El pésimo desempeño del área de selección de personal en los rechazos afecta al employer branding.

  • Los reclutadores ignoran el aspecto humano y su cableado interno a favor de la negatividad. No son sensibles y tienen un pésimo manejo para agradecer tiempo y espacios a los candidatos.
  • Los reclutadores se creen dueños del tiempo y de la verdad de los candidatos.

 El rechazo de candidatos es un aspecto importante en el proceso de contratación. Cómo fueron tratados los candidatos, habiendo obtenido o no el trabajo, es de vital importancia para el employer branding de una empresa, de acuerdo a un sin número de estudios sobre el tema.

Los seres humanos están programados para la negatividad y los solicitantes rechazados suelen recordar y difundir sus impresiones acerca de las prácticas de contratación de la organización.

RH puede crear buenas impresiones a los candidatos, hayan sido o no contratados, generando una experiencia positiva, según Brin McCagg, CEO y fundador de RecruitiFi, una plataforma de reclutamiento basado en la multitud.

La importancia de dar un buen proceso y trato a los solicitantes, marcarles un buen rumbo, contextos, no hacerlos esperar y no dejarlos en espera. No comunicarles adecuadamente el rechazo no dará una buena imagen.

Las áreas de RH lamentablemente lo está haciendo mal y esto habla muy mal de la empresa pero en especial de las áreas que hoy en día están dando poco valor agregado, como es la de reclutamiento y selección de personal.

 

¿Cómo destacar la importancia de tener un buen proceso de rechazo, es decir, cuando el candidato no tiene una respuesta positiva?

Hay beneficios inmediatos y sobre todo a largo plazo por tener un proceso de reclutamiento positivo, especialmente cuando se trata de rechazos. Desde la perspectiva del employer branding, tener un proceso de rechazo que está mal percibido por sus candidatos repercute negativamente en su capacidad para reclutar a los mejores talentos.

Cuando los candidatos son rechazados de una manera despectiva o incluso si nunca reciben respuesta en todo lo referente a la vacante, los malos comentarios viajan rápido. Ya sea a través de las redes sociales o de boca en boca, potenciales candidatos recibirán información, ya sea positiva o negativa, del proceso de contratación. Mantener un enfoque rápido, sensible y entusiasta arroja una luz positiva en la marca de su organización, no sólo para los candidatos actuales, ya que el proceso también impactará a los futuros postulantes.

La gente quiere trabajar para una compañía que tenga un ambiente de confianza y armonía, por lo que hay una alta probabilidad de que el candidato sea también cliente, e incluso un promotor de la marca.

  • Los estudios muestran consistentemente que los solicitantes que no reciben una respuesta de un empleador no sólo tienen una peor opinión de la marca sino que declaran abiertamente que no comprarán un producto de ellos.
  • Las empresas que se enorgullecen de su servicio al cliente deben de tener el mismo criterio para las comunicaciones con los candidatos.

El mayor error: rechazar sin explicación

El error más grande que los empleadores pueden hacer es dejar a sus candidatos en la oscuridad, es decir, sin respuesta alguna. Es fácil hacer caso omiso de los solicitantes que no serán contratados, pero debemos tomar en cuenta que estos solicitantes se tomaron el tiempo para aplicar y mostraron interés en la empresa.

  • ¿Por qué los empleadores y en especial los reclutadores, profesionales de RH, quieren aplastar ese interés ignorándolos?

Los empleadores que reconocen el valor de cultivar relaciones con los candidatos son siempre los que obtienen a los mejores talentos. Tal vez sea porque tratan a sus empleados existentes mejor, o simplemente porque valoran el reconocimiento personal a nivel organizacional. Además, su proceso de atención y comunicación, aunado a una explicación correspondiente, hace que tenga una buena aceptación entre los que fueron rechazados.

Responder se hace simplemente por cortesía. Es una regla de oro en el trato, ya sea para la vida personal o profesional.

Los candidatos deben ser tratados bajo este mismo principio, que indudablemente hará la diferencia en el impacto de comunicación de la marca. Hecho que deben considerar los ejecutivos de RH.

¿Cuál es la mejor manera de comunicar el rechazo y sus causas a los solicitantes?

La mejor manera es ser honesto y directo. No hay necesidad de darles largas o decirles que una posición podría abrirse en el futuro. Si eso es cierto, está bien. Intentar endulzar el rechazo, no es la mejor manera de hacerlo.

Sé sincero con los candidatos y ellos apreciarán su honestidad. El rechazo no es fácil de escuchar, pero al menos ellos serán capaces de pasar a otras oportunidades.

Además, cada rechazo debe entenderse como una forma de que los candidatos también puedan mejorar y desarrollarse en el contexto correspondiente. De esta manera podrían descubrir que, tal vez, les falta la formación necesaria o la obtención de certificados, o que quizás tengan una serie de errores tipográficos en su currículum.

Si se encuentran algunas deficiencias, se les puede dar un consejo de cómo aprender y crecer para la próxima vez. Sólo hay que asegurarse de ser constructivos al respecto: no burlarse de ellos por los errores de ortografía; y más bien sugerir poner atención en estos detalles para mejorar sus posibilidades con otras compañías. El entusiasmo, la honestidad y la conversación constructiva siempre se deben hacer para una reflexión, que en todo caso le lleve a tener efectos positivos, incluso si se trata de un rechazo.

Es importante darles las gracias por su interés, reconocer el esfuerzo por tomarse el tiempo para aplicar y hacerles ver que pueden crecer con esta experiencia.

Por encima de todo, sólo hay que asegurarse de responderles. Incluso una respuesta genérica es mejor que ninguna respuesta.

La manera en que se responda será un reflejo directo de la marca de la empresa. 

Por lo tanto, hay muchas razones para centrarse en las estrategias de rechazo de la misma manera en que se hace para la contratación. Esto contribuirá para generar un alto impacto en la marca.

Fuente: http://www.shrm.org/hrdisciplines/staffingmanagement/articles/pages/handle-candidate-rejection.aspx#sthash.DtvJlZVR.dpuf