La apertura comercial incrementa la productividad pero para ampliar los beneficios de esta apertura deben diseñarse políticas laborales que faciliten la movilidad de los trabajadores entre empresas e industrias. Así lo señalan organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional, (FMI), el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio.

Un estudio entre 138 países atribuyó grandes efectos positivos en la productividad con la apertura comercial

Comercio

  • Se encontró que el incremento en la apertura eleva la productividad en 1.23% a largo plazo.
  • Se estima que una reducción de 1 punto porcentual de los aranceles sobre los insumos utilizados en un sector, mejora la productividad total de los factores en ese sector en un 2%.
  • Concluye que la apertura comercial ha producido una productividad más alta, mayor competencia, menores precios y mejores niveles de vida.
  • Se estima que el comercio ha reducido en dos tercios el precio de la canasta de consumo de los hogares de bajos ingresos en una economía avanzada, y en una cuarta parte la canasta de consumo de los hogares de ingreso alto.

Por otro lado, ha afectado negativamente a los grupos de trabajadores y algunas comunidades ante la dificultad para la movilidad laboral

  • Son múltiples las razones que impiden a los trabajadores cambiar de empresa, sector o región, y van desde desajustes de habilidades, fricciones geográficas, distorsiones de las políticas y movilidad del capital.
  • Las habilidades laborales específicas de la industria o empresa pueden no ser fácilmente transferidas entre empresas o industrias.
  • Esto hace que sea costoso cambiar de empleo y para los trabajadores estos costos incluyen la necesidad de readiestramiento, periodos de desempleo más largos o salarios iniciales más bajos en un nuevo empleo que requiere habilidades diferentes.
  • Las fricciones geográficas consideran los obstáculos de los trabajadores y sus familias al trasladarse a regiones en expansión, como la búsqueda de empleo y los gastos de viaje.

México, ejemplo de inflexibilidad laboral

México comercioLos beneficios del comercio se reducen cuando la política frena la flexibilidad del mercado laboral y como ejemplo está el caso de México. Un estudio establece lo siguiente:

La inflexibilidad en el mercado laboral mexicano frenó la reasignación laboral en respuesta a la reforma comercial, de modo que los beneficios de la reforma fueron hasta un 30% menos de lo que se habría logrado en un mercado laboral más flexible.

Facilitar la movilidad de los trabajadores entre empresas, industrias y regiones minimiza los costos de ajuste y promueve el empleo. Las políticas activas del mercado laboral desempeñan un papel importante en el apoyo a estas iniciativas. Si están bien diseñados y adaptados a las circunstancias del país, pueden facilitar el reempleo y aumentar la capacidad de los trabajadores en la búsqueda de empleo, los programas de capacitación y en algunas situaciones el seguro de salarios.

El crecimiento en los ingresos es del 20% en el quintil más bajo de la población, aumenta casi 1 a 1 con el crecimiento del ingreso promedio.

Una mayor integración comercial revitaliza el crecimiento mundial y promueve un entorno comercial inclusivo. Las áreas tradicionales, como la agricultura, necesitan mayor atención, mientras que sectores como los servicios, así como el comercio digital, representan áreas en las que una mayor reforma comercial puede contribuir especialmente al crecimiento. Los acuerdos bilaterales y regionales pueden desempeñar un papel importante para lograr un comercio más abierto, y las innovaciones de estos acuerdos deberían eventualmente ser llevadas al nivel global. En el futuro, la mitigación de los costos de ajuste comercial debe ser parte integral de las reformas comerciales para evitar la costosa remediación social y económica y asegurar un amplio apoyo al comercio.

Fuente: El financiero