En un mundo en el que cada vez se eliminan empleos con más rapidez, que con la que se crean los nuevos, va a ser muy difícil encontrar gente que se adapte al cambio.

Silicon Valley explora el impacto de disponer de una cantidad para poder “vivir sin ataduras”.

La incubadora más prestigiosa de Silicon Valley es Y Combinator.

De ahí han salido startups que valen miles de millones de dólares, como Airbnb, Instacar, Reddit, Dropbox y de manera más reciente, Platzi. Pasar por este centro no es sinónimo de éxito, pero sí de que el emprendedor no estará solo en su camino.

  • Una de sus características es la apertura de mente.
  • Caben casi todo tipo de ideas.
  • Otro rasgo diferencial es que los tutelados no reciben ayuda para el alquiler, tampoco espacio de oficinas propio, pero pueden usar la incubadora.
  • Buscarse la vida es también parte de la experiencia.

La ascensión de precios en la zona de la bahía de San Francisco hace que cada vez sea más complicado traer proyectos en sus primeras fases. El proceso de gentrificación de San Francisco comienza a cruzar el puente y puede llegar a Oakland, donde pronto tendrá su sede Uber. Allí comienzan a mezclarse barrios deprimidos con habitantes resignados con los nuevos ricos.

Se ha aprobado un experimento que pagarán de su bolsillo. Durante cinco años van a llevar a cabo una investigación en de la Universidad de Michigan, con la doctora Elizabeth Rhodes, sobre el impacto que tiene la renta básica en el comportamiento.

  • Altman ha dicho que Oakland es el lugar ideal por el momento que vive: “Tiene prosperidad y diversidad. Una riqueza considerable y una gran desigualdad. No veo un lugar mejor para hacer un piloto”.
  • El estudio contará con un grupo de entre 50 y 100 personas, que recibirán una cantidad indeterminada cada mes. Según los planes, “suficiente como para vivir sin ataduras”.

En 2015 el impulsor ya dijo que América es un lugar lo suficientemente rico y grande como para que nadie se quede sin acceso a un techo o comida.

Visitar fuente