Clasificadas en cuatro elementos de bienestar

  • Aprender a ser, aprender a conocer, aprender a hacer y aprender a convivir.
  • Existen muchos cambios y las empresas deben entenderlos y reconocerlos desde ahora para actuar en consecuencia.

El secreto de un nuevo liderazgo se encuentra en el desarrollo de nuevas competencias, ya no tanto para el trabajo, sino para las relaciones, para el respeto y para la confianza.

I.-Competencias en conocimientos

  1. Gestión de proyectos.

  • Manejo del tiempo, así como los recursos pertenecientes a los procesos de desarrollos puntuales de productos, es donde el gerente líder debería tener altos conocimientos en la gestión de proyectos.
  • Manejo de procesos, incorporar conocimientos bajo la premisa que debe coordinar 10 variables simultáneamente, que son el tiempo, los costos, la gente, las compras, las comunicaciones, los relacionados, el alcance o metas, los riesgos implícitos, la calidad del producto y de los procesos y la visión integradora de todas las anteriores.
  • Desarrollo de la competencia para la productividad, el manejo de los recursos, y la gestión de desempeño.
  1. Promotor de bienestar.

  • Comprender que las empresas no deben conformarse sólo con la estabilidad, sino pretender entregar un valor agregado que se transforme en la búsqueda de la felicidad.
  • PERMA es un acrónimo usado por la PP que se traduce en las cinco actividades en las que se deben involucrar los trabajadores para el desarrollo del bienestar bio-psico-social y espiritual.

Son cinco vidas:

  • La vida placentera.
  • La vida con sentido.
  • La vida de los logros.
  • La vida compartida.
  • La vida comprometida.
  1. La ontología del lenguaje.

  • Comprender los actos lingüísticos y el poder generativo de la palabra.
  • Plantea que en el habla se logra transformación del ser y que ello transforma la palabra hasta ser un proceso genuino y constante de cambio ontológico, o desde el ser.
  • Se trata ahora del conocimiento del poder transformacional de la palabra.
  • Este conocimiento le podrá permitir ver y desarrollar su estructura de coherencia, formada por lo lingüístico, lo emocional y lo corporal.

II.-De los valores

  1. La confianza.

  • Es definitivamente un valor.
  • De ella depende lo que se pueda lograr a través del uso correcto de los actos lingüísticos.
  • A través de la confianza se acercan las personas a trabajar mejor, a establecer compromisos, a cambiar.
  • La confianza es un juicio que los empleados construirán alrededor de las acciones de un líder humano, sincero y cercano.
  1. La impecabilidad.

  • Todas las transacciones humanas las hacemos desde las ofertas, las peticiones, que junto a las declaraciones se constituyen en promesas.
  • En las empresas, el cumplimiento de ofertas y peticiones constituidas en promesas a través de una declaración de aceptación, son un requisito que acompaña a la confianza. La palabra define lo que el líder es, y lo demuestra con lo que vaya siendo y en consecuencia, actuando.
  1. La responsabilidad y la solidaridad.

  • Reconocer al otro como un auténtico “otro” nos hace ser mejores gerentes y promover el bienestar, la confianza y la impecabilidad.
  • Reconocer las diferencias de las personas, como las sexuales, religiosas, sociales, nos permiten el trabajo productivo, de comunicación oportuna y de bienestar.

 

III.-De las habilidades

  1. Saber escuchar.

  • Desde el coaching ontológico derivado del conocimiento de la ontología del lenguaje, es que se conoce a esta nueva mega competencia, que es “saber escuchar”.
  • Constituirse en una persona que ya no sólo habla, explica o indica, sino que ahora escucha, valida, y acerca, viene a constituir las mejoras en la comunicación y en cerrar las brechas por las cuales la gente no se comunica, no entiende o no explica su rol en un cargo o en una tarea determinada.
  1. Indagar.

  • El gerente tradicional acude a una reunión de trabajo a proponer.
  • Aunque escuche, es usual que conduzca el desarrollo de la conversación hasta que coincida con su visión.
  • El nuevo líder ahora indaga y luego propone.
  • E indaga desde el ser que escucha y que reconoce al otro, que sabe que la inteligencia colectiva en la visión sistémica quizá sea mayor que la suma de las partes y mayor de lo que se supone que hay que hacer.
  • Por eso escucha, indaga, encuentra las fortalezas y a través de ellas, se atreve a construir nuevas realidades.
  1. Hacerse cargo.

  • Es diferente al saber delegar.
  • En este caso es darse cuenta de lo que se es, de lo que se requiere y hacer que las cosas sucedan.
  • Es ser siempre proactivo, y poco reactivo.

 

IV.- De las fortalezas de carácter

  1. Del amor.

  • Es la mayor fortaleza.
  • Desde ella se puede liderar, comprender, generar confianza y lograr cambios e innovar.
  • El poder generativo de nuevos aprendizajes y de cambios en las personas, indicado por Maturana, y antes que la palabra, sin dudas es el amor, desde el punto de vista biológico.
  1. Del humor.

  • La alegría es contagiosa, así lo han demostrado a través de varios estudios.
  • La alegría es viral y se puede contagiar.
  • El nuevo líder generará espacios de confianza y de humor en las empresas y desde allí como fortaleza, y más aún como valor empresarial, gestionará el bienestar de su gente.
  1. De la espiritualidad.

  • No hablamos de religiosidad, sino del contacto del líder con su espíritu.
  • Este signo ambiguo y difícil de reconocer, es indicado en las leyes y normas de los países cuando ellas explícitamente indican el bienestar bio-psico-social y espiritual.
  • Lo espiritual es la conexión con la paz, la confianza en sí mismo, en el presente y ya no se deja afectar por la ansiedad del futuro o por la tristeza del pasado.
  • Un líder espiritual se va a acercar a través de lo carismático, no porque sea lo correcto, sino porque simplemente, así lo es.

Fuente:

http://manuelgross.bligoo.com/20141124-en-nuevas-empresas-las-12-nuevas-competencias-que-todo-lider-deberia-tener