Al pensar en la edificación de hogares también debe pensarse en los recursos naturales: Karam.

A pesar de que con la nueva política de vivienda que llegó con la administración de Enrique Peña Nieto se definieron los perímetros para construir casas con subsidios federales y así evitar la expansión de la mancha urbana, es necesario que se creen normas mucho más simples para que la construcción de éstas esté encaminada a ofrecer soluciones dignas a la población en beneficio también de los recursos del país, explicó Jesús Murillo Karam, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Durante la presentación del Informe de Resultados de Política Nacional de Vivienda, el funcionario indicó que es necesario que al pensar en las edificaciones de hogares también se piense en los recursos naturales, ya que éstos se han agotado de una manera significativa gracias a la planeación territorial de los últimos 10 años.

“Es urgente que no sólo las viviendas subsidiadas se construyan donde se tengan que hacer, sino que reglamentemos de manera clara las condiciones de toda la construcción de vivienda con normas mucho más simples para que podamos asegurar que no sólo estamos construyendo una vivienda, sino un país distinto, donde podamos cubrir, sostener y afianzar la cohesión social”, expresó Murillo Karam durante el acto efectuado en el Campo Marte.

Agregó que en la actualidad al hablar de construcción de vivienda se tiene que pensar en los recursos naturales.

“Al hablar de vivienda, más que nunca tenemos que hablar también de que hemos desaparecido una gran cantidad de bosques y de nuestras selvas. Hay manchones de desertificación que no estaban hace 10 años. En consecuencia, en esta política de vivienda, aparte de atender las condiciones sociales tenemos que atender las condiciones geográficas”, explicó.

Reformas apuntalaron 
al sector

Murillo Karam destacó que gracias a las reformas estructurales implementadas al inicio de la administración actual, empezando por la misma creación de la Sedatu, el sector de la vivienda vive uno de sus mejores momentos, ya que el año pasado este rubro de la economía fue el segundo en aportar al PIB y el primer generador de empleos en el país.

“Las reformas permitieron que el año pasado este sector fuera el segundo aportador al PIB por primera vez y convirtieron al sector en el mayor aportador de mano obra, de empleo”, detalló.

El funcionario destacó que esto se debió a que se crearon instrumentos necesarios para apuntalar dicha política de vivienda.

“Fue necesario hacer valer los subsidios de manera tal que lleguen a donde tengan que llegar; el hecho de haber cambiado las normas que tienen que ver con dónde se construye, todo esto se incluye en una reforma necesariamente visionaria. hoy esto es un enorme compromiso para quienes trabajamos en esta secretaría, el mantener este ritmo y acrecentarlo”, declaró.

La inversión del 2014 
fue de $350,000 millones

Por su parte, la titular de la Comisión Nacional de Vivienda, Paloma Silva de Anzorena, informó que durante el 2014 se realizó una inversión en el sector de 350,000 millones de pesos, lo que ayudó a que se generaran 1 millón de acciones de vivienda; se prevé que para este año se generen 1.1 millones de acciones de este tipo.

La funcionaria agregó que también durante el 2014 el sector impactó en 78 ramas de la economía y se generaron cerca de 3 millones de empleos. Además, el número de desarrolladores que participan en el sector de la construcción se amplió a más de 1,200 constructores.

“A pesar de que los resultados han sido óptimos, sabemos que este 2015 puede ser aun mejor de lo que fue el 2014, y en ese sentido también se han anunciado nuevos productos de financiamiento a raíz de la reforma financiera. Estamos convencidos de que este año será cuando esta política nacional de vivienda cumpla con mejorar la calidad de la vivienda, abatir el rezago habitacional y ampliar de manera relevante la participación del sector privado”, puntualizó Silva de Anzorena.

La directora de la Conavi señaló que las acciones de vivienda efectuadas en 2014 incluyen el financiamiento a la construcción y la participación de la Banca Comercial y de Desarrollo.

Publicado en El Economista