Genera fuerte impacto en la productividad.

  • ¿Sin leyes anti acoso en las empresas?, RH no debe ignorar este problema.

La intimidación es la última forma de abuso en el lugar de trabajo y que no se considera tabú en el ámbito laboral.

  • Aunque es cuatro veces más frecuente que algunas formas de acoso ilegal, no existe una legislación laboral contra la intimidación en los EE.UU y América Latina, al contrario que en muchos países europeos.

Es un concepto que se cree es tan nebuloso como para que todavía sea legislado. Se teme que los empleados comenzarán a llenar quejas frívolas contra las personas que no les gustan o contra jefes con habilidades deficientes de gestión.

¿Bullying laboral?

Este se puede manifestar como un maltrato verbal malicioso, su objetivo es impulsado por el deseo del agresor por controlar a alguien. Se puede definir también como un ataque continuo e implacable en la auto-confianza de otras personas y la autoestima.

El acoso laboral no siempre incluye gritar o ataques de ira. De hecho, por lo general se lleva a cabo en una escala mucho más tranquila, con críticas injustificadas o intimidación, culpar a alguien sin justificación objetiva, o la difusión de rumores. El bullying deja a la gente confundida y sin confianza.

De acuerdo con el informe de la encuesta del Instituto del Banco Mundial de 2014 sobre el Impacto de Acoso Laboral en la salud de los individuos dijo que la intimidación llevó al:

  • 71% a buscar tratamiento de un médico.
  • 29% contempló el suicidio.

¿Quiénes son los acosadores?

No es una sorpresa que las mujeres son a menudo víctimas de acoso laboral, pero algunas personas no se dan cuenta de que la mayoría de los agresores también son mujeres.

De hecho, de acuerdo a los resultados de la Encuesta de Acoso Laboral de Estados Unidos WBI 2014, dice que:

  • 68% de los casos reportados involucraron intimidación mujer a mujer.
  • Al igual que el bullying en las escuelas infantiles, los agresores en el lugar de trabajo no son todos unos malos sociópatas.

Miembros normales de la sociedad pueden ser presa de las tácticas de intimidación destructivas cuando se pone en duda su autoridad.

  • A menudo intimidan porque tienen miedo de ver sus propios defectos expuestos.
  • O porque se sienten amenazados por las habilidades de las personas a las que intimidan y optan por utilizarlos como blanco.

¿Por qué la intimidación es frecuente?

Los autores de  Mobbing: Abuso Emocional en el Lugar de Trabajo en América (1999) sugieren que el acoso laboral se produce con tanta frecuencia debido a que tales conductas son ignoradas, toleradas, mal interpretadas o instigadas por la empresa.

Las personas no identifican este comportamiento como acoso laboral, y por lo tanto muchas de las víctimas no se dan cuenta de que algo no ético está sucediendo.

Desde 2003, más de la mitad de los estados de EU han introducido legislaciones que permitirían a los trabajadores demandar por acoso sin necesidad de que sea discriminación clasista. La ley laboral mexicana contempla la protección contra el acoso.

Para las víctimas, la intimidación se vuelve tan desgastante que ya no se sienten capaces de defenderse.

  • Solo el 3% de los acosados presentan demandas.
  • El 50% nunca se quejan.
  • 75% optan por abandonar el campo de batalla de abuso y empezar de nuevo en otro lugar.

Esperemos que la ley se ponga al día con la realidad. Hasta entonces, los RH pueden ayudar a dar voz a esta epidemia silenciosa mediante la compasión, el desarrollo de políticas justas y mostrar un rápido seguimiento.

Fuente: http://www.shrm.org/publications/hrmagazine/editorialcontent/2014/1014/pages/1014-viewpoint-workplace-bullying.aspx#sthash.cIh9XC3O.dpuf