Una decisión presidencial que afecta a las “sesiones de transferencia de conocimiento”

Más que en cualquier otra industria, las empresas de tecnología dependen de los 85.000 trabajadores extranjeros autorizados en los EU cada año bajo el programa de visas H-1B.

El H-1B es una visa temporal destinada a traer profesionales extranjeros con títulos universitarios y conocimientos especializados para cubrir puestos de trabajo que entre los estadounidenses calificados no se pueden encontrar. Las empresas del outsourcing son las que proporcionan el talento requerido para las industrias.

Microsoft, Facebook, y Google

Entre otras 105 empresas, han presionado para que no les aumenten las cuotas anuales, diciendo que no hay suficientes estadounidenses con las habilidades que se necesitan. Las consecuencias son negativas para los trabajadores de alta tecnología.

Generar competitividad y ayudar a las empresas a retener el talento en los EU y no en el extranjero.

El debate de las visas ha adquirido nueva urgencia ya que los empleadores se preparan ante la situación de que el presidente Trump firme una orden ejecutiva para revisar el programa.

No está claro qué acción Trump planea tomar, sin embargo, un borrador de propuesta de orden ejecutiva en la materia se filtró la semana pasada, que incluía un párrafo con opciones de modificar el programa H-1B para “asegurar que los beneficiarios del programa sean los mejores y los más brillantes”.

Que el sistema proporciona una manera para que las empresas estadounidenses den prioridad a compañías de Outsourcing en vez de que generen sus propios departamentos de tecnología.

Esto juega con el sistema, otorgando visados para sustituir a los trabajadores locales con personal menos costoso y temporal.

900.000 a un millón de portadores de estas visas...

Ahora residen en los EU y representan hasta el 13% de los trabajos tecnológicos de EU.

En 2014.

Solamente entre 13 empresas de outsourcing generaban un tercio de todas las visas H-1B.

En muchos casos...

A esos candidatos se les paga un poco más que el salario de $ 60,000 al año, el mínimo requerido por el programa para las empresas que buscan una exención de tener que contratar a los estadounidenses primero, y que al final de cuentas es un salario mucho menor del que los trabajadores de tecnología EU ganan.

%

Visados con trabajos tecnológicos

Otorgaron 1/3 de las Visas H-1B

El mínimo requerido

Estos portadores de la visa pueden aplicar sus habilidades para crear nuevas empresas o crear productos nuevos e innovadores, generando más empleos en Estados Unidos, después de llegar al país.

El debate de quién gana y quién pierde en el programa de visas H-1B, es un eco de discusiones similares como el libre comercio y su impacto en la economía.

Mientras que los beneficios se distribuyen ampliamente en toda la economía, los costos son mucho más concentrados y fáciles de identificar.

Es cierto que el trabajo más barato ayuda a sus usuarios a aumentar las ganancias y crecer, y tener más trabajadores calificados en el país contribuye a la innovación económica.

Pero al mismo tiempo, los empleados individuales estadounidenses enfrentan una mayor presión salarial en comparación de los recién llegados que van a trabajar por menos.

En algunos casos, se vuelve un riesgo de perder sus puestos de trabajo por completo, especialmente los empleados de más edad que ganan salarios más altos.

Algunos economistas son escépticos acerca de la supuesta falta de trabajadores cualificados, especialmente si hay 500.000 posiciones abiertas en tecnología que no pueden ser cubiertas.

Desde el punto de vista de un economista, hay dos grandes ganadores: los trabajadores que llegan con aquellas visas y las compañías que los emplean.

#PAEMX 1

Una idea es elevar el umbral de $ 60.000 dls de salario de los trabajadores H-1B, a $ 100.000 o más. La esperanza es que esto reduzca la diferencia entre el sueldo entre un trabajador estadounidense y un trabajador extranjero.

#PAEMX 2

Cambiar el actual sistema que está beneficiando a empresas de outsourcing.

#PAEMX 3

Otra idea es para un sistema de licitación salario, en el que las empresas oferten lo que estarían dispuestos a pagar a un solicitante, lo que podría hacer que sea más difícil inundar de candidatos con trabajadores de menor costo.

#PAEMX 4

Según la Universidad de California, San Francisco, los costos de tecnología para ejecutar el departamento de salud de la UCS, que abarca el hospital de la universidad, el centro médico y las instalaciones de atención al paciente, se han triplicado entre 2011 y 2016. Y los trabajos a través de la subcontratación ahorrarán a la universidad más de 30 millones durante los próximos 5 años.

Sin embargo, este argumento no ha servido para hacer a un lado las críticas por subcontratar, pues como una institución pública, recibe fondos de los contribuyentes y es una organización no lucrativa.

La universidad dijo que no sustituiría a los empleados despedidos con trabajadores H-1B, aunque reconoce que trajo algunos trabajadores H-1B inicialmente para entender las necesidades tecnológicas de la institución.