En el país, la gestión de riesgos de desastres no es adecuada, por lo que las políticas públicas aplicadas en este tema carecen de un enfoque integral, porque ponen en segundo término laseguridad de la población.

Así lo señaló Aurelio Fernández Fuentes, director del Centro Universitario para la Prevención de Desastres Regionales (Cupreder), al presidir la ceremonia protocolaria por el XX aniversario del Cupreder y agregó que “sólo benefician a los grandes inversionistas extranjeros”.

“El gobierno tiene preferencia por la acumulación del valor económico a costa de la seguridad y bienestar de la población”, dijo.

Aseguró que, a través del Cupreder, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) trabajaen materia de prevención de riesgos y solidaridad con la población.

A su vez, destacó las aportaciones que este centro ha realizado en los últimos 20 años, entre ellas elPlan de Preparativos en la Emergencia y el Estudio sobre el Riesgo y Vulnerabilidad “Gregorio”.

Asimismo, el Programa de Ordenamiento Ecológico y por Riesgo Eruptivo para 37 municipios en tres estados del país.

Por otra parte, durante su ponencia destacó la labor como instituto en los ordenamientos ecológicos y urbanos y atlas de peligros, sobretodo en lugares como Cuetzalan y Tecamachalco, Chiautzingo y Tlahuapán.

Aunque, dijo, el gobierno federal y las administraciones estatales violan ciertas disposiciones de ordenamiento que ellos mismos impulsan para “imponer proyectos de desarrollo que van en sentido contrario, como es el caso del proyecto integral Morelos”.

En el caso de las autorizaciones para mineras e hidroeléctricas, el académico, criticó los proyectos, porque tienen “previsibles y evidentes consecuencias desastrosas para el medio ambiente”.

Finalmente, recomendó que se implementen dos tipos de estrategias para la prevención de desastres, la del trabajo coyuntural, es decir, prepararse para una emergencia estudiando los fenómenos de mayor peligrosidad; y la prevención estructural, es decir evitar la construcción de riesgo mediante la determinación de cómo aprovechar el territorio sin destruirlo ni hacerlo una amenaza.

La ceremonia por el XX aniversario del Cupreder se llevó a cabo este lunes en el Salón Paraninfo del Edificio Carolino.

Publicado en Ángulo 7