La esperanza de vida promedio hoy en día está arriba de los 70. Y ésta aumenta en los países desarrollados.

Un creciente número de personas con altos ingresos está en proceso de envejecimiento, y por consecuencia, expuestos a enfermedades ya sea crónicas o no. Esta situación podría parecer una garantía de crecimiento para la industria de los servicios farmacéuticos y médicos.

A pesar de que menos personas mueren como consecuencia de enfermedades infecciosas, un número creciente de ellas vive suficiente tiempo como para desarrollar enfermedades crónicas tales como cardiopatía, cáncer, diabetes y demencia.

Según la Organización Mundial de la Salud, la cantidad de personas en nuestro planeta mayores a 60 años se ha duplicado desde 1980 y este grupo representará más del 20% de la población en 2050.

Algunas consecuencias:

  • Ante estos factores, los sistemas de gestión del trabajo se verán en la necesidad de cambiar diversos procesos para permitir tener una visión mucho más amplia y flexible de las operaciones organizacionales. Asimismo, las tendencias de movilidad en el trabajo serán más frecuentes y con menos lealtad hacia la organización.
  • Los trabajadores más cualificados en materia de farmacéutica y medicina enfrentan hoy un mercado global con menos restricciones migratorias.
  • Los países más ricos verán disminuir su población en edad de trabajar y aumentar explosivamente la de ancianos. Van a requerir inmigrantes.
  • El gran problema que se enfrentarán las sociedades, en especial América Latina, será el quebrado del sistema de pensiones y por ende la manutención y cuidado de la salud de los ancianos de estas regiones.
elpais

Tomado de http://elpais.com/elpais/2015/03/23/ciencia/1427104317_212169.html?rel=rosEP

 

 

En este proceso de envejecimiento estamos más susceptibles a las enfermedades crónicas y esto podría parecer una garantía de crecimiento para la industria de los servicios farmacéuticos y médicos:

  • En EEUU el 86% de los gastos médicos se dedican a las enfermedades no contagiosas.
  • Se prevé que los gastos de asistencia médica en China, por ejemplo, aumenten en un 14% al año entre 2015 y 2017, según el Economist Intelligence Unit (EIU, por sus siglas en inglés). Incluso es probable que el maduro mercado estadounidense crezca en un promedio anual del 4.4% durante el mismo periodo.
  • Los costos causan estragos en los gobiernos, en las compañías aseguradoras y en los pacientes, además de que y plantean dudas sobre la sostenibilidad de los modelos de asistencia médica existentes.
  • Situaciones como el racionamiento de medicamentos contra el cáncer por parte del National Health Service del Reino Unido y el incremento de los gastos por cuenta propia del paciente en EU, son pruebas evidentes en todo el mundo desarrollado. Las presiones de costos no son menos graves en los países en desarrollo.
  • AbbVie, compañía farmacéutica estadounidense, afirma que se gastan demasiados recursos en costosos hospitales que están diseñados para proporcionar cuidados médicos relacionados con condiciones agudas, más que crónicas.
  • La industria farmacéutica ha permitido a las personas con VIH tener una esperanza de vida normal. Prometedoras vacunas y tratamientos contra el virus de ébola se están acelerando en su paso a través de las pruebas experimentales.
  • Han habido descubrimientos importantes en relación a enfermedades crónicas tales como el cáncer. Sin embargo, los descubrimientos científicos pueden demostrar ser la parte fácil de la ecuación en comparación con la satisfacción de la demanda de tratamientos asequibles.

 

¿Es posible vivir más de 200 años?

La respuesta es sí, y no sólo más de 200, sino hasta 500 años, afirma Bill Maris, quien es presidente y socio director de Google Ventures. Debido a que lo nuevos desarrollos en las industrias farmacéutica y médica han dado las herramientas para pensar en una larguísima vida.

La tecnología al servicio de la salud

Google ha gastado cientos de millones de dólares para respaldar un centro de investigación llamado Calico, en donde se estudia la forma de revertir el envejecimiento. Mientras tanto, Google X está trabajando en una píldora que inserta nanopartículas en nuestro torrente sanguíneo, de tal manera que se puedan detectar enfermedades y mutaciones cancerígenas.

Google Ventures invirtió en Foundation para el año 2011, pero la promesa de la empresa era más bien teórica. El mundo seguía esperando los avances que parecían inevitables desde que los científicos realizaron el primer mapa del genoma humano en 2003. El equipo está lleno de grandes combinaciones de talentos, pues incluye a genetistas eminentes, entre ellos Eric Lander, uno de los líderes del Proyecto Genoma Humano. Aun así, en aquel momento la compañía no contaba con ningún producto comercial viable.

En esta visión del futuro, la ciencia será capaz de reparar el daño que el sol o el tabaco o demasiado vino infligen en nuestro ADN. Alzheimer, Parkinson y otros azotes del envejecimiento serán reparados a nivel molecular y erradicados. En la mente de esta nueva generación de emprendedores, las posibilidades son extrañas, esperanzadoras e ilimitadas. Probablemente no viviremos para siempre pero podríamos vivir mucho más tiempo y mejor.

Fuentes:

http://economia.elpais.com/economia/2015/03/13/actualidad/1426257491_229450.html?rel=rosEP

http://www.elfinanciero.com.mx/financial-times/riqueza-mundial-aumentara-la-carga-del-sistema-de-salud.html