Es muy importante para los gerentes lograr la transformación de sus organizaciones si su cultura laboral es ambigua y difícil de definir. Es algo más que talento individual y un conjunto valores aleatorios, comportamientos o emociones bien intencionadas y originadas   internamente.

Los tres niveles de cómo entender la cultura de gestión.

Nivel uno, es vista a través de símbolos, rituales, historias, y otros acontecimientos de la organización. Estos son los primeros artefactos culturales que experimentamos cuando nos unimos o visitamos una organización.

Nivel dos, se refleja en la manera de pensar, comportarse, y como se sienten en la organización, en base a criterios definidos internamente.  Se manifiesta en los valores, las normas, las reglas no escritas, las respuestas emocionales en los flujos de cómo se hacen las cosas en una empresa. La mayoría de las definiciones de cultura se mantienen en el nivel uno o dos. Pero creemos que hay un nivel más avanzado, que lo hace aún más valioso para los líderes de negocios.

Nivel tres, se define como la identidad de una empresa según la percepción de sus mejores clientes, lo que representa una vista de afuera hacia adentro de la cultura.

Por ejemplo, Amazon quiere ser conocido para la ejecución disciplinada de compras de los clientes; Apple para el diseño y simplicidad; Marriott para un servicio excepcional; Google para la innovación; Etcétera.

  • Estas marcas o identidades se convierten en   influenciadores en toda la empresa a través de cómo los empleados piensan, se comportan, y se sienten.
  • Para crear una cultura ganadora, no es suficiente con tener o reconocer objetos culturales (nivel uno).
  • Para dar forma de como las personas sienten, piensan y actúan en base a criterios internos (nivel segundo).
  • Una cultura ganadora asegura que las personas sienten, piensan y actúan en consonancia con las promesas hechas a los clientes y clave para que otras partes estén interesadas (nivel tres).

Entender, clarificar y comunicar la estrategia corporativa, así como los atributos culturales que la soporten, es el objetivo del modelo a implementar.

  • El principio fundamental es asegurar que cada iniciativa realizada se encuentre sustentada en los objetivos estratégicos de la organización, de tal manera que se facilite el entendimiento de una visión integral y a largo plazo, así como la valoración de la participación de cada colaborador con el resultado global. Dentro de dicha estrategia se contemplan los elementos culturales necesarios que impulsen el logro de la misma.
  • Implementar una estrategia o cualquier cambio significativo en las organizaciones, ya que se trata de trabajar con el elemento humano.
  • metodologías, aseguraran el cambio y el abordaje indicado a cada organización. Trabajando desde la definición de la estrategia global, hasta la implementación, pasando por el establecimiento de indicadores, portafolios de proyectos y programas de planes de acción.

Asesorar a las organizaciones sobre cómo llegar al nivel óptimo. Estas experiencias han dado lugar a la consolidación de nuestro conocimiento. Muchas empresas se han quedado en el nivel uno o nivel dos, por lo que esta metodología busca ayudarle a moverse al siguiente nivel de impacto en el negocio a través del enfoque de afuera hacia adentro de la cultura:

Paso 1.Definir la cultura adecuada? “La lista de lo que se quiere ser conocidos por nuestros mejores clientes”. Los líderes deben empezar a definir la cultura ideal de la empresa preguntando, si esta se centra más en las promesas externas y de identidad. Se busca asegurar de que los clientes y empleados tengan una forma de pensar común acerca de esta cultura deseada.

Paso 2.Traducir la identidad ideal centrada en el cliente, basada   en los comportamientos de los empleados. Una cultura fuerte guía las acciones de los empleados, piensan y se comportan en la manera en que la compañía refuerza su marca con las percepciones de los clientes y accionistas. La cultura define los principios, los cuales determinar el comportamiento de los empleados.

La metodología debe buscar que el foco en la innovación deba estar centrado en el cliente disciplinado, enviando un mensaje claro a los empleados actuales y potenciales. Alinear los procesos que sean congruentes en lo que se dice con lo que se hace. Si amas construir, inventar y ser pionero en un equipo de alto rendimiento con la pasión de la excelencia operativa, te encantará trabajar ahí. Los programas deben dar señales a los empleados de lo que esperan los clientes de la empresa y ser participantes para comprar lo que realmente sea una preocupación por su experiencia emocional, así como la ejecución oportuna de su orden. Su objetivo es cumplir las expectativas de los clientes, alineados a la promesas de marca, siendo la forma del comportamiento de los empleados en torno a la excelencia operativa.

Paso 3: Diseño de los procesos, prácticas y estructuras que apoyen y alienten a esos comportamientos.

  • Incluyen la dotación de personal, formación, promociones, medición, recompensas, estructura de la organización, el trabajo de diseño, gestión de la información, arreglos físicos y desarrollo de liderazgo. A través de estos elementos, los administradores refuerzan las acciones de los empleados que se alinean con las expectativas del cliente.
  • Significa elegir, el desarrollo y la promoción de líderes en todos los niveles que reflejan su cultura deseada. Sus competencias de liderazgo se convierten en una marca, cuando sus comportamientos representan las expectativas de los clientes.
  • La cultura es muy importante diseñarla e implementarla, es el derecho más importante de la cultura. Transferir los debates culturales de símbolos y valores a las expectativas del cliente y la identidad de la empresa, los líderes pueden crear una cultura que gane en el mercado.

 

Fuente:

https://hbr.org/2016/03/your-company-culture-cant-be-disconnected-from-your-customers