La firma japonesa Hitachi High Tecnologías ha inventado un medidor de felicidad gracias al cual los responsables de la compañía podrán conocer cómo se sienten sus empleados, informa la cadena de televisión nipona NHK.

El dispositivo se parece a una placa y está equipado con un sensor de aceleración. El aparato, que ‘mide’ la felicidad en una escala de 1 a 100, detecta cuando una persona camina, se encuentra de pie o habla. Según los ingenieros de Hitachi, existe una correlación entre los movimientos de la persona y su nivel de felicidad.