Cuando esta característica es importante para el liderazgo, las pruebas pueden ser la mejor ruta.

La inteligencia emocional a debate

Mientras los académicos debaten si la inteligencia emocional (IE) se puede enseñar, en el lugar de trabajo, los profesionales de RH están buscando formas de identificar la IE entre los candidatos y fortalecerla en los empleados.

  • La IE es la capacidad de entender sus propios sentimientos y empatizar con otras personas.
  • Hay que mirar más allá de las habilidades técnicas o prácticas cuando se entrevista a los candidatos.
  • Se puede tratar de simular una situación que podría ocurrir, para ver cómo responde el candidato.
  • Relacionarla con plazos tope, crisis o relaciones con los clientes.

Somos mucho más que simplemente habilidades técnicas

Se pueden enseñar o mejorar las muchas habilidades requeridas para cualquier profesión, pero hay intangibles que no se pueden enseñar pero que se tratan de aprender en una etapa temprana tan emocionalmente inteligente como en la que están los nuevos empleados.

Cómo los académicos ven la IE

  • Como una agudización de habilidades de liderazgo tradicionales, mientras que otros lo ven como un conjunto de rasgos de la personalidad que promueven el bienestar y la autorrealización.
  • Algunos dicen que la IE se puede aprender y fortalecer, mientras que otros dicen que es una característica innata.

Cómo los profesionales RH ven la IE

  • Abrazan la teoría de que con la capacitación, entrenamiento y tiempo, la IE de una persona puede ser perfeccionada para que el profesional sea capaz de expresar difícil emociones y mantener la calma incluso en situaciones de estrés.
  • Es un rasgo importante que se debe llevar al lugar de trabajo, especialmente para los que están en posiciones de liderazgo.

Qué encuentran los estudios sobre la IE

Las personas que no solo conocen y entienden sus propios sentimientos, sino que también comprenden y pueden hacer frente a los sentimientos de los demás, funcionan con mayor eficacia en todos los aspectos de la vida.

Un estudio de 40 años de la Universidad de California en Berkeley, encontró que:

  • La IE de una persona ayuda cuatro veces más que su cociente intelectual CI, a predecir qué sería lo importante para lograr el éxito en su campo de trabajo.
  • Otros estudios han demostrado que las personas con alta IE “tienen relaciones a largo plazo de mejor calidad, son mejores en el manejo del estrés y crean ambientes de trabajo más positivo.”

Para considerar a alguien para un trabajo o ascenso, el primer enfoque está en las habilidades de inteligencia y técnicas, y a continuación, en determinar si el candidato tiene la IE necesaria para el puesto.

  • “Reconocer la inteligencia emocional en un candidato no siempre es fácil.” Dice John Mayer, psicólogo de la Universidad de New Hampshire que se encuentra entre los investigadores acreditados en acuñar el término “inteligencia emocional” en 1990.
  • Por un lado, las personas con diferentes objetivos y personalidades expresarán la inteligencia emocional diferente.
  • Por ejemplo, la gente enfocada a los logros utilizará su IE para salir adelante; mientras que la gente centrada en las relaciones, la utilizará para mantener y mejorar estas relaciones.

No es fácil para los profesionales de RH evaluar la inteligencia emocional en una entrevista. 

Las pruebas son útiles cuando hay buena evidencia de que la IE es importante para el desempeño del trabajo. La IE se compone de habilidades medibles en cuatro áreas:

1.-Capacidad de percibir las emociones.

2.-Capacidad de utilizar las emociones para facilitar el pensamiento.

3.-Capacidad de comprender las emociones complejas y transiciones entre las etapas de las emociones.

4.-Capacidad de integrar los datos y emociones para diseñar estrategias de resolución de problemas eficaces.

Se creó una herramienta para evaluar de manera objetiva habilidades de la IE:

El Mayer, Salovey, Caruso Emotional Intelligence Test, o MSCEIT.

Esta prueba mide y proporciona puntuaciones en estas cuatro habilidades emocionales. En una guía para el MSCEIT, Caruso escribió que la prueba se desarrolló de acuerdo con dos principios:

-Las emociones son muy importantes para nuestro éxito.

-Estas habilidades emocionales se pueden medir de manera objetiva.

Si se quiere medir la capacidad de identificar con precisión cómo la gente siente, una forma de hacerlo es preguntando al examinado qué emociones se expresan en una fotografía de la cara de alguien.

La Sociedad Internacional para la Investigación en las Emociones establece que el MSCEIT es una de las herramientas más respetadas y mejor utilizadas para medir la IE, pero esto no significa que sea la única prueba disponible.

Fuente: http://www.shrm.org/hrdisciplines/employeerelations/articles/pages/emotionally-intelligent-leaders.aspx#sthash.nWlUxQ0z.dpuf