Arturo Elías Ayub reconoce que muchos jóvenes son engañados.

Más de 12,000 jóvenes entre 14 y 15 años jugarán beisbol este 2015 en el torneo Telmex-Adrián González, que tiene como misión alejar a los chicos de vicios, actividades ilícitas e involucrarlos en el deporte. Hasta aquí todo va muy bien. Arturo Elías Ayub, director de Fundación Telmex, reconoce que el certamen es una oportunidad para los scouts de mirar prospectos y “aunque la intención de nosotros es social, también puede ocurrir (las visorías)”, pero el gran problema es que en muchas ocasiones los adolescentes en nuestro país -no precisamente en este campeonato-son contactados por los scouts y firmados por clubes profesionales “sin paga y con la promesa de convertirlos en profesionales”, comenta el directivo, y “muchos de ellos nunca juegan y las promesas no se cumplen. Yo les recomiendo a los padres que no firmen nada, que no se dejen deslumbrar sin que estén convencidos”, menciona.

La semana pasada la revista Proceso publicó una investigación titulada “‘Esclavitud’ en la Liga Mexicana de Beisbol”, donde se relatan las políticas contractuales y laborales que aplican los equipos de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) en general para mantener el control de los peloteros (muchos de ellos jóvenes prospectos), a quienes les obligan a firmar acuerdos para retenerlos o cobrar dinero en caso de que un equipo de Grandes Ligas en Estados Unidos se interese por ellos.

“Nosotros entendemos la problemática y parte de la alianza y compromiso de unirnos con Adrián González es que podamos sentarnos con las autoridades para hablar con ellos, porque esto no puede ser”, comentó Arturo Elías en la presentación de la Liga Telmex-Adrián González.

El pelotero de Dodgers de Los Ángeles tiene una academia -junto con su padre David- de peloteros jóvenes que inició en el 2010 y a los que apoyan para llegar a Grandes Ligas.

Al cuestionarle a Arturo Elías si la manipulación y abuso de los equipos de beisbol en el tema laboral con los peloteros mexicanos es similar a la del pacto de caballeros en el futbol local, dijo: “Yo creo que es más grave”.

De acuerdo con el directivo de la Fundación Telmex, una de las partes del convenio con Adrián González es precisamente apoyar, “la idea es eso”, la Gonzalez Sports Academy que al ubicar a uno de sus prospectos en uno de los equipos de Grandes Ligas le darán 30% de su contrato, contrario a 75% que pide la LMB (que muchas veces no invierte un peso en su formación) y que en caso de no cumplir con ello los “congelan” de jugar más en el torneo veraniego nacional.

Adrián González aseguró sobre el caso que “lo más importante es encontrar salida al talento de los peloteros mexicanos, poder desarrollarlos, estar al lado de ellos”.

Al terminar el torneo, la academia de los González podrá dar clínicas, campamentos, “quizás en la sede del equipo campeón” con los mejores peloteros del torneo.

Los hechos relatados en Proceso, la batalla que ha planteado el padre de Adrián González, David, a la LMB tiene un nuevo invitado: la Liga Telmex, que aunque su finalidad no sea crear beisbolistas profesionales, será un semillero para el proyecto donde es imagen uno de los bateadores estrellas de las Grandes Ligas, El Titán.

Publicado en El Economista