La tercerización del empleo impulsa la profesionalización de las relaciones laborales, combate el trabajo informal y la desocupación.

Para continuar con la estrategia de formalización del empleo en México, a través de la profesionalización y legalización de la tercerización laboral (outsourcing), Laura Obregón fue nombrada nueva presidente la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH) para el periodo 2015-2017.

Con el nombramiento, la AMECH, fundada en 2002, continuará con su labor de fomentar el desarrollo y reglamentación de la subcontratación de personal para impulsar el desarrollo y competitividad económica en México. Objetivo que comparte con su red de asociados de los que destacan: Adecco, ManpowerGroup, PAE, Randstad y Adsourcing.

El evento, presidido por Rafael Avante, subsecretario de Trabajo y Previsión Social, Carlos Angulo, diputado de Acción Nacional, y directores de empresas asociadas a la AMECH, ratificó el potencial del outsourcing en México que pasó de 13.6% en 2009 a 16.0% en 2014, y que impactó en 49.5% a los servicios financieros, 24.0% al comercio, 18.3% a la manufactura, y 8.2% a los demás sectores, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

“Cuando se aprobó la Reforma Laboral muchos dijeron que al incorporar la figura del outsourcing en la Ley lo que sucederá es que las condiciones de los trabajadores serán precarias. Algunos sembraron pánico en el mundo laboral que provocó reacciones sindicales y empresariales (…) el tema de la tercearización hoy cobra su verdadera naturaleza de profesionalismo que juega en el mercado mexicano”, dijo Rafael Avante.

El subsecretario acotó que la alianza entre AMECH y la STPS está enfocada en cumplir con tres objetivos: 1) Dar claridad del marco normativo; 2) legitimar el capital humano y; 3) promover la legalización de los informales.

Señaló que para dar claridad y legitimar el valor de los trabajadores, la Junta de Conciliación y Arbitraje respaldada por el gobierno Federal fue la encargada de normalizar las interpretaciones excesivas de la subcontratación, para reforzar la profesionalización de las relaciones laborales, combatir el empleo informal y la desocupación.

“Es importante formalizar porque no sólo se trata de respetar derechos legales del trabajador, se trata de fomentar una cultura de la legalidad en el país, y eliminar incentivos y defensas perversas que a todos nos afectan. A través del apoyo a la formalidad se logrará”, agregó.

Argumentó que la creación de empleos formales está ligada con el crecimiento económico. Dijo que “expertos afirman que un punto porcentual refleja alrededor de 200,000 empleos”.

“En 2014 la creación de empleo se elevo 2%, esto significa que la creación de empleos formales registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social es de 714,000 puestos laborales”. Subrayó que “La informalidad disminuyo casi 3% de acuerdo con las estadísticas de INEGI”.