Actualmente, la tecnología de la información es una herramienta indispensable en la actividad de cualquier organización, esto obliga a las empresas a desarrollarse continuamente con el objetivo de cumplir sus metas de negocio en un contexto complejo.

Producto de esta evolución surgen nuevas opciones como las infraestructuras tecnológicas dinámicas.

Tal es el caso del Cloud Computing, que se presenta como una nueva herramienta para la gestión de negocios basada en la virtualización, que brinda múltiples facilidades para el desarrollo de las actividades, generando una nueva modalidad de trabajo. Una compañía que decide mudar su operación de Recursos Humanos de una solución In house a una solución Cloud evoluciona sus aplicaciones y obtiene múltiples beneficios.

Meta4 propone a los profesionales de RRHH enfrentar el cambio a la Nube en el interior de la organización como si de una mudanza de casa se tratara, a través de las siguientes consideraciones:

  • Primero, debemos reconocer que esta mudanza tiene un impacto en los procesos, las personas y la forma en cómo nos vamos a organizar frente a esta nueva modalidad de trabajo. No es sólo el cambio de una herramienta por otra. Cuando estás en casa realizas tus propias modificaciones según lo estimes conveniente y de acuerdo al espacio con el que cuentas. Suele ocurrir que hay lugares en la casa que no se utilizan eficientemente o están abandonados a su suerte, el día a día oculta esta situación y finalmente se vuelve una costumbre.
  • Segundo, entender que esta mudanza exige replantear las cosas que tienes y haces en casa. No todo se podrá mudar, hay que dejar lo que ya no se necesita; se debe comenzar un proceso de desapego, selección y limpieza. Solamente se mudará aquello que genere valor a los procesos.
  • Tercero, entender que estamos mudando nuestra operación de RRHH a un entorno dinámico y de continua actualización. Siempre “estarás en una casa nueva” y contarás con un servicio de consultoría especializado que guiará el proceso de mantenimiento, desarrollo y crecimiento del nuevo hábitat. No habrá espacios sin uso o vacíos. Serás parte de un entorno exigente, ya no estarás “solo en casa”, convivirás con una comunidad sin perder identidad, independencia, y mucho menos, seguridad. Los procesos se beneficiarán continuamente con la incorporación de las mejores prácticas de la industria de RRHH.
  • Cuarto, considerar que este “cambio de casa” también es un “cambio de barrio”. El departamento de RRHH comenzará un proceso de adaptación, de aprendizaje continuo y de mayor autonomía que le permitirá navegar más allá de las fronteras de su propia organización.

Lo anterior, exigirá de los profesionales de RRHH asumir un rol protagónico para explorar y explotar el nuevo entorno en beneficio de toda la organización.

 

Mario Arellano Pozo

Gerente de Servicios Meta4 Chile