• 184 minutos más de Internet en los teléfonos, esto cambiará los patrones de consumo generacional.
  • Generación “Y” y “Z”, dedican mayor consumo a Internet en las noticias, que los adultos.
  • Más jóvenes con tiempo invertido para ocio en sus Apps.

Plataformas detectan incremento en contenidos y demanda de reproducciones

  • YouTube de mayor utilidad se concentra en cuatro categorías: Contenidos infantiles, entretenimiento, fitness y videojuegos.
  • Conexión social, crece obligada por las circunstancias, consumiéndose más medios digitales.
  • YouTube en sus canales registraron en la 1ª mitad de marzo 294 millones de reproducciones y en la 2ª mitad superaron los 400 millones.

Sin retorno en el confinamiento; cuales se quedan y cuales se van.

  • Con el confinamiento se han descubierto canales afines a sus gustos o necesidades, por lo que no se sabe si se seguirá consumiendo estos contenidos o solo al finalizar la cuarentena.
  • Internet es el reino imaginario, continuará siendo real y exigirá más de las apps sociales favoritas.
  • Las falsedades de Internet no parecerán tan inofensivas al regreso laboral.
  • Estos incremento del uso de aplicaciones, no volverán a los niveles previos del COVID-19:
  • Educativas 105% 105%
  • Comunicaciones en línea 65% 65%
  • Videojuegos 30% 30%

El mercado post-confinamiento

  • Consumidores más abiertos al desarrollo de productos y experiencias que transcurran en línea.
  • Las interacciones impactarán más allá de la crisis. Los consumidores buscarán experiencias innovadoras online, que ofrezcan y estén más abiertos a vivirlas.

Las pantallas se convierten en necesidad

  • Al final de la cuarentena traerá consigo una breve etapa de aversión a las pantallas, se priorizará el contacto humano al virtual, y se dedicará más tiempo al mundo real.
  • Fase que también pasará y creemos que en un futuro se normalizará.
  • Se vigilará más el tipo de contenidos y los hábitos de consumo, sobre todo con los más pequeños, los padres se asegurarán de la calidad de los contenidos, los cuales sirvan para que eduquen a sus hijos.
  • Buenos hábitos de tiempo de pantalla, como no tener aparatos en la mesa o bien apagar el dispositivo al menos una hora antes de dormir. Los tiempos adecuados de cada familia en las pantallas son diferentes.
Deja tu comentario
Share This