Una empresa metal mecánica ubicada en Jocotitlán, Estado de México, que no contaba con licencia para operar, además de no tener registros y protocolos de sus emisiones contaminantes

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró de manera total temporal una empresa metal mecánica, ubicada en Jocotitlán, Estado de México, por carecer de la Licencia Ambiental Única (LAU), entre otras irregularidades.

Dicho permiso es un requisito indispensable cuando se trata de industrias que son fuentes fijas de jurisdicción federal en materia de emisiones a la atmósfera, como las químicas, petróleo y petroquímica, pinturas y tintas, automotriz, celulosa y papel.

Asimismo, metalúrgica, vidrio, generación de energía eléctrica, asbesto, cementera y calera y tratamiento de residuos peligrosos.

En un comunicado, señaló que durante una supervisión, como parte del Programa Anual de Visitas de Inspección en materia industrial, la empresa clausurada tampoco presentó su Cédula de Operación Anual ni la bitácora de operación y mantenimiento de las tinas de zincado del establecimiento.

Otra anomalía detectada fue la omisión de aviso de inicio de operaciones del proceso ante la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y tampoco presentó la evaluación de emisiones (neblinas ácidas).

La Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente y su Reglamento en Materia de Registro de Emisiones y Transferencia de Contaminantes, refiere que las fuentes fijas de jurisdicción federal que emitan o puedan emitir olores, gases o partículas sólidas o líquidas a la atmósfera, tienen la obligación de contar con la LAU.

Además no debe emitir contaminantes a la atmósfera que ocasionen o puedan ocasionar desequilibrio ecológico o daños al ambiente. Las industrias deben presentar ante la Semarnat su Cédula de Operación Anual; instalar plataformas y puertos de muestreo; integrar un inventario de emisiones a la atmósfera.

También deben emplear equipos y sistemas de control de emisiones a la atmósfera; canalizarlas a través de ductos o chimeneas de descarga; medir sus emisiones contaminantes a la atmósfera, registrar los resultados en el formato que determine la secretaría y llevar a cabo el monitoreo perimetral de sus emisiones contaminantes a la atmósfera.

La Profepa anunció que continuará con la inspección y vigilancia de establecimientos industriales y de servicios de jurisdicción federal, mediante la ejecución del Programa Anual de Visitas de Inspección, a través de sus delegaciones en las 31 entidades federativas y en la Zona Metropolitana del Valle de México.

Publicado en LE Universal