Los temores por el futuro del acuerdo que vale US$1 millón, cada minuto entre México y Estados Unidos.

La posición de México ante el TLCAN

El acuerdo comercial entre los tres países, se firmó hace 23 años

En 1994 comerció un poco más de US$20.000 millones. En 2016, fueron US$1,25 billones. EU y México comercian, US$1 millón cada minuto. En México más del 80% de sus exportaciones tienen como destino el TLC.

Poderes presidenciales en el artículo 2205 y que Nafta establece:

El poder denunciar el Tratado, 6 meses después de notificar por escrito a las otras partes su intención de hacerlo. Cuando una parte lo haya denunciado, el Tratado permanecerá en vigor para las otras partes. Determinar la salida de EE.UU del acuerdo, pero el proceso subsiguiente no es sencillo. No está claro si es responsabilidad del presidente o del Congreso. En términos de política exterior, es presidencial y en términos de acuerdos comerciales es del Congreso.

Probables modificaciones que se mencionan que pueden realizarse

Posibilidad de que México implemente “cláusulas” como: Mejorar sus estándares laborales e implementar leyes ya existentes, uno de los reclamos de algunos de los sectores manufactureros de EU. Las razones estratégicas de la re-negociación del TLCAN.

Si Trump retira a los EU de los acuerdos comerciales, tendrían que pagar un precio.

Imponer aranceles más elevados, incluso como amenaza o maniobra táctica, los países extranjeros pronto podrían tomar represalias. También necesitará de algún tipo de apoyo del Congreso y las medidas podrían ser obstruidas en tribunales por compañías estadounidenses afectadas. En caso de imponer un arancel del 35%, sobre las importaciones procedentes de México, podría reclamar ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), agrupada por 163 países. Trump también amenazó con abandonar, pero un litigio ahí llevaría tiempo. La legislación de EU, autoriza al presidente, que en circunstancias especiales puede imponer un arancel del 15% durante un período de 150 días, pero el hacerlo necesita del apoyo del Congreso. 6 millones de empleos estadounidenses dependen de las exportaciones a México y si fueran afectados, Trump tendría problemas.

El impacto en México, tendría las de perder

35% de los puestos de trabajo mexicanos dependen directamente del comercio exterior, la mayoría en relación con EU. Su capacidad exportadora basada en bajos salarios y un elevadísimo contenido de las exportaciones. De cada dólar que se exporta, para realizarlo, previamente se importan alrededor de 80-85 centavos de dólar. Esto es un fallo de la política económica mexicana, no del TLC.

EU, la balanza comercial con México

• En 2016, negativa para EE.UU., su valor de US $14.705 millones.
• Exporta mercancías por valor de US $55.630 millones e importa de su vecino productos por valor de US $70.336 millones.
• 2015, déficit en la balanza comercial de EU con México fue de US$58.363 millones.
• Déficit con México respecto a la balanza comercial total de EU es del 8%.
• Desequilibrio con China, es de US$ 360.000 millones, frente a los US$58.363 con México.
• El 40% del valor de lo que EU importa de México, realmente se produce en EU.
• Cada dólar gastado en importaciones, 40 centavos son lo que regresan a EU, lo que hace que la balanza comercial sea en realidad positiva para el país del norte. Competitividad en el TLC, EU destaca.
• Sector automóvil, flujo de componentes y accesorios, es intenso hasta la construcción del producto final.
• Sin esta relación, no sería tan competitivo. Importaría más autos de Asía y de Europa exportaría.
• Estima en 6 millones los puestos de trabajo vinculados con la relación con México.

“El gran perdedor: México”

¿Quién ganó y quien perdió en el TLCAN? México es el que más debería quejarse del TLC, cuya principal ventaja es la mano de obra barata. Las exportaciones mexicanas de manufacturas tienen cerca del 60% de componentes importados. México tuvo que abrir las fronteras y bajar los aranceles para los productos de EU.

Fuentes: BBC, El País, revista Nexos.