7 medidas preventivas que RH debe implementar para evitar la propagación de virus en las oficinas

  • Tener la oficina en casa, se tiene que aprender, trabajar y jugar, para combatir las enfermedades y promover la salud.
  • Es importante que los responsables de RH, comprendan la ciencia de la construcción.

1. La ciencia de la construcción se aplica para que sea saludable en la práctica, ante la batalla global por el talento de encontrar nuevas formas de atraer, retener y mejorar el desempeño de sus empleados.

2. Papel vital es el que desempeñan las oficinas en la empresa para la salud ante el COVID-19. Los cambios deben ser rápidos para diseñar, operar y administrar mejor las oficinas.

3. La pregunta es cuando llegue el momento: ¿Cómo vuelvo a completar, gestionar la distribución, servicios etc., mientras se prepara el regreso de los empleados? Atendiendo los modelos científicos sobre la propagación y la contención del SARS-CoV-2, que indican que este es un problema que se tratará por lo menos en los 12 meses próximos.

4. Los enfoques probables para controlar la propagación y el daño del virus incluyen una combinación de pruebas a gran escala, aislamiento y cuarentena que serán periódicos.

5. Algunas ciudades y regiones comenzarán a repoblar sus oficinas en edificios, lugares que en las próximas semanas, y algunas probablemente se verán afectadas por los ciclos repetidos del distanciamiento social.

6. En cualquier caso, a medida que los empleados regresan a las oficinas, existe un marco que las empresas implementen para mantener a las personas seguras sin paralizar sus negocios y economía.

7. Primero, todos deben entender, y comunicar a los empleados, que no existe el riesgo cero. El objetivo es minimizar el riesgo, y llegar allí utilizando un enfoque de defensa en capas, aplicando lo que se conoce en salud pública como la jerarquía de controles.

Beneficios de tener oficinas seguras, integrales y redituables al regreso del COVID-19

 Se descubrió que cada desviación de 1 °F de temperatura interior óptima impactó con una disminución del 2% en la producción. Cuando se duplica la tasa del aire exterior que ingresa a una oficina, el rendimiento de los trabajadores mejora en un 1.7%, que pueden ser en cuatro tareas simuladas:

  • Escritura de texto
  • Adición
  • Revisión
  • Pensamiento creativo.

En una investigación sobre incapacidades por enfermedad de más de 3000 trabajadores en 40 edificios, se descubrió que el 57% de todas las licencias por enfermedad se debieron a una ventilación deficiente.

También en un estudio con empleados con dolores de cabeza, se detectó que trabajaron más lento bajo una prueba de mecanografía, cuando estaban en una oficina, donde había una fuente de contaminación. La “fuente de contaminación” en cuestión: Una alfombra sucia.

La cantidad de naturaleza y las vistas interiores también son importantes.

Los empleados en una oficina diseñada bajo los principios del diseño biofílico, tenían más baja presión arterial y frecuencias cardíacas, además de un mejor rendimiento en las pruebas de memoria a corto plazo. Es importante que la construcción esté a la altura de los estándares de saluda actuales, lo que se vuelve clave para detener la propagación de enfermedades infecciosas y tener una fuerza laboral sana.

Controles administrativos

  • Pruebas claves en los edificios y mantener el distanciamiento social.
  • Limitar a quién acude a su oficina bajo una programación inteligente, considerando horarios de atención por turnos, tanto en la mañana y tarde. Con un horario de limpieza profunda, en medio de los horarios.
  • Los tiempos de llegada y salida serán asombrosos, ya que incluso en 10 minutos, pueden evitar atascos en los ascensores y áreas comunes. No todos necesitan llegar justo al inicio de su turno.
  • Otra opción es alternar días de trabajo desde el hogar y la oficina, usando días A/B, para que estén solo la mitad en un día cualquiera en la empresa. Esta táctica también mitiga la exposición en las horas pico en el transporte público.
  • El virus provocará desaceleración económica, los despidos pueden conducir a mayores vacantes en el espacio de oficinas u otros lugares, lo que significa que habrá muchos espacios no utilizados, se pueden mover escritorios a salas de conferencias y a las áreas comunes para extender su fuerza laboral.

Cualquier reunión con más de 10 personas deberá ser virtual a corto plazo.

  • Para las reuniones personales, que sean esenciales, deslizar las sillas hacia atrás y mantenerse en los bordes de la sala.
  • Si existe una mesa de conferencias, dejar una silla abierta entre cada persona. Omitir los apretones de manos y lavarse las manos inmediatamente antes y después de cada reunión.

Controles administrativos

  • Pruebas claves en los edificios y mantener el distanciamiento social.
  • Limitar a quién acude a su oficina bajo una programación inteligente, considerando horarios de atención por turnos, tanto en la mañana y tarde. Con un horario de limpieza profunda, en medio de los horarios.
  • Los tiempos de llegada y salida serán asombrosos, ya que incluso en 10 minutos, pueden evitar atascos en los ascensores y áreas comunes. No todos necesitan llegar justo al inicio de su turno.
  • Otra opción es alternar días de trabajo desde el hogar y la oficina, usando días A/B, para que estén solo la mitad en un día cualquiera en la empresa. Esta táctica también mitiga la exposición en las horas pico en el transporte público.
  • El virus provocará desaceleración económica, los despidos pueden conducir a mayores vacantes en el espacio de oficinas u otros lugares, lo que significa que habrá muchos espacios no utilizados, se pueden mover escritorios a salas de conferencias y a las áreas comunes para extender su fuerza laboral.

Cualquier reunión con más de 10 personas deberá ser virtual a corto plazo.

  • Para las reuniones personales, que sean esenciales, deslizar las sillas hacia atrás y mantenerse en los bordes de la sala.
  • Si existe una mesa de conferencias, dejar una silla abierta entre cada persona. Omitir los apretones de manos y lavarse las manos inmediatamente antes y después de cada reunión.

Equipo de Protección Personal (EPP)

Los empleados deben usar una máscara en el trayecto al trabajo, al entrar al edificio, en las áreas comunes y en los ascensores. Su uso protege a los demás y al usuario. Ninguna estrategia de control individual es suficiente. Se debe pensar en esto en términos de una defensa en capas, haciendo todo lo posible para minimizar el riesgo.

Medir con indicadores el éxito

Métricas para las personas que les muestren el éxito. Indicadores del Desempeño Humano (IDH). Rendimiento de Oficinas y Edificio.

Indicadores del Desempeño Humano. La cantidad de empleados enfermos o ausentes en un período de tiempo determinado.

Es necesario verificar regularmente la salud de su oficina, midiendo la vida de sus espacios de trabajo en términos de años, cuando la descomposición visible y el desgaste se hacen evidentes. Pero las oficinas cambian en una escala de tiempo mucho más corta y los efectos no siempre son visibles.

Medir la calidad ambiental del interior o lo que se llama “el pulso” de su edificio. Dividido entre cuatro cuadrantes:

  • Indicadores adelantados y rezagados,
  • Indicadores directos e indirectos.

Los indicadores directos miden a las personas, mientras que los indicadores indirectos miden el edificio.

Los factores principales son aquellos que pueden medirse, y detectarse, para poner en marcha la oficina. Que puede ser similar a ajustar un automóvil e identificar problemas con su sistema de ventilación antes de que esté en el espacio. Como tal, la “puesta en servicio” es un factor principal y un indicador indirecto, con sensores en tiempo real para monitorear el CO2 como un proxy de las tasas de ventilación y sensores de partículas, que detecte si una fuente de contaminación cercana está impactando su oficina o edificio.

Se requerirán pruebas más granulares para otras mediciones, como técnicas de muestreo de aire y agua.

Las oficinas y edificios; lo nuevo como mínimo deben ser saludables

No se necesita una gran inversión para crear una oficina saludable y comenzar a cosechar los beneficios. De hecho, el costo es mucho mayor si su edificio ayuda a propagar enfermedades transmisibles. Los estudios y simulaciones financieras son importantes.

Los beneficios de una ventilación de las oficinas, son entre $,150,000 y $,300,000 por persona por año, estimado que mejorar la calidad del aire interior en las oficinas podría agregar hasta $ 20 mil millones anuales a la economía. (Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley)

El cálculo debería inspirar a una nueva generación de inversiones altamente justificables para crear y operar una oficina en edificios saludables.Además, considerar que talento querrá atraer en un mundo posterior a COVID-19. Las empresas deben comprender que las posibles contrataciones podrán investigar a la organización, además a sus oficinas edificios. Y estar seguro de que los futuros empleados prestarán mucha atención sobre esto.

Hay empresas que permiten a los empleados hablar pública y anónimamente sobre dónde trabajan, haciéndolo evidente. La gente comenta sobre su salario, su jefe o la cultura del lugar de trabajo. Pero se apuesta a también estar informados sobre su edificio. (Glassdoor)

El coronavirus finalmente mostrará a la compañía lo deficiente que es tener una tecnología y estilos de gestión anticuados.

Sin espacios de descanso, sin interacciones en persona, 6 pies de distancia social y sin personas circulando en oficina. Si las oficinas huelen a aguas residuales en la mañana, si están demasiado frías, tan frías que a veces es difícil concentrarse en el trabajo y con una iluminación no adecuada.

Las historias estaban en gran parte ocultas a la vista del público. Hoy es casi seguro que estos problemas comenzarán a aparecer en las plataformas de redes sociales, vinculadas a su empresa.

Y considerar los riesgos de la marca, problemas legales y de inversión que no le costará el prepararse para ello.

En el mundo posterior a COVID-19, las oficinas serán vistas como una primera línea de defensa contra la enfermedad, estar saludable pasará de ser “bueno tener” a ser “imprescindible”.

Deja tu comentario
Share This