Un gran reto será para esta industria visualizar los contextos de la ética, en la gestión de los autos y sus procesos digitalizados para su comportamientos ante accidentes automovilísticos y cómo comportarse ante diversos escenarios.

amitai-logo-finalsin-web2

En 2021 entrarán taxis robots y en 2025 esperan poder vender los vehículos al público en general, aunque esto representa un desafío ético que hay que vencer primero.

El objetivo es reducir los costos lo suficiente para hacer que los vehículos autónomos sean accesibles para millones de personas.

Después se empezaran a vender taxis robots a empresas de transporte en el 2021, y a media década estos automóviles estén disponibles para que la gente ya los empiece a comprar.

Desafíos éticos a la vista en la industria automotriz

Los temas éticos que emergen en un mundo donde los autos robot tomarán decisiones de vida o muerte en choques en la vía pública, y para que lo hagan rápido.

  • Estos coches tendrán la capacidad de procesar datos y tomar decisiones mucho más rápido que nosotros como seres humanos.
  • Ninguna compañía individual va a programar estos vehículos con un conjunto de normas éticas que no convenzan a la sociedad en general.
  • La discusión será para establecer la ética de los autos robot que debe incluir la industria automotriz, los gobiernos, las universidades y los especialistas en ética.
  • Los coches autónomos estarán en la calle en algún momento de los próximos cinco años y la necesidad de esta discusión es urgente.

¿Cómo queremos que se comporten estos vehículos?

  • ¿Qué vidas deberán salvar?
  • Se avecinan cambios que debe esta industria revisar.
  • El 60 % de la población del mundo migrara a los grandes centros urbanos en los próximos 15 años, ocasionando congestión, contaminación y desafíos de movilidad.
  • Los fabricantes de automóviles y los gigantes de la tecnología no se deberán de abrumar por los desafíos éticos de programar autos robot para que tomen decisiones de vida o muerte.

La promesa de los coches autónomos

  • Como se anticiparán y evitarán colisiones, cuyo objetivo será reducir las muertes en las diversas rutas del mundo y que en el año 2015 aumentaron 7.2 % a 35 %.
  • Los accidentes aún ocurren. Y en tales momentos, un auto robot podría tener que elegir el menor de dos males, por ejemplo, desviarse hacia una acera concurrida para evitar el choque trasero de un camión a alta velocidad o quedarse en su carril poniendo a sus ocupantes en peligro mortal.

Fuente: http://www.autos-ef.com/2016/09/20/ford-vendera-coches-autonomos-en-2025/