La brecha entre salarios altos y bajos se ha ampliado considerablemente.

Existe una,  nueva investigación donde se muestra que una parte sustancial del crecimiento de esta brecha salarial se puede atribuir a las TICS.

Una forma de computadoras podría causar desigualdad mediante la eliminación de puestos de trabajo, lo que lleva a la alta tasa de desempleo y que a su vez conduce a salarios más bajo. Pero eso no es lo que está pasando, sobre todo ahora que la tasa de desempleo es otra vez baja.

Las nuevas tecnologías informáticas (TIC) requieren de nuevas habilidades. Los trabajadores deben aprenderlas para ver crecer sus salarios, pero muchos tienen dificultades para adquirirlas. Y sus salarios se han estancado, lo que lleva a una brecha salarial cada vez mayor.

La automatización, una preocupación para RH

Esta es una seria preocupación para los trabajadores de cuello azul (obreros); pero pronto lo será también para los cuellos blancos (oficinistas) e incluso para los profesionales.

Existen nuevos programas de ordenador, algunos ya utilizando la inteligencia artificial, están asumiendo el control de las tareas contables, los cajeros de banco, empleados, y otros.

Algunas personas sostienen que esta sustitución está causando desempleo tecnológico.

  • Las computadoras contribuyen a la disminución del empleo en algunas ocupaciones, pero en el efecto neto de los ordenadores no hay una disminución en el número total de puestos de trabajo.
  • La automatización informática crea tantos puestos de trabajo como los que se pierden a través de la sustitución. Por lo tanto los ordenadores no están causando desempleo tecnológico.

No todas son una buena noticia 

La automatización informática no está causando una pérdida neta de puestos de trabajo, pero sí implica un desplazamiento sustancial de puestos de trabajo de algunas profesiones. La carga de desplazamiento con el uso de las computadoras genera a los trabajadores en ocupaciones con salarios bajos de una manera desproporcionada y con muchos menos altos salarios.

  • Es decir, la automatización del sistema ayuda a que ocupaciones con salarios altos se apoderen de trabajo con ocupaciones de bajos salarios.
  • El efecto neto implica una dislocación sustancial de trabajo para ocupaciones con salarios más altos:

La pérdida de trabajo no sería un problema grave si los trabajadores podrían fácilmente adquirir las habilidades necesarias para practicar nuevas ocupaciones.

De hecho, incluso dentro de las ocupaciones, muchos trabajadores están teniendo dificultades para aprender las habilidades necesarias para trabajar eficazmente con los nuevos sistemas informáticos.

Cuando los mejores trabajadores dentro de la ocupación son capaces de aprender nuevas habilidades, mientras que el trabajador promedio no lo es, los salarios de los trabajadores mejores crecen más rápido que los salarios del trabajador medio.

  • Los salarios se han ampliado considerablemente son las ocupaciones que utilizan los ordenadores.

Desigualdad salarial dentro de la fuerza de trabajo en su conjunto

Debido a que el costo de aprendizaje de nuevas habilidades es alto, la automatización informática supone una carga considerable sobre muchos trabajadores, en particular los trabajadores en ocupaciones de baja remuneración.

  • Durante las últimas tres décadas, la automatización informática no ha creado desempleo tecnológico, pero se ha desplazado a muchos trabajadores, los cuales deberán aprender nuevas habilidades.
  • Es posible, por supuesto, que en el futuro la automatización podría tener un efecto diferente.

 Fuente: https://hbr.org/2016/03/computers-dont-kill-jobs-but-do-increase-inequality