Últimamente hemos visto en las noticias como el sector empresarial ha “subido el tono” de sus reclamos al gobierno federal por la falta de gobernabilidad, en especial en algunos estados del país donde en CNTE ha hecho lo que se le pega la gana sin que se les aplique la ley…

Esto es muy serio por varias razones, la primera, es que el mismo gobierno está poniendo la mesa para la impunidad, que es la antesala de la corrupción (irónicamente acaba de promulgar las Leyes Anti Corrupción), pues lo que en CNTE está haciendo, es delincuencia organizada de acuerdo a nuestra propia Constitución “Por delincuencia organizada se entiende una organización de hecho de tres o más personas, para cometer delitos en forma permanente o reiterada, en los términos de la ley de la materia.” La segunda, y más grave, es que no está cumpliendo con su obligación principal que es la de proveer seguridad a sus ciudadanos investigando los delitos y castigando a los responsables.

Yo Opino, no paguemos impuestos. Opinión de Fernando Senties CEO de AMITAI

Hoy 2 de agosto del 2016, el presidente Enrique Peña Nieto fue demandado por la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) por ser omiso en los bloqueos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)…

Veamos, el sector privado paga la mayor parte de los impuestos que el gobierno federal cobra, a cambio, el gobierno se supone que debe proveer seguridad, un grupo de vándalos atacan propiedad de las empresas (al igual que bienes de la nación) como vías de tren, asaltan tiendas, prenden fuego a bodegas, roban camiones y sus mercancías, entre otras. Si el sector privado, concretamente las empresas no pagaran sus impuestos, seguramente el gobierno tomaría más en serio sus reclamos, pero el problema es que si el sector privado no paga impuestos, se van a la cárcel los responsables, pero si el gobierno no cumple, como estamos acostumbrados a ello, no pasa nada, así que toman decisiones “políticas” es decir que le sean la más favorables para sus fines políticos, a costa de todos los individuos afectados.

Sugiero que las cúpulas empresariales a las que la mayoría de las empresas pertenecemos, nos organicemos como el CNTE y dejemos de pagar impuestos, los cual tendría un impacto mucho mayor para el gobierno, después de todo, no nos pueden encarcelar a todos. Tan descabellado como suena, ¿no sería una alternativa para detener el CNTE y que al gobierno, empezando por el presidente le deje de temblar la mano para aplicar la ley Y asuman sus obligación de GOBERNAR?

¡Si quieres comentarme algo sígueme en Twitter!