En un actual entorno VUCA -Volátil, Incierto, Cambiante y Ambiguo, por sus siglas en inglés- de negocios fluidos y mercados camaleónicos, las consideradas “compañías ágiles” se centran mucho más en la gestión de personas, de individuos que cooperan entre sí como un gran equipo para alcanzar los objetivos de negocio.

En este contexto, una de las principales tareas de los departamentos de Recursos Humanos es elaborar planes de desarrollo para todos los colaboradores de la empresa. Detectar dónde se encuentran los talentos, las brechas específicas de competencias y habilidades de éstos, así como definir las acciones necesarias para adecuar el desarrollo profesional de esos empleados, evitará desperdiciar el talento de cada colaborador de la organización, al tomar en cuenta sus necesidades e intereses personales.

Los directivos de RRHH de cualquier compañía deben saber que no contar con un plan de desarrollo implica la posibilidad de que la motivación y rendimiento se reduzcan, favoreciendo a la fuga de talentos. En consecuencia, habrá un impacto negativo en la productividad y en los resultados del negocio por lo que, RRHH y Managers juegan un rol muy importante en cuanto a la generación de adecuados planes de desarrollo para sus colaboradores.

Acciones de desarrollo como mejora en las habilidades de los empleados para que éstos puedan realizar su trabajo de manera efectiva, mejora en las habilidades basada en los intereses y ambiciones del individuo para su puesto actual, la futura promoción o la movilidad interna; fomento en la conciliación de la vida personal-profesional, estimulo en la colaboración y la innovación, por ejemplo, asistir a eventos, participar en laboratorios de ideas, y permitir a los individuos tomar cursos que les interesen aunque no estén directamente relacionados con el trabajo, crearán un sentimiento mucho más fuerte de la corresponsabilidad con la persona, que se comprometerá a alcanzar los objetivos corporativos.

Tener en cuenta, como una constante, que los miembros de la organización tienen sus propios sueños, aspiraciones, preocupaciones y metas; preguntarse si las metas individuales de los colaboradores coinciden con las de la compañía, y considerar el nivel de compromiso, entusiasmo y rendimiento de cada individuo se está tornando fundamental.

Desarrollar los intereses de los empleados permitirá a las organizaciones aprovechar en un futuro, las habilidades que aún no son necesarias, pero que en algún momento pueden llegar a serlo, un aspecto que resultará vital para fomentar una cultura de innovación.

Un plan de desarrollo enfocado en la persona ayudará a los empleados a alcanzar sus metas profesionales y liderazgo, podrá mejorar la experiencia profesional de los empleados y prepararlos para el siguiente paso de la carrera.

Una empresa que es o busca ser exitosa y ágil, dará la misma importancia tanto a los planes de desarrollo colectivos como personalizados al ser factores determinantes para impulsar el progreso dentro de las compañías.

Para mayor información
Fabiana Durán
DOIN Comunicación
Tel. 5514 1163
Cel. 55 10120885
fabiana@doincomunicacion.mx

Sobre 

Meta4, con 1,300 clientes en 100 países, gestiona a más de 18 millones de personas en todo el mundo. Desde su centro de I+D+i ubicado en España (Madrid) desarrolla aplicaciones de Recursos Humanos capaces de cubrir las necesidades locales y globales de todo tipo de organizaciones.

Las soluciones Cloud de Meta4 proporcionan a los profesionales de Recursos Humanos la tecnología más innovadora con la mejor experiencia de usuario para gestionar el ciclo completo de sus empleados, desde la Nómina y Administración de Personal hasta la Gestión Global del Talento. Una solución integrada que aprovecha las ventajas de la nube para responder a todos los retos de gestión del Capital Humano, incrementando la productividad y eficiencia de las empresas.

Más información: www.meta4.com.mx