Seleccionar página

7 causas del porqué tienen miedo los trabajadores de presentarse en el lugar de trabajo en la posT-pandemia

por | 24 Sep, 2020

1. Una pregunta fundamental es por qué tienen miedo:


  • Si es un miedo generalizado frente a una razón específica y protegida.
  • A pesar de los mejores esfuerzos de un empleador para crear un ambiente laboral seguro, algunos empleados pueden negarse a ir a los lugares de trabajo, basado por el temor general de unirse a la vida pública mientras continúa la pandemia.

2. El empleador debe entender la razón del miedo del trabajador por regresar


  • ¿El trabajador tiene miedo de ir a las oficinas debido a una discapacidad? Si el caso es afirmativo, el empleado puede y debería estar trabajo desde su casa.

3. Prepararse para niveles elevados de ansiedad general


  • Mientras regresan los trabajadores a sus lugares de trabajo y se adaptan a una nueva normalidad.
  • Habrá roles que se ejecutarán más fácilmente de forma remota, mientras que otros deben estar en el sitio.
  • El razonamiento sobre por qué algunos roles son más adecuados para entornos específicos, se debe presentar de una manera genuina y auténtica.

4. Tomar y comunicar decisiones sobre quién puede o no trabajar de forma remota


  • Disciplinar o despedir a los empleados que se niegan a entrar por miedo generalizado, esto es permisible en muchas circunstancias.
  • Las empresas generalmente no están obligados a permitir que los empleados continúen trabajando remotamente y demostrar que ha cumplido con todas las medidas apropiadas para reducir el riesgo de exposición en el lugar de trabajo, también hay excepciones a esta regla general.

5. Considerar medidas de seguridad y salud ocupacional para abordar los posibles riesgos laborales, las cuales son:


  • Detección de fiebre para empleados y visitantes.
  • Utilizar técnicas de distanciamiento social, tales como turnos escalonados, uso reelaborado del espacio, reuniones personales restringidas y volumen limitado de clientes.
  • Ofrecer equipos de protección personal, que sean consistentes con la orientación de Seguridad y Salud Ocupacional (SySO).
  • Revisar las técnicas de limpieza y considerar medidas adicionales que la empresa podría implementar.
  • Adoptar una política flexible de trabajo desde casa.
  • Esperar que ciertas personas quieran estar en la oficina, algunas pueden sentirse cómodas en pocos días y otras puede trabajar de forma remota para el resto del año.

6. Consideraciones de orden laboral


  • La empresa puede ser considerada responsable de la exposición de un empleado al coronavirus en el lugar de trabajo.
  • La clave para determinar si una actividad, está potencialmente cubierta por la Ley Federal del Trabajo (LFT), es si dos o más empleados se unen en denunciar o protestar una práctica o acción.
  • Si un empleado está preocupado por regresar porque tiene un mayor riesgo de enfermedad grave por COVID-19 que otros, es probable que tenga una discapacidad y estar protegido, la empresa debe discutir las posibles adaptaciones con el trabajador para abordar sus inquietudes.
  • Las adaptaciones pueden incluir medidas adicionales de distanciamiento social en el lugar de trabajo o un acuerdo laboral desde el hogar.
  • Cuando un empleado tiene ansiedad relacionada con la contracción del coronavirus, podría tener una discapacidad que requiera acomodo razonable si la angustia alcanzará dicho nivel según la ley.
  • Los empleados también pueden estar preocupados por volver al trabajo si viven con personas de mayor riesgo.
  • Un arreglo de vivienda probablemente no le otorga al empleado el derecho a una acomodación razonable bajo la ley.
  • Podría haber un reclamo asociativo de discriminación por discapacidad si la empresa trata a los empleados en circunstancias de manera menos favorable que otros, con respecto al regreso al lugar de trabajo.

Otros reclamos de discriminación

7. Si a algunos empleados se les permite teletrabajar y otros no, existe el riesgo de discriminación potencial o reclamos de represalias


  • La empresa debe asegurarse de tener una razón comercial legítima para su decisión.
  • En función de las necesidades operativas, hay que documentar, que categorías de empleados tienen prioridad para regresar al lugar de trabajo con la garantía a la coherencia y reducir el riesgo de reclamos por sesgo.
  • Las empresas posee la prerrogativa de determinar el lugar para laborar de cualquiera de sus puestos, así como tienen la discreción de ajustar los deberes y salarios del trabajo, a menos que estos temas se acuerden contractualmente.
  • Una vez que se levanten las órdenes gubernamentales y se permita a los empleados estar en el lugar de trabajo, los empleadores pueden seguir teniendo razones operativas para tratar a los trabajadores esenciales y no críticos de manera diferente. Por ejemplo, si se está cuidando a un pariente enfermo o a un niño fuera de la escuela, por lo tanto, puede permanecer protegido.
Deja tu comentario

Newsletter

RRHH Home Talks

Pin It on Pinterest

Comparte

En tus redes sociales