Desafíos sin precedente será COVID-19

  • Se generaliza la probabilidad de que más personas trabajen de forma remota y aislada.
  • El trabajo remoto tiene algunos beneficios (flexibilidad, evasión de tráfico, etc.) y también para la salud, lo cual esto puede ofrecer desafíos.
  • Construir una competencia en torno al trabajo remoto ayudará a todas las empresas para reclutar y aumentar el grupo de talentos, además del crecimiento de la población, y si bien existen desafíos, estos pueden superarse.

Las 10 sugerencias son estas:

1. Encontrar la tecnología adecuada para mantenerse conectados.

Las opciones son: Skype, Zoom, FaceTime, Slack y equipos.

2. Usar videos siempre que sea posible.

Es fácil apagarlo, pero el video lo ayudará a mantenerse conectado.

3. Obtener para todos un buen auricular, micrófono, cámara y conexión a Internet.

La mala tecnología puede marginarlo injustamente en una conversación y sofocar su voz.

4. Crear un chat de canal secundario.

Configurar que existan canales laterales para chatear con personas tanto fuera del escenario como dentro, tal como susurraría o pasaría una nota en una reunión en tiempo real. Asegurar que los grupos que están unidos en forma remota tengan un canal privado para que puedan entrar en la conversación.

5. Considerar un canal de video o chat siempre activo.

En el lugar de trabajo, suceden muchas cosas cuando las personas se topan unas con otras en el pasillo; conversaciones Ad hoc. Crear un video “siempre activo”, o un canal de chat para generar estas interacciones.

6. Programar reuniones más frecuentes por falta de interacción personal.

Cuando las personas se mudan a Internet, algo como almorzar juntos o pasar por el escritorio de un vecino, esto ya no sucederá. Por lo que hay que agregar una invitación a tomar formalmente la hora de los almuerzos juntos en forma virtual.

7. Incluir a todos, o dejar una huella.

En la vida real tendemos a tener una conversación con 2 a 3 personas, y luego hacemos un seguimiento. En línea, podríamos tomar un atajo y preguntarle a una sola persona, perdiendo la perspectiva y el beneficio de incluir a segundas personas. Por lo anterior hay validar que todos sean incluidos en la conversación para evitar empleados aparentemente marginales y que estén en la conversación en línea, similar a estar en persona, incluso si no están diciendo nada en ese momento.

8. Unirse a las reuniones con 5 minutos de anticipación.

Para confirmar que la tecnología esté funcionando adecuadamente.

9. Grabar las reuniones.

Esto puede ayudar a aquellos que no pudieron asistir y también les permite ver cómo se muestran dicha reunión. Es importante que los gerentes lo revisen. ¿Si alguien tenía audio confuso que hizo que su punto de vista no fuera eficaz?

10. Garantizar que haya un responsable.

Para que preste atención y dé la palabra a quienes se unan de forma remota. Si usted es la única persona remota, busque un compañero que esté en el salón y lugar para conversar.

Deja tu comentario
Share This