Se deben tomar acciones con el objetivo prevenir y proteger a los trabajadores.

¿Cuáles son las mayores distracciones al conducir?

Piense en todas las actividades que le ha hecho pasar a cualquiera de sus empleados: hablar por celular, mandarle mensaje de Whatssapp, leer, buscar una dirección, que redacte algún correo, etc. Ahora súmele las que hacemos en general, pues hay quienes se maquillan, se afeitan o le cambian a la estación de radio.

Para todas estas actividades tenemos que estar concentrados pues sólo así las realizamos de manera efectiva. Ahora súmele el manejar un vehículo. Cualquiera que sea, es una actividad que necesita toda nuestra atención y concentración porque nuestra seguridad física está en riesgo.

Para la OMS (Organización Mundial de la Salud) , conducir un vehículo está valorado como una actividad de alto riesgo, y por ello, la persona debe ser consciente de ello y asumir su rol como conductor y responsable de su vida, la de sus acompañantes y la de los demás agentes en la vía. Cualquier distracción puede ser fatal.

Las organizaciones que fallan en crear o reforzar políticas que prohíban a los empleados usar sus celulares mientras manejan, ponen a los trabajadores en peligro e incrementa las responsabilidades del empleador.

Vivimos en un mundo muy conectado, a muchos de nosotros nos resulta difícil olvidar el trabajo cuando estamos fuera de la oficina, entonces surgen algunas de las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es el costo de la conectividad constante?
  • ¿Es la comodidad más importante que la seguridad?

Impactos de la conducción distraída en el mundo

  • Conducir distraído es la causa número 1 de muertes en el trabajo en los Estados Unidos, de acuerdo con la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA).
  • Se estima que los teléfonos móviles están implicados en por lo menos el 26% de todos los accidentes de tráfico y es una tendencia que va elevándose.
  • En la Ciudad de México, la ciudad más poblada del mundo, está prohibido poner televisores o pantallas con proyector de imágenes en la parte delantera del vehículo y usar dispositivos de navegación mientras el vehículo esté en movimiento. El nuevo reglamento de tránsito establece multas elevadas por conducir y hablar por el celular de hasta 2,098 pesos.
  • En Chile, la primera causa de los 50 mil accidentes de tránsito que hubo durante el año 2010 fue precisamente la distracción de los conductores.
  • En Argentina, 22 personas mueren diariamente por causa de un conductor distraído.
  • En Colombia, al respecto los expertos sólo pueden concluir que las distracciones constituyen la primera causa de accidentes.

Por supuestos algunos de estos datos han sido enriquecidos por trabajadores intentando solucionar a distancia.

RRHH aún no sabe e ignora la necesidad de implementar o desarrollar una política respecto al tema. Aunque ya en algunos países se han empezado a hacer leyes bajo las cuales se regirá este nuevo siglo.

El establecimiento de una política para manejar seguro

  • Una política no escrita sobre “conducir con seguridad” ya no es suficiente. Los empleadores requieren de una política de conducción o al menos una de manos libres.
  • Las políticas deben ser prácticas y aplicables y bajo un diseño para proteger a los empleados y empleadores en todos los escenarios posibles.
  • Una política de teléfono celular debe cubrir a todos los empleados, a los dispositivos tanto de mano o de manos libres, a los vehículos de la empresa, a los teléfonos celulares de la compañía, así como a todas las comunicaciones relacionadas con el trabajo.
  • Lo que es práctico y aplicable puede variar según la industria y los lugares de trabajo, no obstante, los empleados deben ser educados para cumplir con cualquier ley estatal aplicable.
  • Los empleadores deben desalentar enérgicamente a aquellos empleados que violen las políticas que incluyan ciertas penalizaciones. Y estas políticas deberán estar escritas en los manuales de empleado, además de que el empleador pueda proporcionar capacitación durante la orientación de los trabajadores, así como generar un programa anual de actualización. Además, la política podría incluir procedimientos, tiempos y lugares para el uso seguro de los conductores de los teléfonos celulares y otros dispositivos electrónicos establecidos para la comunicación y ofrecer alternativas básicas como orientar más o esperar hasta regresar a la oficina para hablar o hacer uso del teléfono en el trabajo.

Si el empleador tiene ciertas prácticas que puedan incentivar a los empleados a usar teléfonos celulares u otros dispositivos electrónicos mientras conducen, éstas deberían ser eliminadas.

La aplicación de la política

Escribir y comunicar una política no es suficiente.

Aunque no es un escudo contra demandas, las políticas forzadas pueden ayudar a reducir el riesgo de accidentes, lesiones y resultados costosos. El uso del teléfono celular y mensajes de texto son verificables, así que cuando se produce un accidente, existen registros que muestran si un conductor estaba usando un teléfono celular.

En los sistemas jurídicos, es como una “prueba” que puede significar problemas para el usuario del teléfono móvil y su empleador si el usuario se encontraba realizando algo para el trabajo o conducía para su oficina.

Los empleadores deben decidir qué nivel de cumplimiento requieren. Una política que establezca la terminación inmediata del contrato por conducir distraído es, en realidad un movimiento erróneo. Aunque tal política podría ser teóricamente perfecta, es prácticamente imperfecta. Manejar de manera distraída es inevitable y la terminación inmediata no puede ser la respuesta.

Se aconseja a los empleadores que desarrollen una política que funcione para su industria y que sus conductores sean capaces de cumplirla.

Los métodos que se utilizan para gestionar el cumplimiento de las políticas de conducción distraída son:

  • Sistema de honor.
  • Informes de otros.
  • Observaciones en estacionamiento.
  • Registros / multas de tránsito de los conductores.
  • Monitoreo dentro del vehículo con cámaras y otras tecnologías.
  • Tecnologías que prohiban el uso de celulares mientras se conduce.

Los empleadores deben reprender a los empleados que violen las políticas de manejo seguro y éstas deben implicar penas graves, incluyendo, en caso de ser apropiado, la terminación de contrato. No hay manera de proteger a los empleados de todos los peligros que puedan encontrar en el camino, pero la implementación de un sólido programa de conducción segura permitirá la disminución de la probabilidad de que una tragedia ocurra en el camino.

Fuentes:

http://www.shrm.org/hrdisciplines/safetysecurity/articles/pages/distracted-driving-policies-save-lives.aspx#sthash.usNTjwaV.dpuf

http://www.sura.com/blogs/autos/distracciones-conducir.aspx#sthash.Lkx4I5OB.dpuf