Los datos que se desprenden de los informes de los gobiernos no son del todo acertados puesto que no están reflejados los casos en los que se han marchado a trabajar fuera de su país.

Cuando la carrera profesional es cuantitativa hay que analizar el comportamiento laboral:

  • Si el 87% de egresados consigue trabajo dentro de los seis meses posteriores a la graduación y de ellos el 60% lo hace fuera de su país de origen.
  • Entre sus prioridades está explorar otros mercados y aumentar así su empleabilidad.

Existen otros grupos:

  • Los que no tienen posibilidades de marcharse fuera o los que tienen claro que quieren desarrollar su carrera en su país.
  • A estos se les recomienda analizar en profundidad la demanda del mercado y aprovechar sus habilidades y competencias para adaptarse a esos perfiles.
  • Si una vez obtenida la licenciatura se quiere cursar un máster, es muy importante tener claro por qué y para qué se están preparando y para ello es necesario investigar las oportunidades que brindan los diferentes sectores.
  • También hay que atender al aspecto vocacional, porque el mercado es cambiante y ese perfil que antes se solicitaba ahora puede haber quedado anticuado o simplemente descartado.
  • Los idiomas y el dominio de herramientas tecnológicas son algunos de los requisitos ineludibles para hacerse con un buen puesto de trabajo.

Saber encontrar nuevas posibilidades dentro de un ámbito de especialización es otra de las tareas.

  • Para ello existen webs que muestran nuevas tendencias dentro de los diferentes gremios como     com, carrersinternational.com o  entrypark.com, en la que se pueden leer consejos de otros perfiles junior sobre cómo superar con éxito las entrevistas personales en determinadas compañías.
  • Si ponemos como ejemplo un arquitecto, éste debe saber que más allá del diseño de construcciones hay otras salidas como la gestión de espacios en una empresa de distribución o actividades relacionadas con el diseño gráfico. Hay que ampliar las miras y no perseguir un único camino.

Ante la desesperación de no encontrar un empleo acorde con la formación que se tiene, lo mejor es hacer un alto y examinar qué si aporta nuestro perfil y a qué sector nos queremos dirigir.

  • Una vez que se ha hecho una lista de los requisitos más comunes ya se tiene una base para empezar a tomar decisiones, improvisar es una opción que no suele funcionar.

Para recopilar esos conocimientos se pueden visitar webs como Infojobs, Infoempleo o Monster y rastrear ofertas que sean de interés para ver qué piden.

Acumular títulos no sirve para nada.

  • El 80% de las oportunidades que interesan, exigen un nivelAdvanced de inglés, merecerá la pena centrase en ello y hacer un esfuerzo económico.
  • Llenar solicitudes y recibir un grueso de negativas puede frustrar al candidato.
  • Para evitarlo, es aconsejable inscribirse sólo a aquellas ofertas en las que se está seguro de que, al menos, se pasará el primer filtro y se conseguirá una entrevista personal.
  • En ocasiones está bien actuar rápido y decantarse por una especialización muy concreta. Hay que saber aprovechar las oportunidades.

Webs para descubir tendencias laborales

  • Glasdoor.com:guía de carreras, empleos y opciones profesionales.
  • CarrersInternational.com:web que conecta empleadores con candidatos.
  • EntryPark.com: web especializada en perfiles junior, con consejos, ofertas de trabajo, programas para graduados, prácticas, etc.
  • 10minuteswith.com:a través de experiencias de profesionales se adquieren consejos para afrontar situaciones reales de la vida laboral.

 Fuente:

http://economia.elpais.com/economia/2015/06/25/actualidad/1435252173_822559.html