Podrán presentarla en cualquier momento del año. y no deberán tener ingresos adicionales o intereses bancarios superiores a 20 mil pesos.

Hasta el año pasado, estos trabajadores tenían la obligación de presentar la declaración anual en abril.

La declaración anual ya se puede presentar en la aplicación disponible en el portal del SAT, en donde el contribuyente encontrará una declaración pre llenada con una propuesta de devolución pre autorizada, por lo que solo tendrá que revisar y enviar.

Con esta simplificación, el SAT estima que podrían verse beneficiados 2 millones 491 mil personas físicas asalariadas.

Se especificó que aquellas personas que en caso de tener un saldo a favor y quieran solicitarlo a través de la declaración, lo pueden hacer en cualquier momento del año.

Debido a la factura electrónica y a la relación que tiene ahora el SAT con los contribuyentes en “tiempo real”, las declaraciones vienen con información pre llenada y con una propuesta de devolución pre autorizada, con lo que el trámite se acortará en tiempo.

La declaración tiene información pre cargada respecto de ingresos, retenciones, pagos provisionales, deducciones personales y deducciones autorizadas. En caso de que haya saldo a pagar también la misma herramienta genera la línea de captura y si también quieran acogerse al beneficio de pago en parcialidades la opción estará disponible.

Como en años anteriores, la devolución se realizará en 5 días hábiles posteriores a la presentación de la declaración anual.

Es importante mencionar que quienes siguen obligados a presentar declaración anual en abril, son las personas que perciban ingresos por honorarios, arrendamiento, tengan actividades empresariales y, los asalariados con ingresos superiores a 400 mil pesos.

La fecha límite para que los contribuyentes obligados presenten su declaración anual es el 30 de abril pero por ser este día domingo, el plazo se recorre al martes 2 de mayo.

Como parte del anuncio de simplificación de trámites también se dieron a conocer dos procesos más:

  1. El uso de la firma electrónica sólo será necesario para saldos a favor mayores a 50 mil pesos, de manera que si la devolución es menor, la declaración puede hacerse con contraseña, que se podrá generar por internet, vía telefónica o por SAT Móvil.
  2. Los contribuyentes con ingresos exclusivamente por salarios y saldos a favor superior a 10 mil pesos y que no deduzcan más de 25 facturas, podrán presentar su declaración por teléfono.

Los ingresos tributarios en el país en el 2013 apenas representaron el 8 % del PIB y para 2016 ascendió esa proporción a 14 %, lo que es un aumento que ningún país de la OCDE ha experimentado.

“Más personas están pagando impuestos y los ingresos tributarios se están convirtiendo en una fuente de fortaleza y de estabilidad no solamente de las finanzas públicas, sino también de nuestra economía”