Luis Videgaray, titular de la SHCP, dijo ayer que las aportaciones se pueden hacer en todas las tiendas 7-Eleven del país, sin ningún costo

n53Después de 17 años de que entrara en operación el Sistema de Ahorro para el Retiro, las autoridades y las afores, en coparticipación con la cadena de tiendas de conveniencia 7-Eleven, se unieron para lanzar un programa que facilitará las aportaciones voluntarias de los trabajadores, “mismas que representan una gran diferencia en la pensión que puede recibir un jubilado”, señaló el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray.

“A partir de ahora, cualquier trabajador afiliado al Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), sin importar la afore en la que se encuentre inscrito, podrá realizar sus aportaciones voluntarias en las más de mil 800 establecimientos que tiene la cadena 7-Eleven en el país”, dijo.

Las transacciones, que podrán ser desde 50 hasta ocho mil pesos, no tendrán ningún costo para el trabajador y serán recibidas durante las 24 horas, los 365 días del año.

El único requisito para poder hacer estos depósitos es acudir a cualquiera de estas tiendas de conveniencia con su Clave Única de Registro de Población (CURP).

El funcionario detalló que un poco de ahorro voluntario puede hacer una gran diferencia en la vida de una mujer o de un hombre que se retira.

“Según cálculos de la Consar, el incrementar en uno por ciento el ahorro voluntario en una afore de manera sostenida, puede incrementar el monto de la pensión hasta en 12 por ciento”, explicó Videgaray.

n54
Asimismo, el secretario de Hacienda agregó que los recursos que están siendo administrados hoy por las afores superan 14 por ciento del Producto Interno Bruto, y estas condiciones de tener un ahorro de largo plazo es parte fundamental que explica la estabilidad macroeconómica con la que hoy cuenta México.

“El ahorro es uno de los pilares de la estabilidad macroeconómica de un país, uno en el que hay mayor ahorro, particularmente el de largo plazo, como es el ahorro para el retiro. Es un país que tiene mejores condiciones de enfrentar la volatilidad de los mercados internacionales o los eventos macroeconómicos que vienen de fuera, o incluso de los generados internamente”, agregó el funcionario federal.

Mejorar el retiro

Para Videgaray, el reto hacia adelante es que siga creciendo el ahorro de los mexicanos, y ésta “será siempre una prioridad de la política económica del gobierno de la República: generar mejores condiciones y mayores incentivos para que crezca el ahorro de los mexicanos”.

En este sentido, el presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), Carlos Ramírez, reconoció que “abrir los canales de acceso al ahorro voluntario es sólo el primer paso para observar un incremento real en el monto de las aportaciones voluntarias. Se requiere mayor difusión del tema”.

En ese contexto, recalcó que las afores están enviando, junto a los estados de cuenta de los trabajadores, un informe previsional en el que se realiza un cálculo personalizado sobre el impacto que tendría realizar ahorro voluntario en sus cuentas.

Agregó, que en esta primera fase sólo participarán como corresponsales las tiendas de la cadena 7-Eleven, pero que a finales de mes se espera la incorporación de las sucursales de Telecomm y de otras tiendas mayoristas.

Asimismo, precisó que en breve serán lanzadas otras iniciativas como la domicilización del ahorro voluntario a una de las cuentas de débito de los trabajadores, con la finalidad de incrementar los recursos de sus cuentas de afore y obtener una mejor pensión.

“Para lograr este propósito hay tres pasos centrales: el primero es crear conciencia entre los trabajadores de que en algún momento tendrán que retirarse y que tendrán que tener un sustento para ese momento.

“Segundo, la confianza en las afores, y tercero es la conducta, es decir, que el trabajador modifique sus hábitos de consumo para aportar voluntariamente y generar ese patrimonio”, señaló por su parte, Carlos Noriega Curtis, presidente de la Asociación Mexicana de Afores.

Agregó que desde el nacimiento del Sistema de Ahorro para el Retiro, hace 17 años, es responsabilidad del trabajador el monto que reciba de pensión al final de su vida laboral.

Ahí, las aportaciones que realice una persona de forma voluntaria a su afore pueden marcar la diferencia entre recibir sólo el 30 por ciento de su último sueldo, o recibir una cantidad mayor que le ayudará a estar mejor en sus años de descanso.

Cabe destacar que la plataforma diseñada por la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), las Afores y 7-Eleven “garantiza que cada depósito que realice el trabajador sea registrado en línea y en tiempo real en los sistemas y bases de datos del SAR

“Cada depósito está plenamente identificado y cuenta con los estándares de control y seguridad más altos a escala mundial”, agregó Fernando Castilla García, director general de la cadena de tiendas de conveniencia.

n55

Sólo cuatro de cada 100 se deciden a dar más al retiro

Ante la falta de conciencia sobre la necesidad de ahorrar para el retiro, así como de los pocos canales para hacerlo, en México sólo cuatro de cada 100 trabajadores afiliados al Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) realizan aportaciones voluntarias con la finalidad de incrementar su pensión.

De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), de las 51.8 millones de cuentas que existen hoy en día en el país, sólo el 4.8 por ciento realiza aportaciones voluntarias.

De ahí que a pesar de en el periodo diciembre de 2001 a julio de 2014, el saldo total de ahorro voluntario se multiplicó 14 veces, de mil 514 millones a 22 mil 792 millones de pesos.

En términos absolutos, en relación a los activos netos administrados por las afores, estos recursos representan tan sólo el uno por ciento.

La importancia de impulsar que los trabajadores realicen ahorro de forma voluntaria, incide en que estos obtengan una mejor pensión al final de su vida laboral, que les ayude a mejorar su calidad de vida y atención a la salud.

Bajo las condiciones actuales, sin ahorro voluntario y considerando únicamente las aportaciones obligatorias, un trabajador obtendría una tasa de remplazo cercana a 30 por ciento, en el mejor de los casos.

Bajo este precepto, su pensión será de tres pesos, por cada diez de su último salario.

En un escenario más optimista, para un trabajador del sexo masculino de 37 años que cotice al Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS), que tenga un salario de 10 mil 94 pesos, y cuyo saldo acumulado en su afore sea de 209 mil 867 pesos a agosto de 2014 y que se retire a los 65 años, reci,biría aproximadamente una pensión de seis mil 201 pesos.

Sin embargo, si el trabajador ahorra voluntariamente 270 pesos mensuales, su pensión subiría a siete mil pesos.

En tanto, si ahorrara mil 214 pesos al mes, podría obtener una pensión equivalente a su salario, de 10 mil 94 pesos, es decir tendría una tasa de reemplazo de ciento por ciento.

Cabe destacar que las afore han ofrecido un rendimiento anual promedio de 6.3 por ciento, lo que las ubica como una de las mejores alternativas de ahorro en el país. A pesar de ello, 39.6 por ciento de los ahorradores en México utiliza mecanismos informales de ahorro como las tandas y tener el dinero bajo el colchón.

Asimismo, vale señalar que los recursos ahorrados de forma voluntaria por los trabajadores en sus cuentas de afore pueden ser retirados dos o seis meses después de haber realizado el depósito.

Feunte: Dinero en Imagen