Muchas veces la regulación de los países provoca que algunas aplicaciones sean prohibidas. Es el caso de Uber o Secret en Alemania y Brasil. En Hacker repasamos algunas de ellas

n12​Las aplicaciones para dispositivos móviles han cambiado la vida de las personas porque existen desde juegos, pasando por herramientas para trabajar hasta aquellas que ayudan a la movilidad; sin embargo también han surgido varias que han ganado reconocimiento por la polémica que generan.

Este el caso de aplicaciones como Uber, Secret, Cryptic o AirPooler, que se han enfrentado a varias barreras en diversos países, ya sea porque su modelo de negocio puede considerarse como disruptivo, han generado el descontento de industrias o simplemente se enfrentan a un problema de regulación.

Las que más han generado polémica en los últimos meses son las dedicadas a los transportes porque es normal que exista reticencia a la innovación por parte de industrias consolidadas, consideró Efrén Páez, analista económico para América Latina de Mediatelecom.

“No necesariamente se trata de monopolios, pero son industrias que pueden estar protegidas por el Estado o tener un modelo que funciona y que no ha tenido cambios por un largo periodo de tiempo”, advirtió.

Por lo mismo, los usuarios tienen un papel fundamental en respaldar las tecnologías emergentes mediante la demanda y cambios de hábito, lo que a la larga incluso puede generar una modificación en las regulaciones sin olvidar los derechos de autor y la protección del consumidor.

Transporte, en el ojo del huracán

Uno de los casos más conocidos en los últimos meses es Uber, una aplicación creada en San Francisco que permite a cualquier persona dar un servicio de transporte privado.

La molestia de muchas asociaciones de taxistas alrededor del mundo, particularmente en Europa, se debe a que los choferes de Uber no tienen que pagar licencia ni seguro ni otros requisitos que ellos sí deben cubrir.

En su momento el gerente general para México de Uber, Rodrigo Arévalo, comentó a Excélsior que la reacción en países como Alemania y Colombia se debe a que los monopolios del transporte están poniendo barreras a la competencia, cuando el usuario es quien debe decidir qué servicio prefiere.

La presión de los taxistas alemanes provocó que una Corte prohibiera el uso de Uber en el país a finales de agosto imponiendo multas mayores a 300 mil dólares o seis meses de cárcel para los conductores que siguieran ofreciendo sus servicios a través de la aplicación.

Pero ayer un tribunal alemán decidió anular la prohibición, con lo que Uber volverá a operar en tierra teutona.

El cambio en la decisión se debe a que los taxistas tardaron mucho en presentar la demanda, ya que ésta debió interponerse en los primeros dos meses que la aplicación comenzó a operar.

La lucha en tierra alemana no ha terminado, ya que los taxistas están dispuestos a presentar una apelación al considerar que Uber representa una forma extrema de “dumping salarial”.

Otra aplicación que sufre este problema es AirPooler, que permite compartir un avión privado, ya que sufrió una
prohibición por parte de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos porque la regulación no es muy clara en esta materia.

Dicen no al anonimato

Brasil es otro país que ha destacado últimamente por las decisiones que ha tomado con respecto a algunas aplicaciones como Secret y Cryptic debido a que las autoridades exigieron a Google, Apple y Microsoft eliminarlas de su tienda en línea.

Lo anterior porque ambas herramientas manejan perfiles de usuario anónimos que se han utilizado para maltrato, bullying o meterse en la vida privada de terceros a través de la publicación de frases y fotografías.

También hay otras que por su temática han sido polémicas, como Plastic Surgery for Barbie, que se trata de hacer una cirugía plástica a una chica obesa, o Flappy Bird, que en su momento fue borrada por su mismo autor, aunque ya está en línea de nuevo.

Ayudando a los migrantes

La rapidez y facilidad de uso que caracterizan a las apps móviles puede beneficiar la integración de inmigrantes en ciertas ciudades de Europa y Estados Unidos, conocidas por ser polos de atracción para éstos, de acuerdo al centro de estudios Migration Policy Institute (MPI).

Las aplicaciones que ayudan a los inmigrantes lo hacen en tres sentidos: proveen acceso a servicios, dan información y entrenamiento para los recién llegados y fortalecen la participación local política y civil.

Debido a que el smartphone es cada vez más el primer contacto que poblaciones en desventaja tienen con internet, las apps son también una puerta de entrada para entender una ciudad extraña. El hecho de que una aplicación proporciona y usa la ubicación del usuario puede ser aprovechado para reportar problemas en una comunidad. EveryBlock, en Chicago y CitySourced, en algunas ciudades del Reino Unido utilizan GPS y reducen la burocracia al no pedir llenado de datos de locación.

Conociendo ciudades por medio de sus apps

También están las utilizadas para dar acceso a información de servicios de una ciudad, como estacionamiento, condiciones del camino e información de viajes. Aplicaciones como Smart Journey y SFPark están en diferentes idiomas, lo que facilita su uso para inmigrantes, establece el estudio Smart inclusive cities: how new apps, big data, and collaborative technologies are transforming immigrant integration.

Por otra parte, hay ciudades como Los Ángeles, San Francisco y Washington que reducen el miedo de los inmigrantes no documentados al darles también a ellos acceso a tarjetas inteligentes que sirven con una app y les permite vivir una vida urbana normal sin temor a ser identificados.

La portabilidad que caracteriza a las aplicaciones al ser usadas en un smartphone permite a los usuarios tener acceso en cualquier momento, como en traslados. De acuerdo a MPI, los inmigrantes pueden aprovechar ese tiempo en aprender habilidades necesarias para oficios a través de apps de juegos educativos y de entrenamiento, como Skylab US.

También existen otras como Derecho Herenica, que ayudan a los inmigrantes a conocer sus derechos en cuanto a su interacción con agencias de gobierno. CitizenshipWorks da asesoría legal y manda mensajes con la ubicación a familiares y abogados cuando un inmigrante es arrestado.

Fuente: Excélsior