La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) consideró fundamental discutir abiertamente como país, la necesidad de llevar a cabo reformas al sistema de pensiones de cuentas individuales.

Ello, agregó, para permitir elevar la tasa de reemplazo (el monto de pensión que se recibe respecto del último sueldo) esperada de la generación de trabajadores que se pensionará con los recursos de su Administradora de Fondos para el Retiro (Afore).

Apuntó que con datos del presupuesto de Egresos 2016, el gasto pensionario representa 2.0 por ciento del PIB, un total de 611 mil 261 millones de pesos, es decir 17 por ciento del gasto programable del Gobierno, cifra que crecerá rápidamente en los próximos años.

Conforme a las proyecciones que tiene la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), abundó la SHCP, el nivel de ahorro resulta insuficiente para alcanzar la pensión que desean los mexicanos.

De acuerdo con estándares internacionales, la pensión jubilatoria debería ser de cerca de 70 por ciento del último salario percibido, añadió la dependencia federal en el Informe Semanal de su Vocería.

Según datos del Consejo Nacional de Población (Conapo), en México la esperanza de vida actual es de 75 años y se espera que para el 2050 aumente a 79 años, en tanto que el periodo promedio de vida tras la jubilación laboral para los mexicanos es de 17 años.

La población de 60 años y más aumentará 81 por ciento durante el periodo 2015-2030 en el País, mientras que para 2050, poco más de la cuarta parte de la población tendrá más de 60 años.

Hacienda comentó que México se encuentra en un proceso de transición, en el cual operan varios esquemas de pensiones: el de “beneficio definido”; el sistema de pensiones de cuentas individuales y el Programa 65 y más.

Explicó que el de “beneficio definido” es el sistema en el que los trabajadores en activo pagan las pensiones de los trabajadores que ya se han retirado.

La Secretaría de Hacienda subrayó que debe considerarse que el gasto en pensiones está creciendo a tasas de dos dígitos, derivado del pago de las pensiones a la generación de transición, pues los trabajadores que hoy se están retirando todavía no dependen de su cuenta de ahorro individual.

Será hasta la próxima década cuando se empezarán a tener los primeros trabajadores que se jubilan bajo el esquema de pensión de cuenta individual, anticipó.

Destacó que a 19 años de haberse implementado el sistema de cuentas individuales, se han acumulado recursos por 2.8 millones de pesos equivalentes a más de 15 por ciento del Producto Interno Bruto.

También se ha logrado una profundización del sistema de financiero gracias a las Afore y se han generado rendimientos netos en favor de los trabajadores formados de 1.2 millones de pesos, lo que representa 44.7 por ciento del saldo de sistema.

No obstante sus avances, el sistema de pensiones de cuentas individuales presenta grandes retos, como que el nivel de ahorro resulta insuficiente para alcanzar la pensión que desean los mexicanos, y por ello es fundamental llevar a cabo reformas.