¿Cuáles son los orígenes de los gobiernos latinoamericanos  llenos de maleantes?

amitai-logo-finalsin-web

En México la corrupción constituye un cáncer sumamente agresivo.

  • Los territorios americanos invadidos por la corona española o portuguesa en el siglo XVI, mejor conocidos como naciones indígenas “conquistadas”, padecen procesos de putrefacción política.
  • En los actuales países angloparlantes, fundados por los colonizadores ingleses en el siglo XVII, que de igual manera ejecutaron una devastación de los aborígenes, los niveles de podredumbre pública y privada son infinitamente inferiores.

¿Dónde cree que repiten más casos de peculado, escandaloso de desfalcos, malversaciones de fondos y desviaciones de recursos?

¿En Nueva Zelanda, Australia, Estados Unidos y Canadá? o ¿en México, Nicaragua, Salvador, Venezuela, Colombia o Perú? Así es en los hispanoparlantes.

Hay dos comunes denominadores aplicable en aquellos países en donde se habla inglés.

  • La existencia de un Estado de Derecho, vinculado al desarrollo democrático, es decir, a más evolución democrática, mayor eficiencia y, por ende, mayores índices de crecimiento económico y perfeccionamiento en el sistema de impartición de justicia social y a la inversa.
  • La devastación de sus indígenas

La herencia española

La mala gestión y corrupción que existió en esta época impide no tener una sana práctica de autogobierno, que sí se ejecutó en las colonias inglesas, sino que, además, provocó el surgimiento de caudillos, caciques, tiranos, dictadores, déspotas, casi nunca ilustrados, jefes máximos, sátrapas, hombres fuertes, en fin, autoridades inatacables que gobernaban de acuerdo a sus estados de ánimo, considerando a sus pueblos oprimidos como fantasmas que nunca hubieran existido.

  • Eran países jóvenes, que ya no eran dominados por un emperador o un virrey, sino que ahora es por un solo hombre que decidía cuándo y por quién votar, qué comer, a quién rezarle, cómo hacerlo, todo paso a ser imposición.

Algunos avances

  • Las instituciones hispanoparlantes han empezado a hacerse valer hasta entrado el siglo XXI. Tan es cierto que en Perú, el expresidente Fujimori está en la cárcel; en Costa Rica, Rafael Ángel Calderón Fournier y Miguel Ángel Rodríguez Echeverría, ambos ex presidentes pasaron largas temporadas en prisión, tal y como acontece con Otto Pérez Molina, de Guatemala.
  • Hay ex presidentes candidatos a la cárcel como es Lula de Brasil, misma suerte que podrían compartir Ricardo Martinelli, de Panamá, Cristina Kirchner de Argentina y Mauricio Funes de El Salvador, ahora asilado en Nicaragua, todos ellos acusados de diferentes delitos.
  • Es imperativo purgar a los gobiernos latinoamericanos de maleantes que entiendan que el tesoro público, no es un botín repartible entre verdaderas pandillas confiadas en una lucrativa impunidad, originada en la inexistencia de un Estado de Derecho.
  • ¿Y en México cuándo?

Fuente:

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/09/09/actualidad/1473381612_394832.html