuvieran afiliados” (InfoLEG, 2020). Es decir que, a pesar de no tener una legislación donde se establezca de manera literal la figura del teletrabajo, lo que sí es cierto es que se emitieron resoluciones relacionadas con aquella modalidad laboral en tiempos de emergencia sanitaria ocasionada por Covid19.
  • 21 El teletrabajo, un estudio comparado Cuaderno de investigación No. 70 Chile El teletrabajo en el Estado de Chile se ha entendido como “forma flexible de organización del trabajo que consiste en el desempeño de este fuera de su espacio habitual, durante una parte importante de su horario laboral, pudiendo realizarse a tiempo parcial o completo. Engloba una amplia gama de actividades y requiere el uso frecuente de TICpara el contacto entre el trabajador y la institución. Pudiendo ser realizado por cualquier persona, independiente de su género, edad y condición física” (Salazar, 2007, citado por Soto, et al., 2018).
  • En cuestión de teletrabajo en el sector público en Chile, han existido experiencias piloto: consejo para la Transparencia y en el Instituto Nacional de Propiedad Industrial. El primero comenzó con unas tres decenas de funcionarios en dicha modalidad de teletrabajo, tres días a la semana, en 2017, y aumentó al doble de servidores públicos teletrabajando al año siguiente. Por su parte, el Instituto Nacional de Propiedad Industrial, comenzó el teletrabajo en 2016 con 17 profesionales, 4 días a la semana (Soto, et al., 2018). Ahora bien, en el estudio realizado por el Centro de Sistemas Públicos, Ingeniería Industrial de la Universidad de Chile (Soto, et al., 2018) sobre las experiencias nacionales en sector público de teletrabajo en aquel país, realizado con metodología cualitativa, se obtuvieron los siguientes resultados: no hay evidencia que indique disminución de productividad, el teletrabajo contribuyó a la conciliación entre vida personal y laboral, ya que se ahorran tiempos de trasladado; sin embargo, puede significar una sobrecarga de trabajo doméstico o laboral.
  • Asimismo, también se concluyó que hubo ciertas condiciones institucionales previas para poder implementar el teletrabajo como definición de funciones, métricas de evaluación, compromiso institucional, desarrollo de habilidades de las TIC, entre otros.
  • Por último, se descubrió que los teletrabajadores, en su mayor parte, son mujeres con niños, porque permite equilibrar mejor vida laboral y familiar (Soto, et al., 2018). Por su parte, González y Mardones (2020) señalan que el teletrabajo se intensificó en Chile derivado de la pandemia provocada por el Coronavirus. Los autores citan la encuesta realizada por la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), la cual se aplicó en “468 lugares de trabajo” (González y Mardones, 2020), y reveló determinados datos: “…un 95% de las empresas chilenas ha adoptado este sistema para alguna parte de sus trabajadores y el 48% para el total de la empresa. La pandemia del Covid-19 ha aportado lo suyo en este proceso debido a que el 81,3% de las empresas consultadas decidió implementar estas medidas solo por la contingencia sanitaria…” (González y Mardones, 2020). González y Mardones (2020) indican que esta modalidad laboral a distancia se quedará en varias empresas de aquel país y que, por ello, existen desafíos que deben considerarse para toma de decisiones de política pública en distintos ámbitos:
  • a) cuestiones de mujeres y teletrabajo, considerando que son las mujeres las que tienen mayor carga de trabajo del hogar, más el acompañamiento de los hijos pequeños en sus clases en línea (por la propia emergencia), y la propia jornada laboral, implican una sobrecarga de trabajo laboral y del hogar.
  • b) sobrecarga laboral ya que más de 60% de los encuestados consideró que su carga de trabajo aumentó, igual que el estrés;
  • c) Implementación del Reglamento sobre seguridad y salud en el trabajo, en cuanto a que en Chile se implementó la Ley No. 21.220 en marzo 2020, de la cual se generó un reglamento en donde se determinan condiciones de seguridad y salud, matrices de identificación de peligros y evaluación de riesgos y programas de medidas preventivas (González y Mardones, 2020). El teletrabajo, un estudio comparad

Marco jurídico de teletrabajo en Chile La ACHS (2020) emitió recomendaciones para trabajadores y empleadores respecto del trabajo a distancia y teletrabajo, basado tanto en la legislación como en el reglamento aplicable.

  • La Ley 21.220 modificó el Código del Trabajo en Chile y regula el teletrabajo y el trabajo a distancia. Además, el Ministerio del Trabajo y Previsión Social, a través del Decreto No. 18 2020, indicó especificaciones en seguridad y salud en trabajo a distancia. La Ley Núm. 21.200 que modifica el Código del Trabajo en Materia de Trabajo a Distancia señala:
  • El reemplazo de determinadas expresiones como: “en su propio hogar” por “en su domicilio”.  La incorporación del Capítulo IX que se denomina “Del Trabajo a Distancia y el Teletrabajo” que establece: • Lo relacionado al contrato o acuerdo relativo a la modalidad de trabajo a distancia o teletrabajo, ya sea como un contrato independiente o como un anexo al contrato principal, siempre que no se menoscaben los derechos del trabajador, en específico, su remuneración (Artículo 152 quáter G). • La definición de trabajo a distancia donde incluye elementos como el lugar desde donde presta servicios el trabajador, fuera de las instalaciones de la empresa; y la importancia de las telecomunicaciones en esta labor (Artículo 152 quáter G). • Que las partes deben señalar el lugar desde donde se prestarán los servicios, ya sea en el domicilio del trabajador o en lugar distinto.
  • Cabe señalar que, si el servicio se presta en los lugares señalados o habilitados por el empleador, no se considerará teletrabajo (Artículo 152 quáter H). • La posibilidad de acordar el teletrabajo una vez iniciada la relación laboral, y la misma posibilidad de regresar a las condiciones inicialmente acordadas (Artículo 152 quáter I). • Que el teletrabajo puede abarcar toda la jornada laboral o solo una parte de ella, combinando tiempos dentro y fuera de la empresa o sus instalaciones.
  •  También se establece que el propio empleador deberá ser quien implemente un mecanismo de registro de cumplimiento de jornada de trabajo. Además, dependiendo de la naturaleza del trabajo, se pueden ajustar los horarios dependiendo de las necesidades del trabajador y empleador, siempre que se respeten los mínimos legales. Es decir, deben respetarse los tiempos de desconexión en vacaciones, permisos, feriados, entre otros (Artículo 152 quáter J). •
  • Los mínimos que debe contener el contrato de teletrabajo como: indicación expresa de haber acordado el teletrabajo, la combinación entre trabajo presencial o a distancia, lugares donde se prestarán los servicios, periodo de duración del trabajo a distancia o tiempo indefinido de dicha modalidad, mecanismos de supervisión o control, tiempo de desconexión, entre otros (Artículo 152 quáter K).
  • Lo relativo a los equipos y herramientas de trabajo a distancia, las cuales, deberán ser proporcionadas por el empleador (Artículo 152 quáter L). • Las cuestiones de seguridad y protección del trabajador (Artículo 152 quáter N y Ñ). 23 El teletrabajo, un estudio comparado Cuaderno de investigación No. 70 • Que dentro de 15 días acordado el trabajo a distancia, el empleador deberá registrar el pacto en la Dirección del Trabajo, de forma electrónica (Artículo 152 quáter O).
  • Por su parte, el Reglamento derivado de la Ley comentada, se publicó el 3 de julio de 2020 y establece las “condiciones específicas de seguridad y salud en el trabajo a que deberán sujetarse los trabajadores que prestan servicios en las modalidades de trabajo a distancia o teletrabajo, de acuerdo con los principios y condiciones de la Ley No. 16.744” (Reglamento para la aplicación del artículo 152 quáter M del Código del Trabajo, incorporado por la ley No 21.220).
  • Asimismo, dicho Reglamento señala las obligaciones del empleador de tomar medidas para proteger la salud y vida de trabajadores que realizan su trabajo a distancia, de notificar al trabajador sobre las condiciones de salud que su puesto debe cumplir; la necesidad de contar con una matriz de identificación de peligros y evaluación de riesgos; la obligación del empleador de identificar y evaluar condiciones ambientales y ergonómicas de trabajo conforme a características del puesto; la implementación de medidas preventivas y correctivas en cuanto a la eliminación de riesgos, control de riesgos en su fuente, reducir riesgos al mínimo, proveer la utilización de elementos de protección personal adecuados; la información que el empleador debe facilitar al trabajador, lo relativo a la capacitación acerca de medidas de seguridad y salud, la obligación de los empleadores de proporcionar equipos de protección personal conforme a los riesgos detectados; lo relativo a las evaluaciones anuales de cumplimiento del programa preventivo, entre otras obligaciones en cuestiones de salud (Reglamento para la aplicación del artículo 152 quáter M del Código del Trabajo, incorporado por la ley No 21.220).
  • Además de lo anterior, el Reglamento indica lo relativo a las sanciones que pueda imponer la Dirección del Trabajo, sin perjuicio de otras facultades de la Superintendencia de Seguridad Social (Artículo 13 del Reglamento) (Reglamento para la aplicación del artículo 152 quáter M del Código del Trabajo, incorporado por la ley No 21.220).
  • En síntesis, Chile sí tiene regulado el teletrabajo o trabajo a distancia con un capítulo exprofeso para dicha figura dentro del Código del Trabajo y con un Reglamento derivado de dicho Capítulo. Cabe señalar que dichas modificaciones legislativas y administrativas fueron realizadas como respuesta a la realidad social y de salud ocasionada por la pandemia Covid-19. Es decir, se dio importancia a la eficacia de la norma jurídica con el objetivo de proteger a los teletrabajadores y clarificar las obligaciones de los empleadores en la modalidad de teletrabajo.

Ecuador El Ministro de Trabajo de Ecuador, Raúl Ledesma ha opinado sobre el desarrollo del teletrabajo a partir de su regulación en el año 2016. En ese sentido, señala que en Ecuador existen 5, 516 teletrabajadores (0.03% de la población), y que es necesario la socialización de dicha modalidad laboral (El Universo, 2018).

  • Además, el Ministro del Trabajo ha comentado que existen sistemas en los cuales, el trabajador ingresa para registrar sus movimientos, dependiendo de la naturaleza del servicio o trabajo.
  • Sin embargo, Ecuador aún tiene problema de conexión a Internet en diversas zonas del país, por lo que ese factor, aunado a poco conocimiento, capacitación y a la creencia de que el teletrabajo significa menor salario incide en el bajo número de teletrabajadores (El Universo, 2018).
  • Ecuador también se ha dado seguimiento al teletrabajo en el Ministerio de Educación a través de un Sistema de Seguimiento de Actividades de Teletrabajo cuyo objetivo es:
  • “Brindar una herramienta tecnológica para dar seguimiento a las labores realizadas por el personal de las instituciones educativas, en el cual puedan registrar las funciones y actividades ejecutadas durante la emergencia sanitaria causada por el virus denominado COVID-19, garantizando de esta manera el aprendizaje diario de los estudiantes y el bienestar de los miembros de la comunidad educativa del país” (Ministerio de Educación, 2020).
  • Además, los funcionarios deben registrar sus actividades en dicho Sistema mediante un procedimiento especificado en tiempos ya definidos.
  • Asimismo, existen formatos manuales que indican cómo debe ser el procedimiento de registro de teletrabajo con y sin Internet. De acuerdo con el representante de Gobierno de Ecuador, que participó en el “Foro de diálogo mundial sobre las dificultades y oportunidades del teletrabajo para los trabajadores y empleadores en los sectores de servicios de tecnología de la información y las comunicaciones y financieros” de 2016, en agosto de ese mismo año, Ecuador ya contaba con normas nacionales para proteger a 15 mil trabajadores que ya se encontraban trabajando a distancia (OIT, 2016). El teletrabajo en Ecuador hizo posible:
  • Ampliar la licencia de maternidad de 3 a 12 meses (tres remunerados y nueve sin remuneración). • Optimizar el espacio físico y horas de trabajo. • Disminuir el absentismo laboral. • Flexibilidad en el tiempo de trabajo. • Ahorro en costos de desplazamiento. • Disminución de desempleo (OIT, 2016). Por tanto, en Ecuador ha aumentado el teletrabajo, sobre todo en sector público, derivado de la pandemia provocada por Covid-19. Asimismo, se han implementado algunos sistemas para registrar el trabajo a distancia con procedimientos específicos. 2.7.1. Marco jurídico de teletrabajo en Ecuador

El Ministerio del Trabajo tiene la facultad, de acuerdo con lo que establece el Código del Trabajo, de expedir normas o regulaciones de trabajo especiales.

En 2016, se hayan expedido “Las Normas que Regulan el Teletrabajo en el Sector Privado”, las cuales establecen lo relativo

Objeto y ámbito del acuerdo que es regular el teletrabajo como mecanismo de prestación de servicios en el sector privado. • Definiciones de teletrabajo, teletrabajador, lugar habitual del empleador, entre otros. • Contenido del contrato de teletrabajo, como la descripción clara de labores, la identificación de instrumentos de supervisión, y de trabajo, días en que se ejecutará el trabajo, modalidades de informe de labores, entre otros. Por otro lado, en Ecuador también se ha dado seguimiento al teletrabajo en el Ministerio de Educación a través de un Sistema de Seguimiento de Actividades de Teletrabajo cuyo objetivo es:

  • Brindar una herramienta tecnológica para dar seguimiento a las labores realizadas por el personal de las instituciones educativas, en el cual puedan registrar las funciones y actividades ejecutadas durante la emergencia sanitaria causada por el virus denominado COVID-19, garantizando de esta manera el aprendizaje diario de los estudiantes y el bienestar de los miembros de la comunidad educativa del país” (Ministerio de Educación, 2020).
  • Además, los funcionarios deben registrar sus actividades en dicho Sistema mediante un procedimiento especificado en tiempos ya definidos. Asimismo, existen formatos manuales que indican cómo debe ser el procedimiento de registro de teletrabajo con y sin Internet. De acuerdo con el representante de Gobierno de Ecuador, que participó en el “Foro de diálogo mundial sobre las dificultades y oportunidades del teletrabajo para los trabajadores y empleadores en los sectores de servicios de tecnología de la información y las comunicaciones y financieros” de 2016, en agosto de ese mismo año, Ecuador ya contaba con normas nacionales para proteger a 15 mil trabajadores que ya se encontraban trabajando a distancia (OIT, 2016).
  • El teletrabajo en Ecuador hizo posible: • Ampliar la licencia de maternidad de 3 a 12 meses (tres remunerados y nueve sin remuneración). • Optimizar el espacio físico y horas de trabajo. • Disminuir el absentismo laboral. • Flexibilidad en el tiempo de trabajo. • Ahorro en costos de desplazamiento. • Disminución de desempleo (OIT, 2016).
  • Por tanto, en Ecuador ha aumentado el teletrabajo, sobre todo en sector público, derivado de la pandemia provocada por Covid-19. Asimismo, se han implementado algunos sistemas para registrar el trabajo a distancia con procedimientos específicos. 2.7.1. Marco jurídico de teletrabajo en Ecuador 25
  • El teletrabajo, un estudio comparado Cuaderno de investigación No. 70 • Naturaleza del teletrabajo, que debe ser voluntario y posteriormente, asentarse en contrato. • Reversibilidad, es decir, que es posible volver a prestar servicios en el lugar de la empresa. • Causas de reversibilidad del teletrabajo, como la imposibilidad comprobada continuar con teletrabajo, desobediencia reiterada o falta de cumplimiento de objetivos, uso inadecuado de terceros no autorizados de bienes y servicios para ejecución de labores, imposibilidad de proveer las TICnecesarias para el teletrabajo, incumplimiento de acuerdo de confidencialidad. • Aplicación al teletrabajo, realizar análisis para aplicar el teletrabajo. • Condiciones del teletrabajo, como la igualdad de derechos y obligaciones entre teletrabajadores y no teletrabajadores y las cuestiones tecnológicas necesarias para la conectividad con el teletrabajador, entre otras. • Confidencialidad, en cuanto a la custodia y uso correcto de la información de la que el teletrabajador sea responsable. • Equipos, en cuanto a lo relativo a equipos de trabajo, responsabilidad y costos definidos mediante el contrato respectivo. • Jornada de trabajo, respecto de la organización del tiempo del teletrabajador siempre dentro de los límites establecidos por el Código del Trabajo. • Horas suplementarias, extraordinarias y jornada nocturna, respecto de mecanismos internos que permitan tener un control de horas trabajadas y pago respectivo. • Salud y seguridad ocupacional, en cuestiones de responsabilidad por parte del empleador para velar por seguridad y salud de los teletrabajadores. • Control, para verificar la aplicación de la norma laboral y brindar certeza jurídica a los sujetos de la relación laboral. • Disposiciones generales, en cuestión de cambios a teletrabajo de relaciones contractuales vigentes, igualdad de derechos, supletoriedad de la norma nacional por instrumentos internacionales, cuestiones de forma de contratos, y vigencia de la norma (Gobierno Ecuador, 2016).
  • Por tanto, en Ecuador se tiene ya una norma jurídica vigente que brinda seguridad jurídica a los sujetos inmersos en una relación laboral a distancia, es decir, al empleador y al teletrabajador; protegiéndolo y considerando elementos como igualdad de derechos, condiciones en cuestiones de equipos, de confidencialidad de la información, respecto a jornadas laborales, pagos de horas extras, descansos, etcétera.
  • Colombia De acuerdo con el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (Ministerio TIC, 2020), los siguientes son datos relacionados al teletrabajo en dicho país: •
  • Existen 122 mil teletrabajadores en Colombia, según Encuesta realizada por el Centro Nacional de Consultoría, contratada por el Ministerio TIC en el 2018. El teletrabajo, un estudio comparado Cuaderno de investigación No. 70 26 •
  • Bogotá concentra el mayor número de teletrabajadores, cuenta con 63.995, Medellín con 29.751, Cali con 13.379, Bucaramanga con 4.827 y Barranquilla con 4.827. 
  • Desde el 2012 hasta el 2018, se triplicó el número de empresas que implementaron el teletrabajo en el país, pasando de 4.292 empresas a 12.912 empresas. •
  • El sector servicios concentra el mayor número de teletrabajadores, esto es: 86.116. • La empresa grande cuenta con 87.439 teletrabajadores, la empresa mediana con 25.918 y la pequeña con 8.921.
  • Los cargos que más tele trabajan son directores, jefes de área coordinadores, con un 64%, le siguen con un 26% los cargos operativos, y un 25% cargos de nivel alto. • La modalidad de teletrabajo que tiene una mayor acogida, es el teletrabajador autónomo con un 37%, le sigue el teletrabajador parcial o suplementario con un 34% y por último, el teletrabajador móvil con un 29%. •
  • El lugar preferido para teletrabajar sigue siendo el domicilio del teletrabajador, con un 74%, le sigue los centros comerciales y espacios abiertos al público con un 8% y los espacios de coworking con un 4%.
  • Los principales beneficios que perciben las empresas con el teletrabajo son: incremento de la productividad, disminución de costos operacionales, agilidad en la comunicación por el aprovechamiento de las tic. • El celular es el principal medio de comunicación entre la empresa y el teletrabajador con un 88%, le sigue la mensajería instantánea con un 56%, posteriormente la telefonía fija y videoconferencia con un 31%. Otros medios también usados, son: correo electrónico, comunicaciones unificadas, voz ip”.
  • Colombia es ejemplo de teletrabajo para algunos países de América Latina (como para Ecuador), ya que su Ministerio TIC junto con el Ministerio del Trabajo “brindan de manera gratuita acompañamiento técnico a entidades públicas y privadas en la implementación del teletrabajo a través de asesorías, conferencias y talleres” (Teletrabajo Gobierno Colombia, 2020
  •  a)Asimismo, el propio gobierno cuenta con herramientas para calcular cuánto ahorrarían las entidades al instrumentar el trabajo a distancia. Además, tiene una bolsa de teletrabajo donde expone ofertas de trabajo a distancia en distintas organizaciones; y cursos de capacitación gratuitos. En el sitio oficial del teletrabajo del gobierno de Colombia se indica que la finalidad de la iniciativa Teletrabajo del Ministerio TIC “es lograr la transformación digital a través del uso efectivo de las TIC” (Teletrabajo Gobierno Colombia, 2020 b).
  • En ese sentido el propio Ministerio TIC ofrece desde información en su sitio oficial, asesorías tanto presenciales como virtuales sin costo y talleres dependiendo de necesidades de la organización que lo solicita (Teletrabajo Gobierno Colombia, 2020 b).
  • Entre la información que se ofrece se encuentra el de las herramientas TIC que se pueden usar para el teletrabajo y que no tienen costo, las ventajas que ofrece el trabajo a distancia, la forma de acceder a asesorías del Ministerio TIC, datos sobre teletrabajo en entidades públicas, entre otros.
  • El gobierno de Colombia realiza acciones constantes para fomentar el teletrabajo, dándole la importancia que tiene debido a las ventajas que representa para su país y para encontrar mayor balance entre vida personal y laboral. De hecho, en el Día Internacional del Teletrabajo, el Ministerio TIC organiza talleres y conferencias sin costo, pensando en distintos grupos de la población, desde académicos hasta niñas y niños. 27 El teletrabajo, un estudio comparado Cuaderno de investigación No. 70 En síntesis, este país latinoamericano tiene una política pública clara de teletrabajo con acciones concretas para fomentarlo en distintos grupos destinatarios. El teletrabajo en Colombia se regula por la Ley 1221 del 2008 así

Marco jurídico de teletrabajo en Colombia

  • “Establece el reconocimiento del Teletrabajo en Colombia como modalidad laboral en sus formas de aplicación, las bases para la generación de una política pública de fomento al teletrabajo y una política pública de teletrabajo para la población vulnerable.
  • Crea la Red Nacional de Fomento al Teletrabajo, con el fin de promover y difundir esta práctica en el país e incluye las garantías laborales, sindicales y de seguridad social para los Teletrabajadores” (Teletrabajo Gobierno Colombia, 2020 c).
  • El objeto de la Ley 1221 es “promover y regular el Teletrabajo como un instrumento de generación de empleo y autoempleo mediante la utilización de tecnologías de la información y telecomunicaciones (TIC)” (Artículo 1º de la Ley 1221).
  • Asimismo, señala la definición de teletrabajo y de sus formas (autónoma, móvil, suplementaria), así como la de teletrabajador. Regula lo relacionado a la política pública de fomento al teletrabajo que es planeada e instrumentada por diversas entidades públicas coordinadas, y que se guían con componentes definidos por la propia legislación como infraestructura de telecomunicaciones, acceso a equipos de computación, aplicaciones y contenidos, divulgación y mercadeo, capacitación, incentivos y evaluación permanente (Artículo 3º de la Ley 1221). Cabe señalar que la Ley en comento considera a la población vulnerable en el teletrabajo a través del Ministerio de la Protección Social; asimismo, se establece una Red Nacional de Fomento al Teletrabajo donde incluye distintos actores como entidades públicas y privadas, operadores de telefonía, cafés Internet, asociaciones profesionales, entre otros (Artículo 4º de la Ley 1221). La Ley 1221 establece también las garantías laborales, sindicales y de seguridad social para los teletrabajadores; es decir, regula lo relacionado al salario del trabajador, a su jornada laboral, a la asignación de tareas, derecho al descanso, a la igualdad de trato entre tipos de trabajadores, a la protección en cuanto a seguridad social del teletrabajador y su familia, a mantenimiento de equipos, a la confidencialidad de la información, a la salud ocupacional, entre otros.
  • Por último, en la Ley aplicable se contempla un Registro de Trabajadores ante los Inspectores de Trabajo del municipio respectivo, a la reglamentación de la Ley y a la vigencia de esta (Ley 1221 de 2008). Por su parte, el Decreto 0884 de 2012, reglamenta la Ley 1221 de 2008 y establece: aspectos laborales del teletrabajo con su objeto y ámbito de aplicación, teletrabajo y teletrabajador, contrato o vinculación de teletrabajo, igualdad de trato, uso adecuado de equipos y programas informáticos, manuales de funciones de las entidades públicas, aportes al Sistema de Seguridad Social Integral, Obligaciones de las partes en seguridad y previsión de riesgos profesionales, obligaciones de las administradoras de riesgos profesionales, auxilio de transporte, horas extras, dominicales y festivos para los teletrabajadores, evaluación del teletrabajador y Red Nacional de Fomento al Teletrabajo.
  • El teletrabajo, un estudio comparado Cuaderno de investigación No. 70 28 El Decreto también regula cuestiones de componente tecnológico del teletrabajo y señala las acciones del Ministerio TIC y las cuestiones de Tecnología de la Información y las Comunicaciones para el teletrabajo (Ley 1221 de 2008).
  • En resumen, Colombia tiene legislación específica de teletrabajo y, además, reglamentación de dicha Ley, lo que da sustento y viabilidad legal a la política pública de fomento al teletrabajo en dicho país desde hace más de una década.
  • 3. México y el Teletrabajo El teletrabajo en México ha aumentado -como en otros países- por los efectos de la pandemia Covid19, derivado del confinamiento o resguardo domiciliario para evitar contagios. En ese sentido, se tienen datos sobre uso de Internet y TIC en entidades públicas y privadas de 2018. De acuerdo con el Censo Económico 2019: “…del total de Unidades Económicas del país (4,776,864), 79.26% no empleó servicio de Internet, mientras que sólo 20.74% sí lo hizo. [Además] las unidades económicas de tamaño de 51 a 250 personas son las que, en su gran mayoría, emplearon servicio de Internet (93.95%); mientras que, por el contrario, las pequeñas (de 0 a 10 personas) son las que menos emplearon dicho servicio (sólo 17.38%).
  • Ahora bien, las actividades en las que más se empleó servicio de Internet fueron: búsqueda de información para bienes y servicios (79.2%), gestión de negocio (73.04%), operaciones bancarias y financieras (58.95%) y realizar trámites o gestiones gubernamentales (46.72 %)” (Gómez, 2020).
  • En sentido estricto, en México no existe una regulación específica para el teletrabajo. Es decir, las condiciones mínimas legales laborales se aplican para los trabajadores en general (Ley Federal del Trabajo) o para trabajadores al servicio del Estado, a través de otras regulaciones federal o estatales. Sin embargo, no hay una ley nacional, general o federal que regule el teletrabajo de forma particular.
  • Por otro lado, la Ley Federal del Trabajo (LFT) regula el trabajo a domicilio desde 1988 con adición y reformas de algunos artículos en 2012. Como trabajo a domicilio se entiende “el que se ejecuta habitualmente para un patrón, en el domicilio del trabajador o en un local libremente elegido por él, sin vigilancia ni dirección inmediata de quien proporciona el trabajo” (Artículo 311 de la LFT).
  • Además, la LFT señala que también se considera trabajo a domicilio el que se realiza a distancia utilizando las TIC. De ahí que en nuestra legislación laboral también se defina el trabajo a domicilio, con elementos similares a las definiciones o conceptos del teletrabajo en legislaciones de otros países (como Chile, Ecuador o Colombia).
  • El numeral 313 de la LFT define al trabajador a domicilio como “la persona que trabaja personalmente o con la ayuda de miembros de su familia para un patrón”. Por su parte el artículo 314 define a los patrones como “las personas que dan trabajo a domicilio, sea que suministren o no los útiles o materiales de trabajo y cualquiera que sea la forma de remuneración”.
  • En ese sentido, no se hace una distinción de tipos de trabajo a domicilio o de teletrabajo, ni si el patrón está obligado (en algunos casos) a dar las herramientas de trabajo al trabajador a domicilio o teletrabajador. Ahora bien, en los numerales 317 al 330 se establece lo relacionado a un Registro de patrones del trabajo a domicilio que funciona en la Inspección del Trabajo, las condiciones de trabajo a domicilio que deben 29
  • El teletrabajo, un estudio comparado Cuaderno de investigación No. 70 constar por escrito y contener determinados elementos y entregarse a la Inspección del Trabajo, y la obligación de los patrones de llevar un Libro de registro de trabajadores a domicilio con determinados datos.
  • Asimismo, también establecen que “la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos fijará los salarios mínimos profesionales de los diferentes trabajos a domicilio” (Artículo 322 de la LFT). La Comisión debe tener en consideración algunas circunstancias relacionadas a la naturaleza y calidad de trabajos, el tiempo para la elaboración de productos, precios del mercado de los productos, entre otros.
  • Señalan igualdad salarial entre los trabajadores que laboran en su domicilio o quienes hacen los productos en el establecimiento que indique el patrón. Por último, se indican obligaciones de trabajadores a domicilio en cuestión de guarda de materiales, de elaboración de productos de calidad, de entregar el trabajo en horas convenidas, indemnización por deterioro de los materiales al patrón y su derecho de vacaciones, descanso, entre otros.
  • Los artículos 312 a 330 regulan el trabajo a domicilio desde 1988, de ahí que estén relacionados, únicamente a elaboración de productos, pero no consideran la realidad actual en cuestiones de trabajo a distancia usando TIC, sistemas informáticos, telefonía móvil, entre otras herramientas para mantener la comunicación constante entre patrón y trabajador.
  • Por otro lado, el único artículo que menciona lo relacionado al uso de las TIC es el 311, cuyo segundo y tercer párrafo fueron adicionados y reformados, respectivamente, en el año 2012 pero que, sin duda, se quedan cortos al regular el teletrabajo o trabajo a distancia con las circunstancias actuales de telecomunicaciones. 3.1. Lineamientos en Materia de Austeridad Republicana de la Administración Pública Federal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público 2020
  • El 18 de septiembre de 2020, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y la Secretaría de la Función Pública emitieron los Lineamientos en materia de Austeridad Republicana de la Administración Pública Federal que tienen por objeto: “regular y establecer las medidas aplicables en materia de austeridad en el ejercicio del gasto público federal, primordialmente para gasto corriente, para lo cual se deberán sujetar a los criterios de legalidad, honestidad, eficiencia, eficacia, economía, racionalidad, austeridad, transparencia, control, rendición de cuentas y equidad de género, de forma tal que de las erogaciones destinadas a las actividades y funciones que corresponden a la Administración Pública Federal, se obtengan ahorros, debiendo dar cumplimiento a lo establecido en los artículos 6 y 7, tercer párrafo, fracciones I, II y III, de la Ley Federal de Austeridad Republicana”.(Diario Oficial de la Federación, 2020).
  • En estos Lineamientos, en el punto 9, se establece que: “Para aquellos casos en los que las condiciones lo permitan y que no generen costos adicionales, las unidades administrativas de los Entes Públicos podrán implementar esquemas de trabajo a distancia para las personas servidoras públicas, y para lo cual deberán contar con el visto bueno de la Oficialía Mayor, de la Unidad de Administración y Finanzas o los equivalentes del Ente Público que corresponda” (Diario Oficial de la Federación, 2020).
  • El teletrabajo, un estudio comparado Cuaderno de investigación No. 70 30 3.2. Comparación de elementos en legislaciones reguladoras del teletrabajo Como se puedo observar a lo largo del documento, los países analizados cuentan con más o menos regulaciones en el teletrabajo, es decir, mientras algunos tienen leyes específicas del teletrabajo, otros incluyen la figura en sus códigos o leyes del trabajo, y, otros, por su parte, manejan “sinónimos” de teletrabajo, como trabajo a distancia o, trabajo a domicilio (como el caso de nuestro país).
  • En el siguiente cuadro se indica el país, si tiene o no programas o políticas públicas de gobierno en cuestión de teletrabajo, si cuenta con legislación específica para regular dicha modalidad laboral o si tiene un capítulo o apartado en su ley del trabajo y si en dicha norma se establecen definiciones relacionadas al teletrabajo, derechos y obligaciones de teletrabajador o patrón, registro de teletrabajo, cuestiones de contratos o acuerdos escritos de dicha relación laboral, elementos de equipos y otros.
  •  4 Para más información acerca de las iniciativas de la LXIV Legislatura en relación con el teletrabajo, véase Gómez Macfarland, Carla Angélica (2020) “Iniciativas de reformas a la Ley Federal del Trabajo y a la Ley Federal de Trabajadores al Servicio del Estado Reglamentaria del Apartado B) del artículo 123 constitucional, en relación con el teletrabajo, presentadas en la LXIV Legislatura”.) Cuadro Analítico de Propuestas Legislativas No. 42, Instituto Belisario Domínguez, Senado de la República, Ciudad de México, 13p. Recuperado de http://bibliodigitalibd.senado.gob.mx/bitstream/handle/123456789/4949/CA_42.pdf?sequence=2&isAllowed=y. Consultado en septiembre 2020.
  • Es decir, con el objetivo de la austeridad republicana, algunas dependencias de la Administración Pública Federal pueden implementar esquemas de trabajo a distancia, dependiendo de la naturaleza del trabajo y si ésta no genera costos adicionales. Sin embargo, en los lineamientos no se establecen las condiciones y protecciones para los trabajadores a distancia, las obligaciones de los patrones, cuestiones de equipos, igualdad en trato laboral, entre otros puntos.

Estados Unidos Sí Sí, Ley de Mejora del Teletrabajo de 2010, aunque aplica más para trabajadores al servicio del gobierno federal, a nivel estatal se tienen normas que regulan el teletrabajo

  • Sí Sí No literal Sí Sí Sí, existen oficinas de Teletrabajo en el gobierno para asesorías y normas jurídicas locales Chile Sí La Ley Núm. 21.200 que modifica el Código del Trabajo en Materia de Trabajo a Distancia
  • Sí Sí No, solo registro de la jornada de teletrabajadores por parte del patrón Sí Sí Sí, cuestiones de riesgo y medidas de prevención de riesgo (salud, ergonómicas, etc.). Cuadro 1. Regulación de teletrabajo en algunos países de Europa y América Latina 32 El teletrabajo, un estudio comparado Cuaderno de investigación No. 70 País/elemento
  • Programa o política pública de teletrabajo Legislación o capítulo específicos de teletrabajo Conceptos o definiciones en la ley Derechos y obligaciones de teletrabajador y/o patrón Registro de teletrabajadores Cuestiones de contratos o acuerdos de teletrabajo Equipos o herramientas de teletrabajo
  • Otros Ecuador Sí Sí, Normas que Regulan el Teletrabajo en el Sector Privado Sí Sí Sí Sí Sí Sí, salud ocupacional de los teletrabajadores Colombia Sí Sí, Ley 1221 del 2008 así como por el decreto 884 del 2012
  • Sí Sí Sí Sí Sí Sí, política pública de fomento al teletrabajo y Red Nacional de Fomento al Teletrabajo México No, un programa o política pública, excepto recientes lineamientos de la SHCP No, tiene un capítulo de trabajo a domicilio, solo un párrafo relacionado con trabajo a domicilio y TIC No, definiciones de trabajador a domicilio y patrón, pero no de teletrabajo
  • No, aunque sí hay derechos y obligaciones de trabajadores a domicilio, no se incluye lo relacionado a TIC No, sólo registro de trabajadores a domicilio Sí establece los mínimos del acuerdo y condiciones que pudieran aplicar al teletrabajo, sin embargo, se refiere a trabajo a domicilio Sí regula lo relacionado a materiales y deterioro de estos, pero no se refiere a equipos de cómputo, o de te cnolog ías de información Regula el trabajo a domicilio desde 1988 pero no está en sintonía con la realidad del trabajo a distancia o te
http://bibliodigitalibd.senado.gob.mx/bitstream/handle/123456789/5018/CI_70.pdf?sequence=1&isAllowed=y
Deja tu comentario