Reporte reciente de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios de EU comunica

  • ​Ciudadanos mexicanos compraron de Marzo de 2013 a Marzo de 2014 inmuebles residenciales su monto fue por 4.5 miles de millones de dólares. 
  • Esto representa cerca de 5% de todas las ventas internacionales de este rubro
  • México es el quinto país con más compras, después de China, Canadá, India y el Reino Unido, una posicion muy decorosa 
Comparativo gasto en el sector construccion de viviendas edificios industriales y comerciales 
  • El gasto total en estos rubros para 2013 tuvo un valor de 186 mil 165 millones de pesos. 
  • Las compras mencionadas en Estados Unidos de inmuebles (aunque el periodo de referencia no es el mismo y una cosa es construir y otra comprar activos) son de cerca de un tercio de este monto.
  • Es reflejo de un problema: el miedo a invertir en el país. 
  • Si en los años ochenta el temor era frente a las políticas expansivas del gobierno que podrían terminar con una espiral inflacionaria y devaluación, como sucedió, o por miedo a una expropiación, dada la retórica dominante en el sexenio de Echeverría y que regresó a fines de la administración de López Portillo, hoy parece ser por la ausencia de Estado en proveer el servicio básico de seguridad. 
  • Para muchos, una propiedad en Estados Unidos es la única forma de vivir, aunque sea por temporadas cortas, sin miedo a ser secuestrado o extorsionado.​
 

Estas inversiones en Estados Unidos de quienes son es de políticos. 

  • ​​La única información disponible es de aquellos políticos mexicanos cuyas propiedades en Estados Unidos son producto de un presunto delito según las leyes de ese país y que, como resultado de una pesquisa judicial allá, termina en la confiscación del inmueble. 
  • ​Hay un caso revelador es el de Héctor Javier Villarreal, extesorero de Coahuila en el sexenio de Humberto Moreira. Está preso desde febrero de 2014 en una prisión en Texas, donde se declaró culpable de dos cargos de conspiración de lavado de dinero y uno de conspiración para transportar dinero robado. 
  • ​Se le han confiscado propiedades por más de 20 millones de dólares, incluida una casa en San Antonio con un valor superior a 1.3 millones de dólares y un centro comercial en San Antonio por más de 6.3 millones.
  • ​Estos recursos depositados fuera de México pueden estar explicando, en alguna medida, la menor repercusión del gasto público en la economía nacional. 
  • Hay entidades donde el moche esta posicionado que se le exige al contratista es de 20 por ciento. Eso significa que, de entrada, el impacto de esa obra pública es menor al de las cifras reportadas como ejercidas. 
  • Ese moche, además, pareciera, se queda cada vez más en el extranjero. 
  • Seguramente en el pasado el moche pasaba o se quedaba en México, creando algo de demanda. Ahora ni eso.
  • ​En su VI Informe López Portillo se puso romántico: “… 
  • “sería un gesto hermoso el que (…) los adquirientes de inmuebles se solidarizaran con su nación y convinieran con la Banca Mexicana (…) algún sistema para reciclar en nuestra economía los recursos que son tan necesarios para México”. 
  • Hoy de elemental justicia que los ciudadanos conociéramos el patrimonio inmobiliario que tienen nuestros políticos, sobre todo en el extranjero, y un mecanismo legal para que regrese a las arcas nacionales, no a las de Texas, cuando provienen de actos ilegales.

Publicado en Excélsior, Carlos Elizondo.