Mantener la estabilidad financiera en el IMSS es el principal compromiso de su director general, Mikel Arriola, quien señaló que la presión de los recursos es por causa de las pensiones. 

Las presiones financieras de gasto en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) siguen siendo básicamente por las pensiones que otorga esa institución, señaló el director general del organismo, Mikel Arriola.

Al presentar un informe a cien días de su administración, el funcionario detalló que el IMSS paga actualmente a 3.5 millones de pensionados.

Enfatizó que la prioridad de su gestión al frente del instituto será mantener la estabilidad financiera. Señaló que dará continuidad a la disciplina financiera al tiempo de generar mayores ingresos a través de la eficiencia en la incorporación y recaudación, acciones que permiten continuar la viabilidad del instituto.

En conferencia de prensa indicó que en los últimos cien días de su gestión “se han realizado 802 operaciones de traumatología y ortopedia en quirófanos los fines de semana”.