Estos son ideales para puestos intermedios y de liderazgo

1. Más experiencia

La posibilidad de tener a profesionales experimentados que permite ahorros en tiempo de su supervisión. La relación entre costos y rendimiento es excelente para las compañías, pues obtienen buenos resultados desde el primer momento, ya que los trabajadores tienen una curva de aprendizaje muy rápida al proceder de otras empresas donde ya se les ha formado.

#PAEMX

2. Sueldos adaptados al mercado actual

Los sueldos de los seniors se han reducido entre un 25% y un 40%. Existen nuevos marcos legislativos de contratación que favorece su incorporación. Las compañías que encuentren empleados y directivos senior valiosos, sus costos se amortizaran rápidamente.

salario

3. Redes de contacto y conocimiento.

En un mundo interconectado las empresas valoran cada vez más las redes de contacto, en el caso de estos suele ser mayor y de más alto nivel jerárquico que la de otro tipo de trabajadores. Los años de experiencia en el desempeño de su trabajo les llevan a tener amplios conocimientos sobre la competencia, los proveedores y los clientes. Poner en valor sin prejuicios esos conocimientos y aprovecharlos es el reto de las empresas.

 #PAEMX

4. Menor rotación

Son más realistas en cuanto a sus expectativas de futuro por lo que su nivel de compromiso es más elevado. Cuando estos profesionales consiguen re-colocarse valoran mucho su nuevo puesto y por ello su rotación es más baja que en otros grupos.

#PAEMX

5. Mayor motivación

Las empresas están siendo más selectivas a la hora de hacer jubilaciones anticipadas. El talento auténtico es un bien escaso y tener 51 años, por ejemplo, no es una buena razón para desprenderse de él. Es un grupo igual o más motivado que otros ya que aún pueden tener importantes necesidades financieras, por lo que saben valorar el tener una nueva oportunidad y les lleva a estar más implicados en lograr buenos objetivos tanto para ellos como para la empresa.

 #PAEMX

Todo se reduce a una palabra:

CONVENIENTE

Los trabajadores senior vuelven a ser vistos como un activo laboral gracias al conocimiento y la experiencia que éstos acumulan y que les lleva a convertirse en “agentes de conocimiento” para el resto de la plantilla.

Se cree que los baby boomers, nacidos entre 1945 y 1964, no se van a retirar automáticamente a los 65 años sino que continuarán activos en trabajos a tiempo parciales o estacionales.