Ciudades medianas y grandes que cuentan con espacios corporativos, lo cuales hacen posible una nueva forma de colaboración organizacional. Y que además apoyan el desarrollo de actividades profesionales flexibles.

1. Los espacios flexibles, son un comportamiento reciente del negocio de oficinas, que permiten la integración de áreas de trabajo que no son permanentes. Con una comunicación tecnológica para distintas formas de colaboración.

2. Los espacios de coworking en el 2017 al 2019 crecieron un 87%. (CBRE)

%

3. Los nuevos hábitos de tenants han revolucionado con propietarios y administradores. Estos requieren de una flexibilización de políticas operativas, ante un mayor número de habitantes en espacios corporativos.

4. Los espacios colaborativos de uso flexible, operan de manera remota sin que impacten la actividad cotidiana, ante una contingencia que solo durará unos días.

5. Los espacios data center se volverán relevantes para alojar la información estratégica de las empresas. Robusteciendo sus procesos tecnológicos para los tiempos de contingencias.

6. La contracción económica provocará la ocupación de miles de metros cuadrados existentes en el mercado.

7. En empresas, arquitectos, desarrolladores, proveedores e inversionistas, cambiará su mentalidad para adaptar los espacios a nuevas formas de trabajo.

8. Los modelos tradicionales deben esperar un largo período de maduración y aprendizaje para recuperar niveles de absorción de oficinas de tiempo completo. En la Ciudad de México (CDMX) es de 7 millones de m2, lo que representa absorber un promedio anual de 300 mil m2.

9. La inteligencia y flexibilidad será demandada por una nueva era corporativa, con una adaptación al entorno poco visible, a consecuencia de una crisis.

Deja tu comentario
Share This