La tecnología ha tenido un impacto moderado en las relaciones personales en la oficina, señala un artículo de The Washington Post.

Informes muestran que cada vez más empresas están implementando políticas sobre los romances en el trabajo. En una encuesta realizada por la Sociedad de Gestión de Recursos Humanos (SHRM), el 42% de los 380 profesionales de recursos humanos encuestados señaló que había implementado este tipo de políticas en el trabajo, una cifra que se incrementado en más del doble desde el 2005.

Y podría ser una estimación conservadora. En un estudio publicado la semana pasada por la Employment Law Alliance, el 72% de los abogados que respondieron dijeron que sus clientes corporativos tomaron en cuenta las relaciones en la oficina en sus políticas o manuales del empleado.

Mientras tanto, Garry Mathiason, socio senior de la firma de abogados Littler Mendelson, indicó que la prevalencia de políticas de romances en el trabajo entre sus clientes es más del 90%. “El problema real es lo que dice la política”, señaló Mathiason.

En la reciente encuesta realizada por Employment Law Alliance, el 81% de los abogados de empleo dijo que la tecnología había tenido un impacto moderado en las relaciones personales en la oficina.

Atrás quedaron, después de todo, los días en que los empleados tenían que encontrar el número de la casa de un colega para contactarlo después de las horas de trabajo.

Ahora es muy fácil textearlos y enviarles correos electrónico a altas horas de la noche después de haber tenido un par de copas, o hacerse amigos en Facebook sólo para darse cuenta si les gusta los mismos equipos y programas de televisión, o ver fotos personales en cualquier plataformas de medios sociales.

“En Facebook, puedo ver fotos de un colega en la playa en traje de baño y pensar si es atractiva”, dijo Sean Horan, profesor asistente en la Universidad Estatal de Texas, que ha estudiado las relaciones de trabajo.

Publicado en Gestión.pe