Factores que impulsan cambios en las agendas de los equipos directivos y el repensar de la gestión del rendimiento.
  • Su revisión es un proceso de inversión de 1,8 millones de horas en empresas, sin ajustarse a las  necesidades de los negocios.
  • Restringe creatividad, se genera montañas de papeles y  sin servir a ningún propósito real.
  • Prácticas del siglo pasado, provocando  la no colaboración e innovación.
  • Su proceso viene siendo un problema perenne, ante urgencia del mercado laboral que está en crecimiento.
  • Su foco reanudar la retención.
Principales razones que se han dejado la revisión anual en las compañías:

Enfasis en recompensar. Castigos financieros en la estructura de fin de año. Rendir cuentas son comportamientos pasados a expensas de mejorar el desempeño actual y limpiar talento para el futuro. Factores críticos de supervivencia a largo plazo en las organizaciones.

Conversaciones sobre desempeño y desarrollo hacia el rumbo de la construcción de la fuerza de trabajo. Enfoque hacia los cambios que se necesitan para ser competitivos en la actualidad y a futuro.
• Se estima que alrededor del 70% de las empresas multinacionales, se están moviendo hacia este modelo.

Tensión en enfoques tradicionales con los nuevos, derivándose de una larga disputa sobre la gestión de personas:

  • “Obtener talentos”, contratando más empleados para ser más productivos.
  • Principales motivadores del dinero, perseguir el deshacerse de los débiles. Buscar hacer maleables a los empleados con esto.
  • Cambio de la manera de realizar el entrenamiento, bajo una gestión eficaz, con recompensas intrínsecas, crecimiento personal y sentido de progreso en el trabajo.

Evaluaciones tradicional, oscila hacia puntos de vista del rendimiento que se convierte en dificultad de soportar en una época de baja inflación. Los presupuestos de pago por mérito son menores.

Estorba el mantener puntos de vista atrasados contra el reciente énfasis en la mejora del crecimiento sobre la rendición de cuentas.

La nueva perspectiva debe de mantenerse bajo la visión de impulsar a las necesidades del negocio y no impuestas por la gestión de RH.