Nivel desde hace 10 años

La salida de un CEO afecta al ambiente organizacional y laboral por lo que su impacto es muy fuerte.

Menos CEOs están siendo despedidos y esto puede ser una buena noticia para todos los líderes de los negocios pues no es más que una señal de que la economía mejora.

  • En 2014, los despidos involuntarios y disciplinarios de los CEOs en las 500 empresas del índice Standard & Poor disminuyeron a su nivel más bajo desde 2005, según la edición de 2015 de Prácticas de sucesión del CEO, recientemente publicada por The Conference Board, una organización de liderazgo empresarial en Nueva York. Esto beneficia al ámbito laboral de las organizaciones.
  • Cada año, los analistas de The Conference Board examinan la rotación de los CEOs en las corporaciones más grandes del mundo. Se encontró que durante el año 2014:

Menos del 16 por ciento de esas pérdidas de empleo se debieron a despidos involuntarios.

Las estadísticas de 2014 muestran una considerable disminución en los despidos, según los siguientes datos:

  • En 2013 fue de 23.8%.
  • En 2012 de 29.4%.

El seguimiento en la rotación de los CEOs ha permitido a The Conference Board medir el pulso de los negocios más grandes de Estados Unidos.

La baja tasa de despido del año pasado es, al menos en parte, una muestra o señal de mejoría en la economía general de los Estados Unidos.

Una tasa más suave para 2014 era previsible en vista de la alta rotación de los CEOs en los últimos años, cuando aproximadamente las estadísticas eran las siguientes:

  • Uno de cada cuatro directores generales que salen, fue despedido por la junta directiva corporativa.
  • De acuerdo con los investigadores de The Conference Board, este descenso en los nombramientos de CEOs indica que el liderazgo independiente está incursionándose incluso entre las empresas más grandes.

Estadísticas de las sucesiones de los CEOs

  • En 2014 sólo el 8% de las sucesiones de CEOs implicó un nombramiento conjunto como presidente.
  • En 2013 era del 9.5%.
  • En 2012 del 18.8%.

Características de su retiro

Partiendo de los anuncios de sucesión en 2014, el 34.7% de los CEOs que se fueron, permanecieron como presidentes ejecutivos por al menos un breve periodo de transición hasta la siguiente asamblea.

  • La negación en los nombramientos conjuntos de los CEOs entrantes es debido a que las juntas requieren discutir el papel continuo de los que salen.
  • Los CEOs que salen, a menudo, permanecen en la junta como presidentes o directores o simplemente sirven como asesores especiales del director general entrante o consultor de la empresa, o simplemente salen de la empresa.

El informe incluyó una comparación histórica de las sucesiones y salidas de los CEOs en 2014 con los datos del 2001.

  • Analizaba la correlación entre la rotación de los CEOs y el rendimiento de la empresa. Asimismo, examinaba la edad y la cualificación profesional de los directores que entraban y salían.

Las principales conclusiones del informe, según The Conference Board:

  • Representando un cambio significativo, la mayoría de las empresas públicas ya delegan la supervisión de rendimiento del CEO al comité de compensación de la junta directiva.
  • Las políticas que permitían la retención de un CEO en el consejo están disminuyendo en popularidad, ya que las empresas se vuelven más sensibles a la independencia del consejo y al riesgo de socavar el nuevo liderazgo.
  • Entre los mejores resultados en el S & P 500, la probabilidad de sucesión del CEO surgió en 2014, revirtiendo la tendencia decreciente de los últimos años.
  • Es importante destacar que en 2014, hay un cambio generacional en el liderazgo empresarial parece estarse llevando a cabo, ya que los CEOs de más edad de 60 años son tres veces más propensos a dejar su puesto.
  • La tasa de sucesión del CEO tuvo una variación significativa entre los grupos de la industria durante el 2014, es de suponer que esto refleja el suave rendimiento financiero de algunos sectores vulnerables a las incertidumbres en el mercado de consumo y producción de energía controlada.
  • Condiciones económicas más estables y la mejora del rendimiento corporativo de los últimos dos años han frenado la tendencia a la baja.
  • Así lo establecieron Jason Schloetzer, profesor asistente en la McDonough School of Business de la Universidad de Georgetown y un co-autor de The Conference Board informe.

http://www.shrm.org/hrdisciplines/businessleadership/articles/pages/ceo-dismissals-down.aspx#sthash.xeoVjbAB.dpuf