Se busca fomentar el compromiso del nuevo colaborador con la marca. El marketing cada día aborda más a RH

Unboxing es un nuevo fenómeno en YouTube en donde los entusiastas quitan la envoltura a productos y examinan el empaque con detalle obsesivo.

  • La popularidad del “unboxing” es incuestionable, ya que de los 25 canales más vistos en YouTube, 5 están dedicados a esta actividad.
  • Los canales de más éxito suelen ser los que presentan juguetes, aunque los hay de todo tipo, como los dedicados a ropa, maquillaje y productos tecnológicos.
  • Expertos en redes sociales, aseguran que el éxito del “unboxing” está relacionado con el placer que la gente experimenta al ver abrir productos nuevos.

Las marcas han reconocido desde hace tiempo lo poderosa que es la experiencia de unboxing para los clientes.

  • Imagínese la experiencia de conseguir un iPhone. Abrir la caja por primera vez y tener una sensación mágica.
  • Pensar que el onboarding puede proporcionar una oportunidad similar a los empleadores para crear entusiasmo en la empresa y en el papel de alguna nueva contratación.

Hay algo fundamentalmente satisfactorio y esperanzador sobre desenvolver un objeto. 

Con un producto, uno piensa en cómo lo va a usar o cómo impactará en su vida. Esto se mantiene cierto para una empresa también. Si la primera experiencia de una nueva contratación en la empresa es desorganizada y no está cuidadosamente diseñada y empaquetada, entonces tal vez otras partes de la experiencia de trabajo serán desorganizadas también.

Se puede empezar inmediatamente

Mantener a los candidatos involucrados e interesados en el proceso de selección y contratación, y en la fase de on-boarding, es especialmente importante durante el periodo entre el momento de la firma y el inicio de labores.

  • Los candidatos deben estar muy emocionados después de firmar, pero entonces si él o ella no inicia dentro de un tiempo determinado, la anticipación puede disminuir y la ansiedad puede colarse.
  • Este es el momento perfecto en que el empleado futuro no sólo inicie el procesamiento en RH, sino también para que se introduzca en el equipo y la cultura de la empresa.
  • Los gerentes de RH y selección, deben extender la bienvenida al nuevo empleado al equipo durante este tiempo antes del primer día.
  • Hacerles una llamada o enviar una tarjeta de bienvenida firmada por el equipo. No es nada formal, pero sí algo personal. Llevarlos a comer. Hacer lo que se pueda hacer para que el nuevo empleado emocionado se sienta parte del equipo lo más pronto.

¿Qué debe hacer un reclutador?

Las empresas generalmente reparten responsabilidades de onboarding entre los reclutadores, RH y directores de RH. Pero este proceso debería suceder con un propósito común:

  • Si un candidato acepta la oferta de trabajo, su principal punto de contacto ha sido muy probablemente un reclutador, por lo que son ellos con los que los candidatos tienen mayor confianza.
  • Los reclutadores tienen una gran oportunidad para ayudar a los nuevos empleados de manera eficiente y eficaz, para orientarles en sus funciones.
  • Los reclutadores pueden ganar puntos visitando a los nuevos empleados que trajeron, y manteniéndose en contacto con ellos, casi como un vigilante, ya que son su primer contacto y sienten una conexión personal con ellos.

Los reclutadores saludan y dan la bienvenida a sus contrataciones en su primer día. 

Si se ofrece un recorrido en la oficina durante el primer día para introducirlos al equipo, le ayudará a dar las bases para realizar una buena transición de candidato a empleado. El papel del reclutador puede ir disminuyendo, pero no debe desaparecer por completo.

Debido a una relación ya establecida, los nuevos empleados suelen sentirse más cómodos al compartir cosas con los reclutadores en vez de con RH. Una manera de tener una idea de cómo van las cosas, es programar una reunión de café o tomar el almuerzo con los nuevos empleados un par de semanas antes de su fecha de inicio, como empleado.

  • De esta manera, si el empleado tiene una preocupación, el reclutador puede compartir esto al responsable del nuevo empleado, y con el director de RH para que puedan trabajar para remediarlo.
  • Los reclutadores deben asegurarse de tener el permiso explícito del empleado para discutir el tema con los colegas, de lo contrario, se podrán sentir traicionados por sus mayores aliados.

El mensaje y la cultura laboral deben prevalecer

  • Ahora que ya han trabajado por un tiempo, habrá que asegurarse si sus empleados siguen recibiendo el mismo mensaje mientras eran candidatos.
  • La satisfacción del empleado exige que la contratación y la experiencia de incorporación coincidan con la realidad de la experiencia en el trabajo.
  • Los reclutadores tienen la obligación de asegurarse de que la primera experiencia de los nuevos empleados sea consistente con los mensajes de reclutamiento.
  • Durante los procesos de onboarding se debe verificar con los nuevos empleados de que la cultura de la empresa, así como sus funciones y responsabilidades, estén todas más o menos en línea con lo que esperaban.
  • Si no es así, es el momento de hablar con el director de RH para averiguar cómo hacer que la nueva experiencia de contratación esté a la altura de las expectativas, o replantear la mensajería en el futuro.

Si no se toman estos pasos, los empleadores tendrán más probabilidades de encontrarse en el blanco de críticas negativas, de alta rotación y una marca de empleador dañada.

Fuente: https://www.shrm.org/hrdisciplines/staffingmanagement/articles/pages/recruiters-unboxing-new-hires.aspx#sthash.YK1lV0lT.dpuf