Seleccionar página

11 mejores prácticas para el teletrabajo en la gestión de RH

11 mejores prácticas para el teletrabajo en la gestión de RH

Los trabajadores más comprometidos pasan del 60 al 80% trabajando en casa, de 3 a 4 días a la semana.

Los trabajadores con privacidad, tienen 1.7 veces más probabilidades de comprometerse con el trabajo.

El teletrabajador de media jornada tienen un promedio de ahorro de 500,000 mil, con una recuperan de 11 días al año y en desplazamiento gana un 60% de tiempo, que es aplicado a la productividad.

(Investigación de Gallup)

Estas son las prácticas a desarrollar para el teletrabajo:

1. Co-crear

Los gerentes deben estar preparados para las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo nos conectaremos?
  • ¿Cómo afectará el teletrabajo a mis evaluaciones de desempeño y la forma en que se evalúa?
  • ¿Cuáles son los procedimientos para coordinar proyectos de equipo?
  • ¿El teletrabajo afectará mi carrera?
  • ¿Cómo gestionar las expectativas de los clientes mientras trabajamos a distancia?
  • ¿Cómo utilizar la tecnología para ayudarnos a teletrabajar mejor?
  • ¿Podemos crear un sentido del lugar de trabajo y comunidad cuando estamos trabajando fuera de la oficina?

2. Trabajo en equipo

Tratar el teletrabajo como una actividad de equipo, si hay más de un empleado trabajando a distancia. No hacerlo individual.

3. Presencia virtual

Los miembros del equipo deben de usar los sistemas de mensajería instantánea para registrarse cada mañana y cambiar el estado cuando estén fuera de la computadora.

4. Servicio al cliente

Si los miembros del equipo interactúan con los clientes, asegurar que estén claramente definidos los requisitos de soporte del servicio.

5. Soporte de TI

Los teletrabajadores necesitan de conexiones rápidas, confiables y consistentes. Trabajar con el grupo de TI para que la tecnología sea efectiva, eficiente y funcione de manera consistente con un excelente servicio al cliente.

6. Confianza

Los gerentes deben usar el teletrabajo como una oportunidad para fomentar la confianza entre los empleados y la administración. Los chequeos diarios pueden ser útiles, pero no ser rígidos, ya que dificultaría la productividad y crearía un ambiente de desconfianza.

7. Reunirse

El valor del tiempo de oficina comunitaria en forma personal aumenta al trabajar en un entorno móvil. Decidir colectivamente qué tipos de eventos y actividades crearán un sentido de cohesión y comunidad. Se podría incluir un evento social regular.

8. Opciones de espacio de oficina

En algunas organizaciones, los teletrabajadores son alentados a compartir los espacios mientras trabajan a distancia. Esto requerirá la coordinación con otros empleados, y el desarrollo de protocolos de espacio compartido.

9. Administrar por resultados

Los gerentes acostumbrados a las oficinas para trabajar, el teletrabajo puede ser desconcertante. La actividad de los trabajadores no se debe confundir con los resultados que producen. Establecer una definición clara de objetivos e indicadores de desempeño, y su seguimiento.

10. Monitorear las medidas de rendimiento

Una medida podría ser los días de enfermedad en equipo y ausentismo. La satisfacción del cliente, sería otra.

11. Sigue evolucionando

Los gerentes deben pensar en un programa de teletrabajo como un trabajo continuo en progreso. Es probable que el equipo no haga todos los arreglos correctamente la primera vez, pero evolucionar para posteriormente forzar los cambios. Ser flexibles, evaluar con frecuencia y ajustar los convenios según sea necesario.

Deja tu comentario

Newsletter

Pin It on Pinterest

Comparte

En tus redes sociales