El MBA de Harvard Business School ocupó en 2014 el primer puesto en el ranking del Financial Times.

  • Su modelo pedagógico es copiado internacionalmente

El Global MBA Ranking 2014 del diario británico Financial Times, que coloca al máster de Harvard en la primera posición, otorga un 40% de la puntuación al sueldo que se ganará tras cursar los dos años.

Según este medidor, los graduados ingresarán con:

  • 300 dólares al año promedio (163.652 euros).
  • 113% más de lo que ganaban antes de su paso por el campus de Cambridge (Boston).

Para acceder a los cargos directivos de grandes corporaciones es necesario un MBA.

Pasar por aquí te abre las puertas pero si tu perfil no encaja, las empresas no tienen ninguna piedad.

  • Destaca que el 41 % de los estudiantes son mujeres.
  • El perfil medio del alumno de HBS es de 27 años con cuatro años de experiencia laboral.
  • No importa su situación económica sino su capacidad de liderazgo. Ésta es una de las premisas de la escuela.

El perfil del curso 2013-2014

  • El 47% de los estudiantes se beneficiaron de programas de becas por un total de 28 millones de dólares, según su último informe anual.
  • De las 10.000 solicitudes que recibieron, el primer filtro bajó el número de candidatos a 1.800, que después de pasar por una entrevista personal se quedó en 900 personas de 60 nacionalidades (el 35% de los estudiantes son internacionales).
  • A diferencia de la mayoría de las escuelas de negocios donde estas pruebas las hacen ex alumnos, en HBS las realiza el consejo de admisiones.

Valores agregados que le hace a esta escuela ser tan exclusiva

Además de liderar los dos principales rankings de referencia -el MBA de HBS:

  • Está en el número dos del US News, el listado de mayor prestigio en Estados Unidos, por detrás del de la Universidad de Stanford– Harvard.
  • Alberga la mayor biblioteca de negocios del mundo entre sus 38 edificios.
  • Inventó el llamado ‘método del caso’, una metodología de enseñanza disruptiva que ha sido copiada por el resto de escuelas de negocios del mundo.
  • Desarrollado en 1912 para que los estudiantes de derecho no sólo aprendiesen las leyes a base de contenidos teóricos, el ‘método del caso’ consistió en presentarles situaciones complejas reales para que tomen decisiones y emitan juicios de valor fundamentados en cómo resolverlos.
  • En 1924 éste se estableció como método estándar de enseñanza de la escuela.
  • El 80% de los casos que se usan hoy en otras escuelas internacionales de dirección son escritos por los docentes de HBS, que producen unos 250 al año.
  • Los profesores, todos ellos investigadores, destinan un mínimo de entre tres y seis meses a la preparación de cada caso.
  • Una vez en las aulas, llevan a los protagonistas de las historias estudiadas para que cuenten sus experiencias y que estos sean interrogados por los alumnos.

Una metodología vanguardista

  • La metodología de enseñanza tradicional suele ser más reactiva: te sientas, tomas notas y estudias por tu cuenta.
  • Aquí se propicia un ambiente de aprendizaje práctico que requiere una preparación activa antes de la clase.
  • Tienen que venir con el tema estudiado.
  • Todos los alumnos tienen que participar, opinar sobre qué se debería hacer en el caso en cuestión y discutir todos los ángulos del problema.
  • Es lo que llaman Learning by doing(aprender practicando) y la esencia es analizar lo que sucede en el presente.
  • No vale cualquier argumento, debe estar bien fundamentado.
  • Los americanos se expresan muy bien, pero a los internacionales nos cuesta más presentar discursos sólidos porque no estamos acostumbrados a hablar en público.
  • La cultura americana fomenta que emprendas, que organices cosas y que seas optimista.
  • A los internacionales les falta estar más preparados para el mundo laboral.
  • Los más de 200 docentes de HBS son además investigadores.
  • El programa se renueva constantemente y el 60% de los casos son globales, no sólo se escogen empresas y situaciones vinculadas a los Estados Unidos.
  • Para ello, disponen de una red de centros de investigación en ocho ciudades (París, Tokio, Hong Kong, Shanghái, Buenos Aires, Sao Paulo, Bombai y Estambul) con expertos sobre el terreno que identifican las compañías que merece la pena diseccionar.
  • Los profesores se someten cada tres años a evaluaciones que miden su calidad pedagógica y su capacidad para generar nuevas ideas.
  • Estos mismos docentes han desempeñado un papel esencial en la creación de otras escuelas de negocios por todo el mundo que han imitado el modelo de HBS.

Otros pilares de Harvard son:

  • Los lazos inquebrantables entre las distintas promociones de estudiantes, una especie de contrato social entre generaciones.
  • Los exalumnos que reflexionan sobre sus carreras ven dos o tres puntos de inflexión en su vida y uno de ellos es su paso por Harvard. Son tan generosos en el apoyo a futuros líderes y aportan dinero.
  • Los ingresos por matrícula no cubren los costes anuales del programa del MBA ni la inversión en innovación académica. Un desequilibrio que, indudablemente, se compensa con las donaciones de los graduados, una red de más de 80.000 profesionales, algunos de ellos integrados en las 45 asociaciones de ex alumnos creadas por todo el mundo.

Para ser partícipe de este programa

  • Harvard busca líderes que quieran dejar su impronta, con capacidad de liderazgo, no para mandar sino para cambiar el mundo. La especialidad no es determinante, pues hay desde matemáticos hasta literatos.
  • No hay una receta para ser aceptado.
  • Lo que buscan es autenticidad.

Requisitos de acceso

1- Preparación de GMAT (Graduate Management Admission Test). La nota máxima es 800, la nota media de la gente que aplica es de 700.

2- Certificado de inglés TOEFL. Se requiere una puntuación mínima de 109.

3- Solicitud online.

4- Dos cartas de recomendación (del ámbito laboral o académico).

5- Ensayo: pregunta abierta sin límite de texto sobre una cuestión concreta.

Fuente:

http://economia.elpais.com/economia/2015/04/24/actualidad/1429898143_729899.html?rel=rosEP