Podrás recibir mails, mapas y redes sociales, etc.

Estos forman parte de la nueva generación de servicios que permitirán la extensión de la oficina ya que en breve llegarán al mercado nuevos “visualizadores frontales” o HUD, que permiten conducir mientras se reciben mensajes o se interactúa en las redes sociales.

Las nuevas tendencias en los autos

IHS Automotive, empresa que analiza las tendencias de la industria automovilística, espera que muchos fabricantes integren estos dispositivos con pantallas emergentes.

Con esto la tecnología puede ofrecer formas más seguras para que la gente haga varias tareas mientras conduce, pues las encuestas que se han realizado a los consumidores indican que los conductores quieren sistemas que ofrezcan mapas, música, noticias y conectividad social.

Los partidarios de la seguridad argumentan que los dispositivos que intentan minimizar los peligros de la multitarea se basan en la premisa falsa de que los conductores pueden prestar atención a la carretera y estar seguros mientras hacen malabares en las redes sociales, cuando lo que en realidad hacen es fomentar un comportamiento arriesgado.

El argumento contrario lo reduce todo a una noción muy sencilla:

  • Los conductores van a hacerlo de todos modos, así que ¿por qué no reducir al mínimo las distracciones más arriesgadas, como agachar la cabeza para mirar el teléfono o manejarlo?

La gente usa el teléfono de una manera demasiado compulsiva como para esperar que deje de hacerlo.

  • “Eliminar por completo ese comportamiento es una quimera”
  • “La mejor manera de abordarlo es hacerlo lo más seguro posible”.
  • Las investigaciones demuestran que los sistemas de reconocimiento de voz pueden resultar tan imprecisos que generan distracción.

Extensión de la oficina en el auto

Conducir, recibir mensajes, hablar por teléfono, incluso interactuar en las redes sociales sin poner en peligro la seguridad, puede lograrse a través de los conocidos “visualizadores frontales” (HUD, por sus siglas en inglés), que también muestran información básica de la conducción, como la velocidad e instrucciones en cada curva, en un parabrisas especial, para que el conductor pueda seguir mirando al frente y no abajo de la salpicadera.

Google con Android Auto, y Apple con CarPlay, también han dado el salto a este sector en evolución. Ambos permiten que los teléfonos se conecten al puerto USB del coche para que la información fluya a un monitor situado en el salpicadero.

La seguridad del condutor

El Gobierno federal de EEUU ha publicado unas directrices para regular los “sistemas de información y entretenimiento”, y uno de sus principales mensajes es que realizar determiadas tareas no relacionadas con la conducción interfiere con la seguridad del conductor.

Los expertos en ciencia de la atención sostienen que los nuevos dispositivos HUD podrían aumentar algunos riesgos tan evidentes.

La distracción de los conductores

Prestar atención a la carretera es mucho más complejo que tener la cabeza apuntando hacia ella.

  • “Estos dispositivos parten de la suposición falsa de que para ver sólo hay que tener los ojos en el punto correcto”.

Los mapas, las direcciones y otra información relacionada con la conducción son elementos importantes de muchos de estos productos y la idea es que cualquier tarea relacionada con la conducción debería hacerse con la mayor seguridad posible.

Para responder a una llamada, el conductor pasa una mano por el aire o la desliza sobre el volante, un gesto captado por el dispositivo con un mecanismo similar al del Nintendo Wii.

El conductor verá la imagen como una especie de holograma, flotando a un metro y medio del parabrisas, según explica Simpson, aproximadamente donde el cofre del coche se une con la carretera. “Es más seguro que mirar al salpicadero o a una imagen del móvil”, añade.

Christopher Wickens, catedrático de la Universidad del Estado de Colorado y uno de los principales expertos estadounidenses en el uso seguro de dispositivos HUD para el transporte, explica que los dispositivos utilizados en aviones sólo muestran información indispensable para el vuelo —como el contorno de la pista de aterrizaje o el horizonte— y, algo fundamental, que la información suele mostrarse como una capa visual sobre la pista o el horizonte reales.

En cambio, un dispositivo HUD en el coche, que da información no relacionada con la conducción y no está alineada con la carretera “es lo peor de lo peor”, sostiene Wickens.

  • “Es un lío, que induce a posibles fallos y distracciones, que induce a posibles accidentes”.

Según sus investigaciones, cuando la información proyectada está relacionada con la conducción y se muestra de manera sencilla —como la velocidad o una flecha para la navegación— puede ofrecer una mínima ventaja en materia de seguridad.

La información social contrarresta cualquier pequeño beneficio que el conductor pudiese obtener de una información sobre conducción correctamente alineada.

Sin embargo, los neurocientíficos y partidarios de la seguridad aseguran que cualquier elemento visual perturba la concentración, pues presenta una distracción cognitiva.

Traducción: las imágenes nos hacen apartar la cabeza de la carretera.

Dicha distracción hace difícil que un conductor pueda responder a una amenaza repentina.

También hay otra preocupación: los dispositivos HUD centrados en las redes sociales y la comunicación crean el riesgo de normalizar el comportamiento de hacer varias cosas a la vez.

  • “La tecnología y la innovación en la industria automovilística avanzan a una velocidad mucho mayor que los reguladores”.

El Departamento de Transporte ha financiado al Instituto de Tecnología para el Transporte de Virginia para que investigue si los beneficios en materia de seguridad que ofrecen los dispositivos HUD en los coches superan a los riesgos que plantea la distracción. Se espera que el estudio concluya en 2016.

El dispositivo HUD de Navdy proyecta información desde un smartphone para que parezca estar flotando a dos metros del conductor.

Los creadores del dispositivo de Navdy, disponible en unos meses en EEUU, aseguran mejorar la seguridad al mostrar a los conductores información importante sin que tengan que agachar la cabeza para mirar al teléfono o al salpicadero. Sin embargo, a los partidarios de la seguridad les preocupa que estos sistemas no hagan sino añadir distracciones.

http://tecnologia.elpais.com/tecFuente:nologia/2015/06/04/actualidad/1433412820_381551.html