5 hallazgos organizacionales del trabajo remoto; el miedo de regresar a la oficina ante el COVID-19

por | 25 Ago, 2020

<a href="https://www.freepik.com/photos/people">cookie_studio - www.freepik.com</a>

El 25% de los empleados no confían en su empleador haya creado un lugar de trabajo seguro y saludable para regresar.

<a href="https://www.freepik.com/photos/business">pressfoto - www.freepik.com</a>

1 de cada 5 empleados simplemente desea un espacio dedicado para el trabajo.

I. Diferentes niveles de preocupaciones y convergencia del empleado

1. Dicen ser más productivos en el hogar que en la oficina, incluso con distracciones del cónyuge o hijos.
2. Que muy probable es que irán a las oficinas cuando reabran su empresa.
3. Disfrutarían a sus colegas ante una nueva era con máscaras, distanciamiento social y áreas comunes cerradas.
4. 1 de cada 5 desean un espacio dedicado al trabajo.
5. Que no pueden pensar en algo alternativo.
6. Convergencia sobre el tema: que habrá posiblemente menos reuniones personales, incluso cuando las oficinas se repoblaran esperaban ser más productivos.

II. Niveles de respuestas de los empleadores para el trabajo remoto

Grandes empleadores; han extendido arreglos hasta al menos en septiembre, otros a finales de 2020 e incluso pasar a un estado permanente de trabajo desde casa si lo desean. Supervisarán el sentimiento de sus empleados y revaluarán a medida que evolucione la situación.

III. Encuesta de tendencias de flexibilidad hacia el trabajo remoto, (SHRM /mayo 2020)

  • El 68% de los profesionales de RH, dijeron que probablemente o definitivamente adoptarían políticas más flexibles del trabajo en casa para el personal. 68% 68%
  • El 29% de los profesionales de RH, permitirá a los empleados que trabajen desde su casa durante el resto de 2020. 29% 29%
  • El 73% de las empresas con 500 empleados o más; 1 de cada 4 dijeron que probablemente o definitivamente permitirían que los que no trabajaban desde casa, ahora lo hicieran de manera permanente. 73% 73%

IV. Cuatro escenarios al regreso

Clave será la flexibilidad ante el miedo del regreso, siendo el mayor obstáculo:

  1. Flexibilidad con respecto a las fechas de regreso.
  2. Involucrar a los empleados en el proceso de crear un ambiente seguro en el trabajo.
  3. Proporcionar actualizaciones frecuentes sobre los pasos de seguridad que la compañía está tomando.
  4. Las actitudes han cambiado rápidamente desde que comenzó la crisis y seguirán cambiando, ejemplos de ello:

• Anhelo de camaradería, esto es relativamente nuevo.
• Al inicio del COVID-19, los empleados estaban más centrados en cómo mantenerse seguros y configurarse para ser productivos en el hogar.
• Mayor evolución a medida que se avanza a través de la crisis. Zoom fue algo genial por un tiempo, ahora no lo es y la gente está comenzando a tener fatiga de ello.

V. Tres posibles escenarios después de una vacuna

La cual se haya distribuido ampliamente:

  1. Volver a la interacción directa. Los cambios culturales permanentes se resolverán y el resto de la vida volverá a ser algo así como una nueva normalidad.
  2. Estar reaccionando todavía ante una situación muy volátil.
  3. La respuesta correcta es realizar lo que la gente se sienta cómoda y ser lo más flexible y ágil posible.
Deja tu comentario

Newsletter

RRHH Home Talks

Pin It on Pinterest

Comparte

En tus redes sociales