Su alto costo impacta a las empresas y a los trabajadores

En la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) en Chicago en junio 2015, los científicos anunciaron que los nuevos medicamentos inmuno-oncología trabajan contra una gama más amplia de tipos de cáncer, y aún mejor cuando se administra en combinación. 

  • El problema es que estas drogas son de las más caras que el país ha visto jamás. 

Estos medicamentos cuestan demasiado

  • Con un costo de $ 295.000 dólares al año, el precio de la terapia combinada es insostenible. 
  • Y se espera que el problema de los costos de los medicamentos se empeore conforme los estadounidenses se vuelvan más viejos, gordos y las tasas de cáncer crezcan.

La innovación en la industria de farmacéutica es cara y el riesgo debe ser recompensado

Existen algunos nuevos fármacos que aunque sus costos sean muy altos, valen la pena, sin embargo, los precios de los medicamentos en Estados Unidos tienen más que ver con la lógica del mercado.

Por ejemplo Gleevec, un fármaco comercializado por Novartis para tratar el cáncer en la sangre, parecía costoso cuando fue vendido por primera vez en 2001 en alrededor de $30.000 dólares para el suministro de un año, sin embargo, el precio todavía se triplicó en la última década. 

Un economista secamente comentó en una sesión a puerta cerrada con expertos de precios en ASCO que simplemente no pudo encontrar la teoría económica para explicar cómo las compañías establecen los precios de sus medicamentos. 

  • Durante años, el alto precio de los medicamentos estadounidenses se había visto como un éxito: las compañías farmacéuticas estaban siendo recompensados por las innovaciones que beneficiaban a la gente. 
  • Sin embargo, demasiadas medicinas han tenido por mucho tiempo precios descomunales para beneficios triviales. 

Un ejemplo es Avastin, uno de los medicamentos contra el cáncer más populares en el mundo. Genera miles de millones de dólares al año para la compañía farmacéutica Roche, pero su utilidad o funcionamiento es cuestionado por muchos. 

Las compañías farmacéuticas también tienden a cobrar más caro a los estadounidenses por el mismo medicamento a comparación de otros mercados, debido a que otros países tienen un sistema de pago que negocia mejores ofertas para los consumidores.

Este problema de la elevación de costos de medicamentos dudosos se ha empeorado en Estados Unidos por varias razones: 

  • En primer lugar, las compañías farmacéuticas pueden recomendar directamente a los pacientes en los Estados Unidos, lo que ayuda a garantizar la demanda. 
  • En segundo lugar, los aumentos de precios han sido invisibles para los pacientes y sus médicos, en parte debido a que los planes de seguros de salud protegen a los compradores de los verdaderos costos de sus medicamentos. 
  • En tercer lugar, Medicare, el programa de salud pública para los mayores de 65 años de edad es el mayor cliente de medicamentos en el país, sin embargo, no está autorizado a negociar precios con las empresas farmacéuticas. 

La nueva guerra contra las drogas

Ante el aumento de precios de los medicamentos, las aseguradoras tienen dos opciones:

1.-Pueden elevar el costo de su seguro, como a muchos les gustaría hacer este año. 

2.-O seguir limitando la cobertura de sus planes, ya sea mediante el uso de copagos en medicamentos o aumentar la cantidad que los pacientes deben pagar de su bolsillo antes de que el seguro comience (es decir, los planes con deducibles altos). 

Sin embargo, los planes con deducibilidad alta tienden a disuadir a que los pacientes busquen ayuda médica. 

Si los altos precios de los medicamentos especializados llevan a más gente a planes con deducibles altos, entonces las necesidades de unos pocos elegidos pueden llegar a distorsionar los resultados de salud de las masas. 

Ejemplos como pacientes que son llevados a la ruina por los costos de sus medicamentos, y otros que se ven obligados a abandonar por completo los tratamientos que les salvarían sus vidas.

 

El aumento de los precios de los medicamentos crea otros problemas

  • Las empresas que se ven obligadas a pagar mejores seguros de salud para sus trabajadores están menos inclinados a aumentar los salarios.

Medicamentos para la hepatitis C tendrán $ 20 mil millones en ventas este año. Dividido entre 180 mil trabajadores, resulta un impuesto de 5 centavos por hora en cada cheque de pago. 

En los últimos años la compañía ha comenzado a excluir medicamentos de la cobertura si son visto como demasiado caros o decepcionantes. 

El año pasado Express Scripts decidió excluir medicamentos en la cobertura de los seguros si estos resultan muy caros. El año pasado, por ejemplo, renunció al uso del medicamento de Gilead para la hepatitis pues su costo era de 84.000 dólares, y cambió por una alternativa más barata.

Si los precios de las medicinas siguen subiendo, habrá que esperar que otras compañías de seguros sigan este ejemplo.  

Fuente: http://www.economist.com/blogs/democracyinamerica/2015/06/pharmaceutical-pricing