‘El círculo de la salud’ invita a prevenir enfermedades cardiovasculares desde el móvil

Valentín Fuster ya es portátil. Basta un smartphone o tableta, una visita a Google Play o Apple Store y la descarga gratuita de El círculo de la salud para que el prestigioso cardiólogo explique al usuario (en vídeo) qué riesgos acechan a su corazón y cómo evitarlos. Es solo la punta de lanza de esta app que ha sido presentada esta mañana en elCentro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), con la presencia del doctor Fuster, Luis de Carlos, presidente de la Fundación Pro CNIC, y el ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso.

“El gran problema de la sociedad actual es que se habla mucho y se hace poco”, ha subrayado Fuster, director general del CNIC, que ha comparado la salud con un “coche nuevo” cuyo motor es la investigación al que se alimenta con la “gasolina” de la educación. “¿Pero dónde está la carretera?”, es decir, la vía para que al público le llegue el mensaje de cómo cuidar su salud. La respuesta para el cardiólogo y el equipo que ha desarrollado El círculo de la salud —iniciativa de la Fundación Pro CNIC financiada por 14 empresas y fundaciones entre las que se encuentra PRISA— está en los móviles y tabletas.

Arrancar esta app es encontrarse con un círculo dividido en cuatro porciones: Información, Evaluación, Motivación y Activación. La primera explica los seis factores de riesgo asociados a la enfermedad como el colesterol, la diabetes, el tabaco o la falta de ejercicio. Evaluación invita a hacerse un test rápido de salud, con parámetros como el tamaño de la cintura, los valores de colesterol o la tensión. Los dos últimos apartados, Motivación y Activación, funcionan en paralelo: uno para recordar cuánto influye el estado de ánimo para cuidar de nuestra salud y otro para proponer retos de mejora.

Pío Cabanillas, director de Comunicación de Acciona y uno de los artífices del proyecto, le echó humor para demostrar en vivo cómo funciona la app. Descartó al ministro por la presencia de periodistas en la zona y al Doctor Fuster porque “no vaya a ser, después de todo esto, que no esté en forma” y escogió como conejillo de indias a Luis de Carlos, presidente de la Fundación Pro CNIC. Jugueteó lo que quiso con sus valores de colesterol, porque eran demasiado buenos y le fastidiaban la demostración, y mostró que el programa lanza una serie de retos opcionales para mejorar la salud: si no se quiere comer pescado azul, se puede optar por 30 gramos de nueces al día o renunciar a la carne roja. Sobre la opción de renunciar al marisco, Cabanillas, por sus “orígenes galaicos”, recomendó descartarla y atreverse con otro de los retos.

El ministro de Sanidad Alfonso Alonso cerró el acto con un recordatorio de que “la salud es un mandato constitucional que los españoles consideran un derecho”. Pero recordó que tal derecho, como ocurre con esta app, forma parte de la libertad personal, libertad que se aplica, en este caso, a la de velar por la salud de cada uno. También subrayó que las enfermedades cardiovasculares, primera causa de mortalidad en España, son “prioridad, no solo para el Ministerio de Sanidad o el CNIC, sino para la sociedad española en su conjunto. Pero hay que optar”. Y la opción a la que Alonso se refirió deslizó la política en la salud, en concreto la victoria de Syriza en Grecia: “Ustedes quieren que hable de tabaquismo. ¿Cuál es el país de Europa donde menos se fuma? Suecia, fuman un 13% de la formación mayor de 15 años. ¿Y cuál es el país de Europa donde más se fuma? Grecia, fuman más del 31%. La elección que tenemos que hacer es: ¿qué queremos ser Suecia o Grecia? Así que últimamente todas las decisiones que tenemos que tomar en España se aproximan en nuestra vida”.