Tomar un tiempo de descanso significa dejar tareas resueltas y un plan de acción ante su ausencia.

1. Limitar al máximo la comunicación con el trabajo.

No se desconecte del todo, pero es esencial no estar en todo momento al pendiente del móvil, para poder disfrutar de las vacaciones.

2. Planificar actividades

Las vacaciones no deben ser únicamente de descanso y buena comida. Conviene también planificar actividades.

3. Elegir destinos lejos del lugar del trabajo

Esto puede convertirse en una excelente terapia para dejar atrás problemas laborales.

4. Cambiar horarios y rutinas

Modificar los hábitos durante las vacaciones es un buen síntoma de salud.

5. Pasar tiempo con la familia y los amigos

Es el momento de conocer nuevas ideas, con un dialogo relajado y de forma positiva con los amigos cercanos, además darle un poco más de tiempo a la familia.

Fuente: BBVA

Deja tu comentario
Share This