Los líderes ganan confianza y enseñan a la gente, lo que es importante para éllos a través de historias.

El presidente Obama, quien con maestría demostró sus habilidades narrativas en su campaña, se ha descrito recientemente que no hay tiempo para los discursos largos. Tratar de hacerlo demasiado rápido, y en varios frentes puede ser arriesgado , pero el entorno actual exige que se haga mejor.

¿Cómo se obtiene la atención?

El truco consiste en mostrar el movimiento de los temas que importan, ayudando a sus grupos de interés a comprender el significado de lo que usted está apuntando a lograr ¿por qué los asuntos importantes de la organización no deben de ir de aquí para allá?

No hay que renunciar a perfeccionar sus habilidades narrativas; En su lugar, hay que aprender a moverse más rápidamente entre sus diferentes narrativas.

  • A través de la práctica y la retroalimentación, mejora su capacidad de conectarse a través de historias, mientras que los mantiene en cortos para mantener la capacidad de atención sitiados.
  • La era digital nos obliga a desarrollar la capacidad cada vez mayor de no interrumpir su enfoque, ya que el actual estado de ánimo, es ver como un líder tiene la capacidad de transmitir una narrativa que resuene con su gente y los inspira para moverse junto con él en la dirección correcta.

Una buena historia de liderazgo tiene el poder de compartir en los corazones y las mentes. Para ello se tiene que implementar estos seis elementos cruciales:

  1. Basarse en su pasado real y cuál son las lecciones que ha aprendido de ella.
  2. Que resuene emocionalmente con su público, para que a éllos les sea relevante.
  3. Inspire a su público para alimentar  su pasión.
  4. Muestre su lucha entre su objetivo y los obstáculos que enfrentó en la búsqueda de ella.
  5. Ilustre con ejemplos vivos.
  6. Enseñe y transmita una lección importante.

Los líderes en todos los niveles y en todos los ámbitos de la vida pueden mejorar su habilidad, en contar una historia de liderazgo que sea buena, y rápida.

He aquí cómo: pensar en una historia que cumpla con estos seis criterios y transmitir a alguien y a cualquier persona que desea enseñar en menos de dos minutos.

  • Luego pregunte  qué impacto de su historia tuvo en su audiencia ? Cuántos se quedaron callados?
  • ¿Aprendieron lo que quería transmitir? A continuación, repita con otra persona, pero hágalo más rápido; después con otra, aún más deprisa hasta alcanzar el tiempo deseado .

Fuente:

https://hbr.org/2009/08/how-a-2minute-story-can-help-